Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

AVES NO VOLADORAS – Con los pies en el suelo

▶ Aves en pleno vuelo Serenas, veloces, ingrávidas

✅Pero volar requiere fuerza y muchas energías Especialmente para alzar el vuelo Aunque el esfuerzo merece la pena

Volar brinda acceso a nuevos métodos de caza y a nuevos alimentos También permite construir nidos seguros en lugares inaccesibles Y lo que es más importante, alzando el vuelo puedes escapar de tus enemigos Y sin embargo hay aves que prefieren viajar a pie Alrededor de 40 especies han renunciado a volar

Como los peludos kiwis Los primitivos calamones takahe de Nueva Zelanda y los gigantescos avestruces ¿Pero qué ventajas tiene? ¿No es maravilloso volar? ¿Quién renunciaría a algo así?

 

CON LOS PIES EN EL SUELO: AVES NO VOLADORAS

Todos se preparan para el nuevo día, cada uno a su manera La garcilla bueyera comienza con unos ejercicios de equilibrio La viuda colicinta hace acrobacias aéreas

Esto es la sabana, el hábitat de las aves más grandes de la tierra El avestruz macho es más oscuro y algo más grande que la hembra Ambos pesan más de cien kilos Comparten los pastos con otros muchos animales herbívoros Y también el agua, cuando hay

Compartir el territorio con otras especies tiene sus ventajas Los antílopes tienen un excelente oído; las cebras tienen un olfato sobresaliente; y los avestruces tienen una visión extraordinaria Una amplia vista panorámica sin necesidad de mover la cabeza Desde sus dos metros y medio de altura nada escapa a sus ojos De hecho tienen los ojos más grandes de todos los animales terrestres

¿Un babuino? Está solo y no representa una amenaza ¿Pintadas? Solo piensan en sus escarceos Pero con este predador sí hay que tener cuidado Sin embargo la hiena trota despreocupadamente ¿Espíritu cazador? No precisamente

Si es necesario, uno tiene que ser capaz de correr En este aspecto nada puede vencer a los avestruces Son los mejores corredores de fondo del planeta, capaces de correr hasta 20 minutos a más de 60 kilómetros por hora Unas patas veloces para escapar son vitales en la sabana Incluso las crías que acaban de llegar al mundo comienzan su vida corriendo

 

Este es el punto débil de los avestruces

Como aves, ponen huevos Y la triste realidad es que los huevos no pueden correr ¿Y cómo consiguen criar a sus pollos sin protección en la sabana? Cuando se acerca la época de apareamiento las patas y el pico de los machos enrojecen Es un signo inequívoco de su estado interior

Y a continuación aumenta su agresividad Es necesario marcar un territorio vedado a los machos rivales Comienzan a mostrar ostentosamente su masculinidad Y si eso no funciona En la época de apareamiento su sangre está cargada de adrenalina Y los avestruces no son los únicos que sienten sus efectos Pero algo está ocurriendo en los cielos Todos parecen saber lo que se avecina

El aguacero consigue enfriar los ánimos Y cada uno capea el temporal a su manera La lluvia se lleva las rivalidades Un vecindario en calma ¿A quién pertenece cada territorio? Ahora eso no parece importar

Como suele ocurrir a principios del verano, la tormenta no tarda en pasar Ahora el tiempo es extremadamente variable Y con el sol, vuelve a aumentar el deseo Ahora el avestruz macho, con las patas encarnadas, corteja a la hembra Ella lo recibe con las alas abiertas, en un gesto de invitación

El macho sabe lo que se espera de él Se postra a los pies de la hembra y le muestra sus talentos Grita con todas sus fuerzas mientras se ofrece a ella como compañero Lo ha conseguido Ella parece impresionada y le invita a El romance no siempre es tan apasionado y prolongado, pero estos dos parecen hechos el uno para el otro

La cuestión es cuánto durarán ¿Permanecerán juntos o, como es lo más habitual, se irán cada uno por su lado? Pasan unos momentos y todo queda claro

