Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis

CANADÁ – Columbia BRITÁNICA Salvaje ???

Situada entre la cordillera de las Montañas Rocosas y el Océano Pacífico, Columbia Británica es la provincia más occidental de Canadá Su biodiversidad y su abundante fauna la convierten en una de las regiones más ricas del mundo en la que oso grizzli reina como dueño y señor

Columbia Británica es una región vasta, majestuosa y diversa Y eso la convierte en uno de los muchos territorios vírgenes que debemos preservar COLUMBIA BRITÁNICA UNA TIERRA SALVAJE A PRESERVAR Un documental de Franck Decluzet Vamos a recorrer Columbia Británica para descubrir sus cuatro ecosistemas principales, cuatro mundos diferentes en los que la vida ha encontrado un lugar para prosperar

Esta provincia, que ocupa el 10% del territorio canadiense y solo tiene cuatro millones y medio de habitantes, guarda un auténtico tesoro: el agua Muy abundante, ha dado forma al paisaje y alimentado a su fauna El agua es decisiva para que florezca cualquier forma de vida Nos encontramos, en una de las cinco grandes cuencas hidrográficas canadienses, la del Pacífico Esta cuenca, que limita al este con las Montañas Rocosas, recoge el agua de una región de más de un millón de kilómetros cuadrados

Sus ríos principales, los ríos Fraser, Columbia y Yukón, transportan enormes caudales Las lluvias procedentes del Océano Pacífico y el agua del deshielo de los glaciares de montaña nutren estos ríos Los ríos se abren paso hasta los estuarios y son esos caminos de agua los que cada año usan unos viajeros incansables que migran hasta el corazón de este territorio Es la época de “la carrera del salmón”, cuando los salmones del Pacífico llegan para remontar los ríos Poco importa que el recorrido esté sembrado de obstáculos

La fuerza física de estos peces impresiona Y también su fuerza moral que se puede resumir con una palabra: ¡determinación! Tras muchos años en el mar, los salmones regresan a los ríos que los vieron nacer Los han conservado en su memoria, una memoria olfativa El olor del agua del río, cargada de minerales, impregna sus recuerdos Y, sin duda, su extraordinaria capacidad para orientarse en el campo magnético terrestre ayuda a estos peces a encontrar el lugar donde nacieron en el curso superior de los ríos

Aunque la tarea es ardua, merece la pena, porque es la época del desove, la reproducción de los salmones Por supuesto, estas concentraciones de peces no tardan en atraer la atención de los depredadores Los salmones tendrán que pagar el precio de su obstinación Porque si el río es el sueño de los salmones, el oso grizzli encarna su peor pesadilla Y precisamente en estos parajes los plantígrados abundan

Están hambrientos y se acercan al río como quien se acerca a la pescadería de la esquina Es la estación de la abundancia en el río y los salmones, agotados por el viaje, parecen sonámbulos De hecho, están a punto de morir Es un banquete al aire libre para los insaciables osos Antaño presente en toda América del Norte, el oso grizzli, con su inconfundible silueta corpulenta y musculosa, solo ha resistido en el noroeste del continente

 

Fauna y flora de Canadá

Columbia Británica alberga ella sola a más de la mitad de la población canadiense de osos grizzli La parsimonia con la que se alimenta este oso parece impropia de su colosal tamaño y de su legendaria fuerza Los pueblos locales que tan bien lo conocen, dicen que un oso grizzli tiene cinco mandíbulas, una en la boca y cuatro en los extremos de sus patas El verano se aproxima a su fin y los osos se preparan para los largos meses de hibernación Necesitan duplicar su peso y alcanzar, en el caso de los machos, los 400 kilos

Engordan hasta parecer toneles Cuando el bosque se torna amarillo, los osos tienen que especializarse Su técnica consiste en aprovechar las partes más nutritivas de los peces Los huevos de las hembras son el bocado más codiciado y, a continuación, la piel y los músculos del lomo, muy ricos en grasas Solo consumen entre el 5 y el 10% del pez, los restos acabarán en otros estómagos

A su manera, los osos grizzli ayudan a dispersar por los ecosistemas próximos a los ríos los elementos nutritivos que contienen los salmones En su elemento en estas aguas gélidas, los osos se atiborran, literalmente, durante varias semanas Esa estrategia les permite preparar eficazmente su metabolismo en previsión del largo invierno que pasarán encerrados en lo más profundo de sus oseras En el siglo XIX, el oso grizzli estaba presente en prácticamente todos los Estados de la América del Oeste Poco a poco desapareció de la mayoría de ellos y hoy solo vive en el 2% de su territorio original

Columbia Británica se ha convertido en un auténtico refugio para esta especie Sin embargo, a comienzos del siglo XXI, aún es perseguido como trofeo de caza Es hora de que se detenga de una vez por todas esas matanzas de otra época, prácticas que satisfacen a unos pocos y que privan a la gran mayoría de una enorme cantidad de riquezas En el pasado los cursos fluviales representaban la abundancia para todos los pueblos del noroeste Millones de salmones los transitaban, y entre ellos, el salmón rojo

Es la especie más emblemática de las cinco especies americanas de salmón del Pacífico Y también es la más amenazada De regreso en el agua dulce del río, los adultos cambian su librea plateada que exhibían en el océano Todo su cuerpo se tiñe de rojo, salvo la cabeza, que se vuelve de color verde Y, entre los machos, una metamorfosis adicional hace que aparezca una joroba en sus espaldas y que sus bocas se conviertan en un pico amenazador

Cuando llega la hora de desovar, los ríos se transforman en campos de batalla, y los machos armados persiguen a las hembras con las desean aparearse La razón de ser de su pico queda entonces muy clara Tiene que defender su rango y mantener a raya a los rivales Poco a poco, la hembra excava en la arena el que será su desovadero Mientras, el macho observa, vigila y defiende el nido en la grava de su compañera

Pero, para estos amantes acuáticos, la historia acabará trágicamente Exhaustos, y después de haber creado una nueva vida, finalmente perderán las suyas Cambio de decorado Bloqueando la humedad procedente del Océano Pacífico, la cordillera costera del oeste de la Columbia Británica da lugar a las tierras semiáridas de la planicie interior Aquí reina el clima continental, de veranos calurosos y de inviernos más secos que en ningún otro lugar de la región

Los paisajes, en consecuencia, son muy diferentes Los árboles, cada vez más escasos, dejan paso a las praderas Los ríos que atraviesan la cordillera han esculpido este escenario mineral A lo largo del río Chicoltin aparecen formaciones insólitas Sobre los acantilados de arenisca quebradiza, los “hoodoos”, o chimeneas de hadas, se alzan en el cielo

La palabra, derivada del vudú, refuerza su simbolismo La mala suerte acompaña a quienes se lo cruzan en su camino Formados por rocas duras, los hoodoos han resistido mejor la lenta erosión que actúa sin descanso sobre sus paredes Coronando la cima del cañón, una duna de arena se ha posado en las alturas debido a la acción mecánica del viento que asciende desde el fondo de las gargantas La Hija de Eolo, la duna del cañón Farewell, es producto de la lenta acumulación de granos de arena arrancados a esta tierra desnuda

En las cumbres, se dan cita los muflones de California Ellos han establecido su morada en estos parajes secos y abiertos Parientes próximos de los muflones de las Rocosas, conservan intacto su talento de escaladores Perfectamente adaptados a la región, sus manadas comparten estas praderas con otro ungulado El ciervo mulo

Su apodo subraya el parecido de sus orejas con las de esos équidos Es el animal más abundante entre la gran fauna de América del Norte Esta hembra está en alerta y la razón de su ansiedad se esconde entre los arbustos El parto de dos cervatillos es el mejor testimonio de un medio favorable en el que nos faltan los recursos Estos paisajes nos recuerdan que allí donde hay agua, hay vida

Los animales de paso también saben disfrutar plenamente de los pequeños lagos de las alturas Los pelícanos americanos encuentran aquí el lugar perfecto para reproducirse Cada año 300 parejas vuelven a este lugar Estas grandes aves blancas son fácilmente reconocibles por su pico prominente provisto de la bolsa que caracteriza a su especie A diferencia del pelícano pardo, su pariente del sur, este no bucea

Eso explica su técnica de pesca en grupo Es cooperativa, compacta y sincronizada Otras especies de las montañas se han adaptado bien a los bosques abiertos de la sabana Una de ellas sobrevive gracias a la presencia de un árbol cuya existencia, lamentablemente, corre peligro El pino ponderosa alimenta al cascanueces americano y este, a su vez, le presta un buen servicio

Porque este pájaro, a pesar de no ser muy abundante en la región, es el mejor diseminador de sus semillas Se podría decir, incluso, que es su mejor aliado Capaz de almacenar hasta cien piñones debajo de la lengua, el buche de este cascanueces revela su habilidad para recolectarlos Los esconderá aquí y allá, confiando en su excelente memoria de córvido para recuperarlos más tarde, cuando llegue el invierno Pero la memoria del cascanueces es la que es y los piñones que el pájaro olvida germinarán en primavera