Con alas temblorosas ambos manifiestan la intención de convertir lo suyo en algo estable Es como si se estuvieran comprometiendo formalmente Por supuesto, hay quien consigue lo mismo con mucho menos esfuerzo Entre los abejarucos solo hace falta un insecto recién capturado Los pequeños regalos también pueden seducir

La pareja de avestruces ha construido su nido en la llanura Es una simple depresión en el suelo, nada más El primer huevo ya quiere ver la luz del día La operación dura menos de un minuto Solo tiene que empujar un poco

Gruñir un poco Y pone la piedra angular de una nueva familia Todo se ha puesto en marcha y parece ir por buen camino Cada dos días pone un huevo más, y el hoyo cada vez está más lleno Como propietaria del nido puede estar satisfecha Ha cumplido con su parte

Sus vecinos, por otra parte, siguen cortejándose y apareándose a su alrededor Las hembras que no se asientan permanentemente ni construyen su propio nido necesitan encontrar un lugar donde poner sus huevos Y es por ello que la propietaria del nido empieza a recibir visitas Son otras hembras del vecindario Y dado que la recién llegada también está poniendo, se avecinan problemas

Llegan otras dos hembras más que también quieren poner sus huevos Las tres se empeñan en hacer levantarse a la dueña del nido Y no juegan limpio En cuanto el nido queda libre, una de las hembras intrusas se acomoda para poner su huevo junto a los demás Las otras dos la apremian para ocupar su lugar

Hecho Al fin y al cabo solo es un huevo más La siguiente se sienta y pone otro huevo Por último la tercera pone el suyo, y se van Ahora hay en el nido entre 20 y 30 huevos, contando con los de las visitantes

Muchos más de los que podría haber puesto sola la madre Y ahora hay que incubar los huevos Para ello la hembra y el macho hacen turnos Por fin la madre tiene un rato para desentumecerse y, sobre todo, para comer Hierba, semillas, insectos

Todo va a parar al buche sin masticar Y de vez en cuando, unas piedrecillas Como si fueran pequeñas piedras de molino, le sirven para triturar el alimento cuando el contenido del buche se desliza finalmente hacia el estómago

Terminó la hora de comer El macho y la hembra se saludan antes del ritual del cambio de guardia Los dos necesitan poder confiar en el otro Si los huevos se quedan solos no eclosionarán Necesitan estar protegidos del intenso sol durante el día y del frío por las noches

También hay que voltear los huevos de cuando en cuando Es por precaución, para evitar que lo que hay dentro se pegue y ayudar al embrión a desarrollarse mejor En resumen, los huevos necesitan protección y atención día y noche Ahora el macho tiene unas horas libres, y las dedica a la búsqueda intensiva de alimento Limpia la hierba de semillas, lo que es más práctico que tener que picotearlas en el suelo

Lo importante es saciar el apetito antes de volver a entrar de guardia en el nido Pero de alguna forma se olvida de la hora y regresa con retraso Comprensiblemente, su compañera reacciona con indignación, y se marcha sin un gesto de reconocimiento tan pronto como lo ve acercarse El macho primero tiene que resolver un rompecabezas: cómo proteger tantos huevos como sea posible bajo su plumaje No es cosa fácil cuando tu cerebro es más pequeño que tus ojos

Un último ajuste Y asunto resuelto O quizá aún cabe uno más

Los huevos que se han quedado fuera del nido corren peligro Sus posibilidades de desarrollarse son menores, y además hay predadores interesados ¿Pero cómo romper la cáscara? Las mandíbulas de la hiena son demasiado pequeñas Quizá jugando al fútbol con ella lo consiga Y

gol Una vez agrietada la cáscara, puede romperla con los dientes Este huevo ha sido un buen desayuno

Pero quizá ahora habría que buscar algo más consistente Puede que la avutarda kori no sea muy ágil Pesa unos 20 kilos y se pasea como un pequeño avestruz Pero cuando es necesario, como en este momento simplemente despega

La avutarda kori es la más pesada de las aves africanas voladoras Eso es algo con lo que los avestruces solo pueden soñar ¿Es que se han vuelto demasiado pesados? ¿Es esa la razón de que ya no puedan volar? No puede ser tan sencillo Porque hay aves muy ligeras que han perdido la facultad de volar, como nos muestra la avifauna de Nueva Zelanda Nueva Zelanda no solo es uno de los países más hermosos de la tierra

Es una tierra altamente inestable Fuentes hidrotermales, volcanes y terremotos son recordatorios de las fuerzas tectónicas que operan bajo tierra Hace 70 millones de años estas fuerzas separaron Nueva Zelanda del continente australiano y la empujaron hacia el Océano Pacífico como una inmensa balsa Por cuestión de azar, no había mamíferos en esa balsa, ni ágiles y mortíferos predadores La evolución de la vida en Nueva Zelanda siguió un rumbo diferente

Aquí es donde aparecen reptiles únicos, como el tuátara, o esfenodonte También es donde insectos gigantes reptan bajo la hojarasca Y es donde algunas aves, igual que el avestruz, han perdido por completo la capacidad de volar Como los famosos kiwis, el ave nacional de Nueva Zelanda En contraste con los avestruces, los kiwis son pequeños, apenas mayores que un cuervo

El sobrepeso no puede ser la razón de que no vuelen De noche, cuando hay luna llena y baja la marea, a los kiwis les gusta salir a la playa para buscar larvas y huevos en la arena Y esta es la razón de que dejaran de volar Las alas son inútiles para rebuscar en el suelo larvas y gusanos Y cuando no hay predadores por los que preocuparse, tampoco hay necesidad de escapar por el aire

A los kiwis les compensa caminar Así ahorran las energías que tendrían que invertir en volar Incluso han prescindido de las alas No las necesitan para caminar de noche La excursión a la playa toca a su fin

Un último sorbo para el camino y es hora de regresar al bosque Son aves pequeñas, pero grandes corredoras

No se puede alcanzar a un kiwi tan fácilmente Nueva Zelanda, la tierra donde las aves caminan O muchas de ellas, al menos Por su tamaño, el rascón weka podría alzar el vuelo fácilmente Pero desplazarse a pie es más útil

De esta forma no deja piedra por remover en su constante búsqueda de comida Finalmente encuentra los escasos restos de un mejillón Tiene que haber algo mejor por aquí Y la comida solo está a un par de saltos Es un pájaro en todos los sentidos de la palabra, excepto por su incapacidad de volar El calamón takahe se oculta entre los altos tallos de tusac Es un pájaro de aspecto primitivo que no puede negar sus orígenes prehistóricos Y también es peatón

Como el kiwi, busca su comida en el suelo Es herbívoro, y tan bien educado que utiliza las patas para comer Y como, una vez más, no hay predadores, no hay necesidad de volar Volar puede estar bien, pero también puede ser un desperdicio de energía Es mejor invertirla en algo más práctico, como criar a sus pollos, por ejemplo

Los ejemplos de Nueva Zelanda muestran que cuando no hay predadores, caminar es una opción para las aves Pero en África no se puede decir que falten predadores Se podría pensar que este es el peor entorno imaginable para las aves no voladoras El caracal caza incluso aves voladoras saltando en el aire Este nido está demasiado bajo para ser seguro La sabana, con sus poderosos predadores y sus aves no voladoras ¿Cómo pueden sobrevivir? Esta hembra y su pareja han conseguido salir adelante hasta ahora Macho y hembra se turnan empollando Hay más de 20 huevos en el nido

La temporada de cría podría ser un éxito Podría Pero en la oscuridad acechan muchos peligros

En los árboles parece reinar la tranquilidad Un grupo de papiones está pasando la noche en sus ramas Pero su presencia cerca del nido de los avestruces no es una coincidencia Antes del amanecer comienza el ataque La luz del día revela la magnitud del desastre Todo lo que habían protegido tan cuidadosamente, está ahora roto y desperdigado Los padres parecen perplejos