Nos aproximamos al extremo sur de la provincia, a los valle de Okanagan y de Silmikameen Esta es la única región canadiense que acoge un curioso desierto de bolsillo, un hermano pequeño de los grandes desiertos de Estados Unidos y México, situados al sur del continente Árido y caluroso, las precipitaciones no exceden los 300 mm al año, mientras que las temperaturas pueden superar los 40 centígrados La vegetación de las estepas arbustivas se adapta perfectamente a este clima La chamisa, la artemisia y el cepillo de antílope florecen en estos terrenos, donde se encuentran ejemplares centenarios

Y cuando miramos más de cerca, descubrimos una vida abundante de minúsculos artrópodos que parecen no temer a nada Parecen ignorar que, en el nivel de las raíces, se oculta un animal temible Su neurotoxina, quince veces más potente que la de la serpiente de cascabel, hace que la picadura de una viuda negra sea motivo más que suficiente para preocuparse Afortunadamente, la cantidad de veneno que inocula esta araña es lo bastante pequeña para salvarnos del apuro Pero, para los animales terrestres pequeños, la historia es completamente diferente

Aunque la telaraña de la viuda negra parezca desorganizada no lo está en absoluto Cumple su papel a la perfección, atrapando a todos los insectos que se acercan a ella Para la presa, la historia siempre acaba trágicamente licuada y, después, aspirada La proximidad de los lagos, combinada con el clima suave y el sol abundante, han favorecido la explotación de cultivos y de viñedos en estas tierras en las que la presión urbanística se intensifica A los pies de las viñas encontramos la principal beneficiada, una pequeña gallinácea de aspecto redondeado y coronada con una cresta

Es el colín de California Introducido en la región en 1860, aquí encontró, unas condiciones climáticas similares a las de su lugar de origen que le dio nombre La vida de los colines es muy ordenada, cuando el entorno es seguro, los grupos salen a alimentarse en silencio Pero, a la menor alerta, es el zafarrancho de combate, todos desaparecen Solo un macho permanece encaramado como un centinela para evaluar el nivel de peligro

Hasta que el vigía no dé la señal, el resto del grupo no saldrá de su escondrijo Y, entre los colines, la abnegación no es una palabra vacía Hay un lugar que simboliza la unión de los amerindios con esta región En las orillas de este lago moteado, los chamanes prodigaban su medicina Esta curiosidad geológica contiene una alta concentración de minerales

Con el calor del verano, cuando el agua del lago se evapora, solo quedan charcas Los minerales se concentran en ellas dándole su imagen inconfundible Estas tierras semiáridas son, ciertamente, el hogar de una fauna singular, a pesar de la escasez de agua La fragilidad de este sorprendente desierto canadiense reclama ahora toda nuestra atención Nos dirigimos a la costa del Pacífico, a la isla de Vancouver

Tan solo la separan del continente algunos canales estrechos y brazos de mar Atravesada por numerosos ríos y marcada por su accidentada orografía, la isla está cubierta de bosques densos, a menudo incluso impenetrables La costa este de la isla recibe las precipitaciones más importantes, acumulando hasta 200 días de lluvia al año Eso ha favorecido la aparición de bosques templados y lluviosos en una de las zonas no tropicales más húmedas del mundo Aquí solo crece una pequeña variedad de árboles: la tsuga del Pacífico, el cedro rojo y el abeto Douglas son las más frecuentes

Entre los árboles, la más pequeña superficie libre está recubierta de musgos y líquenes, organismos que proliferan gracias a un grado de humedad récord en esta zona Con estas condiciones climáticas, no es sorprendente que viva aquí el mayor molusco terrestre del país La babosa Ariolimax columbianus, de nombre científico, es más conocida bajo el nombre de “babosa banana” Las palabras sobran, cuando la observamos, enseguida comprendemos el porqué de ese nombre Este animal heterótrofo, que puede medir hasta 25 centímetros de longitud, se alimenta de materia orgánica inerte, muy abundante en el suelo del bosque

Pero su comida preferida son los champiñones Y para dar buena cuenta de ellos, tiene una herramienta muy eficaz, la rádula, una hilera de dientes comparable a un rallador muy duro, que utiliza para devorar los ejemplares más grandes De origen marino, estas babosas desarrollaron transformaciones fascinantes que les han permitido evolucionar en tierra firme Un pulmón, un pie musculoso, y la mucosa que la protege de la deshidratación Este líquido viscoso actúa como un lubricante y facilita enormemente sus desplazamientos