Pero otros disfrutan del botín El banquete de huevos dura varias horas Unos los comen a manos llenas Otros delicadamente, con los dedos Y todos ellos con ansia Pero hay otros que quieren participar del festín

Los facoceros apuran los restos Pero entonces hace su entrada el alimoche común o buitre egipcio

Ha encontrado un huevo que sigue intacto Pero es demasiado duro para romperlo con el pico Aunque puede que tenga una solución Si acierta en el blanco El siguiente lanzamiento es demasiado débil

Pero la elección del método y la herramienta ha sido correcta De esta forma el alimoche consigue alcanzar la yema del huevo Y todo ello a expensas de los avestruces, que han perdido a toda su nidada Pero el kiwi y otras aves no voladoras deben tenerlo más fácil, o eso se podría pensar, en el paraíso de Nueva Zelanda, sin enemigos ni ladrones de huevos Y así eran las cosas hasta hace unos mil años, cuando primeros navegantes descubrieron estas islas

Y en sus barcos venían otros pasajeros En poco tiempo las ratas que habían quedado varadas conquistaron el archipiélago, repleto de presas indefensas, y sin tener que enfrentarse a ningún rival Los kiwis fueron los más afectados, dado que, como las ratas, son animales nocturnos Se suponía que los gatos acabarían con las ratas, pero en lugar de cazar roedores preferían los torpes polluelos de estas aves no voladoras Los pósums, introducidos para la cría por su piel, agravaron el problema

Aunque suelen alimentarse de la vegetación, prefieren comer huevos y polluelos Así, este paraíso aviar se convirtió en un infierno para las aves no voladoras Y entonces llegaron las martas, importadas de Inglaterra como una supuesta arma biológica para acabar con la plaga de conejos que se reproducían sin freno Por desgracia el resultado fue el mismo Las martas ignoraron a los conejos, pues tenían a su alcance huevos y polluelos

Estos predadores foráneos cayeron por sorpresa sobre los indefensos kiwis La población de kiwis está disminuyendo a gran velocidad Y no son precisamente animales prolíficos, ya que por lo general ponen un solo huevo al año El futuro no parece muy brillante para las aves no voladoras de Nueva Zelanda ¿Pero por qué es diferente la situación en África? A pesar de los ataques y saqueos de huevos, los avestruces no son considerados una especie amenazada

Hay pérdidas, por supuesto Esta pareja ha perdido a toda su nidada en el ataque de los monos Este año ya no podrán criar polluelos Pero a diferencia de las aves neozelandesas, estos avestruces tienen la posibilidad de compensar las pérdidas La historia de nuestra pareja tiene un final feliz

Los primeros pollos ya han salido del cascarón, y vienen más en camino Recién llegados a este mundo y un tanto desorientados, ya tienen que sostenerse sobre sus dos patas y buscar algo que picotear, porque sus padres no los alimentarán Por supuesto, siempre corren el riesgo de que algunas cosas no sean de su agrado Son los pollos más pequeños del mundo, comparados con el tamaño de sus progenitores, que por cierto están desbordados

Además de atender a los polluelos que pululan a su alrededor, tienen que proteger los huevos restantes y seguir incubándolos Al ser ovíparos, los avestruces tienen que mantener una residencia estable durante la cría Los mamíferos como los facoceros tienen una mayor movilidad Durante la gestación la hembra lleva a las crías en su interior, y después de nacer simplemente corren a su lado Con autoservicio incluido

Pero para producir una leche nutritiva, hay que comer alimentos nutritivos Un poco de carne acompañando a la hierba nunca viene mal La hembra no le haría feos a un polluelo si se pusiese a su alcance Esto es aún más cierto en el caso de los carnívoros puros, como los chacales Aquí ellos son el mayor peligro para los pollos de avestruz Pero deben tener mucho cuidado con sus padres Ahora los avestruces también se han puesto en marcha, tras abandonar el nido definitivamente

El grupo de pollos es casi invisible en la hierba Y uno de los padres siempre vigila los alrededores Una piedrecita de vez en cuando para ayudar a la digestión Quizá más pequeña Cada error es una lección aprendida Pero la hierba tierna es la comida favorita de toda la familia Y los pequeños no pueden parar de comer Las aves no son rumiantes

Si lo fueran, podrían descansar y dormir la siesta sin dejar de masticar De cuando en cuando alguien tiene que recoger la basura Muy probablemente esa pelota también contiene excrementos de avestruz Es mucho más cómodo caminar por la carretera Incluso los escarabajos peloteros parecen estar de acuerdo

Sobre la tierra prensada la pelota rueda mucho mejor Hoy hay mucho tráfico En la carretera no hay nada que comer, pero lo importante es que al caminar más rápido se fortalecen las patas si eres capaz de mantener el ritmo Este pequeño se está quedando rezagado

Pero sus padres lo esperan pacientemente Saben que la carretera es peligrosa para los pequeños, menos por el tráfico rodado que por la falta de abrigo y protección Pero te pueden ver Desde arriba, a vista de pájaro Los padres llaman a sus polluelos

Mientras estén protegidos por sus padres, ningún ave de presa se atrevería a atacarles Ahora mismo lo más importante para los pequeños es mantenerse unidos Apartarse del grupo puede tener trágicas consecuencias Pero hay tantas cosas nuevas que curiosear, que a veces te alejas y de repente no sabes dónde estás La hierba te bloquea la visión, y no puedes ver ni oír a tus padres Esto no va a acabar bien Y por si fuera poco, se acerca una tormenta

Los otros polluelos han tenido suerte Tenían un acogedor refugio a mano Su hueco plumaje no es precisamente impermeable Los padres ya están acostumbrados a estas tormentas, y esperan resignados a que termine “¿Podemos salir ya?”

“No, todavía no” “¿Y ahora? ¡Por favor!” Hay que prepararse para la siguiente etapa del viaje En una familia con tantas crías ¿se darán cuenta de que falta una? Después de la tormenta, el sol ha ganado la partida Al mediodía las temperaturas pueden superar los 40 grados El polluelo perdido sobrevivió al aguacero, pero está muy débil Y el calor está acabando con él

Es el fin de una breve vida El sol del mediodía cae a plomo sobre la sabana Todo el que puede busca un lugar a la sombra donde descansar Ahora los polluelos necesitan descansar más a menudo Ni siquiera un avestruz puede pasarse la vida andando

Algo ha llamado la atención de este caracal Intenta reanimar al pollo muerto de una forma muy particular

Las avefrías coronadas están nerviosas, y empiezan a acosar a la pareja de avestruces Es extraño, ya que no son sus enemigos, y las pequeñas avefrías no pueden hacer ningún daño a estos gigantes ¿Pero entonces por qué lo hacen? Las avefrías también están criando, y temen que una de las grandes patas de los avestruces aplaste inadvertidamente a uno de sus polluelos Por ahora ha habido suerte, pero siguen molestando a los grandes pájaros hasta acabar con su paciencia Los avestruces, exasperados, cambian de dirección

Aunque por desgracia la cola de este ha salido algo mal parada Los pollos de avestruz están indefensos, y su tamaño los convierte en una presa ideal, incluso para omnívoros como los facoceros No hay duda de que el peligro acecha El padre se queda con los polluelos, mientras la madre se enfrenta a los facoceros Una patada de la hembra podría matarlos, pero los salvan sus veloces quiebros

La luz dorada del atardecer contribuye a crear una impresión de calma y tranquilidad Pero esta es la hora del chacal Vigilantes y desconfiados, los avestruces siguen buscando un lugar seguro para pasar la noche Excavan un hoyo poco profundo con las alas en la tierra para proporcionar a sus polluelos un refugio seguro Los predadores acechan a la espera de su oportunidad

Para los avestruces va a ser una noche larga y tensa Las aves no voladoras de Nueva Zelanda se encuentran en una situación muy diferente, y no podrían sobrevivir sin la ayuda de los humanos Cada año se dispersan muchas toneladas de veneno para ratas El propósito de estas acciones es aliviar la presión que sufren los kiwis, cuyo futuro pende de un hilo También se está intentando controlar las poblaciones de martas con trampas especiales

El cebo es un huevo de gallina y un poco de carne A continuación, como en una ratonera, se monta el resorte Ahora lo único que hace falta es una marta Jon y su perro rastreador de kiwis Jet trabajan siguiendo un enfoque diferente Como guarda forestal, Jon cuida de los pájaros y los protege

Ha puesto transmisores a algunos kiwis para poder localizarlos con mayor facilidad Pero ahora va a llevarse una sorpresa El perro hace honor a su profesión y encuentra una nueva madriguera de kiwis Y además está habitada Agarrándolo con cuidado por las patas, Jon acaba de encontrar a un nuevo kiwi adoptivo

Primero tiene que tranquilizarlo, y después lo pesa Casi dos kilos, un peso perfecto Y parece estar sano Así que de vuelta al nido Jon va a acogerlo bajo su ala, ya que parece haberse quedado solo

Ahora hay qué ver cómo van las cosas en el frente de las martas La bióloga Ines Broekemar espera que la trampa haya funcionado El resorte la ha matado instantáneamente Es una pena por el hermoso animalito, pero si no se pone freno a su población el ave nacional de Nueva Zelanda pronto será algo del pasado Sin las medidas de protección, el calamón takahe también se habría extinguido ya

A primera vista parece que estos pájaros viven en libertad Pero en realidad se encuentran en un recinto protegido por altas cercas metálicas, a salvo de predadores como ratas, gatos o martas Viven aislados, como en una cápsula del tiempo, sin predadores importados Así intentan los neozelandeses salvar a los kiwis de la extinción ¿Por qué en África todo es tan distinto? ¿Cuál es el secreto de los avestruces? ¿Y por qué su población no disminuye, a pesar de los ataques de felinos, monos y hienas; de que sus polluelos son tan vulnerables y de que están atados al suelo durante toda su vida? A los padres les gustaría tener una vida un poco más tranquila, pero una vez más son los polluelos los que quieren empezar ya el día

Están ansiosos por ponerse en marcha, aunque sus padres todavía no están listos Estos pequeños tendrán una vida difícil, y solo uno de cada diez llegará a la edad adulta Es un número preocupantemente bajo Y sin embargo las poblaciones de avestruces se mantienen sin ayuda El secreto de su éxito se encuentra en el pasado

La historia de los avestruces comenzó hace millones de años Perdieron la capacidad de volar en un pasado muy lejano, cuando los predadores eran pequeños e inofensivos No tenían nada que temer de ellos De hecho ocurría lo contrario Según los predadores se volvían más fuertes, más veloces y capaces de saltar más alto, ellos evolucionaron en consonancia

También crecieron considerablemente en peso y tamaño Dado que ya no necesitaban volar, podían permitírselo Incluso desarrollaron unos pies más veloces con solo dos dedos que les permitían ser más rápidos que sus enemigos Al correr se impulsan con las puntas de los dedos, y pueden dar zancadas de hasta cuatro metros No es extraño que los avestruces adultos prácticamente no tengan enemigos

Lo más problemático es el alto índice de mortalidad de sus pollos Para contrarrestarlo excavan grandes nidos en los que ponen huevos múltiples hembras De esta forma compensan las pérdidas con el nacimiento de un mayor número de pollos E incluso aunque pierdan una nidada, los avestruces pueden vivir más de 30 años, por lo que tendrán numerosas oportunidades de reproducirse Esta es otra de las estrategias que han contribuido a su supervivencia

Las aves no voladoras de África tienen una larga historia que comparten con sus adversarios En agudo contraste con las de Nueva Zelanda, han conseguido evolucionar con sus enemigos y coexistir con ellos volando alto con los pies en el suelo