La babosa parece flotar sobre este tapiz adhesivo que le ayuda a superar cualquier obstáculo Sin lugar a dudas, la babosa ha encontrado en estos grandes bosques lluviosos las condiciones perfectas para prosperar La temporada del salmón ya está muy avanzada y los ríos parecen auténticos cementerios de peces ¡Y qué decir del olor que invade sus orillas! Lo cierto es que los osos negros no tendrán que usar mucho su olfato para encontrarlos ¡Es imposible no sentirlo! Estos osos son muy abundantes en la isla de Vancouver y, a diferencia del continente, donde comparten su territorio con otros osos más grandes que ellos, aquí son los reyes de toda la isla

No hay osos grizzli en las orillas Esencialmente vegetarianos, en esta época del año no hacen ascos a la abundancia de cadáveres La ocasión hace al ladrón Para estos osos, la pesca se reduce a recoger peces muertos Pero son siempre muy exigentes y eligen las piezas más suculentas

Un águila calva observa la escena El águila también quiere participar en el festín y se convierte en una carroñera improvisada Siempre en busca de la soledad, el oso negro se aleja del río con su botín Los restos de los peces que dispersa así fertilizarán el suelo del bosque lluvioso, muy pobre en nitrógeno El 60% del territorio de Columbia Británica está cubierto de bosques

Durante mucho tiempo se pensó que esta increíble riqueza natural era inagotable En la isla de Vancouver, 150 años de explotación forestal ha hecho pagar un precio muy alto a los bosques más antiguos y extensos de la región La protección de este tesoro ha permitido salvarlo parcialmente de la industria maderera A pesar de su gran valor, los ejemplares más valiosos de estos bosques naturales han sido preservados de la tala Como este gigante, un abeto Douglas de 70 metros de altura, salvado sin duda de la tala por un hombre maravillado ante tanta majestuosidad

Cinco siglos de una vida vegetal podrían haber desaparecido en 30 minutos bajo el hacha Este solitario abeto Douglas, un coloso entre los suyos, nos recuerda que sería sabio que preserváramos para siempre nuestros últimos bosques naturales Empezamos la última etapa de nuestro periplo, que nos conducirá a las tierras altas de Columbia Británica Mientras sobrevolamos las vastas cordilleras montañosas del Oeste, es imposible no caer fascinado ante la desmesura de sus paisajes Las principales cadenas montañosas son las Montañas Costeras, las Casiar, las Columbia y las Rocosas

Todas ellas están orientadas en un eje norte-sur que atraviesa la región, el resultado del choque de dos placas tectónicas La formación de esta barrera natural se originó en las entrañas de la tierra Estas masas rocosas, que surgieron hace 70 millones de años, son el resultado de un sutil juego de fuerzas bajo la corteza terrestre Sus cumbres están coronadas por glaciares continentales Son masas de hielo con un pasado común pero con un futuro incierto

Hace 20000 años, durante la última glaciación, la mayor parte del territorio canadiense estaba cubierto por una capa de hielo de varios kilómetros de espesor Ha bastado que la temperatura media de la tierra subiera 4 centígrados para que estos enormes campos de hielo comenzaran a retroceder Hoy, el papel que desempeñan estos campos de hielo es vital para la vida silvestre del oeste de Canadá En los glaciares que cubren sus cumbres las montañas almacenan la nieve invernal que después redistribuirán en forma de agua del deshielo en verano

Los glaciares son depósitos muy valiosos de este recurso natural Durante el verano, los ecosistemas fluviales de las cuencas hidrográficas dependen en parte, del agua que procede del deshielo de los glaciares La mayor parte de las especies sobreviven gracias a ella El retroceso de los glaciares, observado simultáneamente en todo el planeta, ha hecho pensar en una causa global El calentamiento global es ya un hecho claramente demostrado

 

Canadá Salvaje

Los glaciares desaparecen ante nuestros ojos y a una velocidad alarmante El oeste de Canadá corre el peligro de perder el 90% de la superficie de sus glaciares antes de que acabe este siglo Los problemas provocados por su desaparición serían muchos, graves y permanentes Considerando la fugacidad de nuestro paso por la tierra, es natural que estas montañas nos parezcan eternas Pero por muy imponentes que resulten, también ellas desaparecerán a consecuencia del paso del tiempo

Las zonas situadas a los pies de sus laderas son un testimonio de este desgaste lento y constante La vida en estos taludes pedregosos es dura para los animales y la altitud tampoco les ayuda mucho Sin embargo, algunos han elegido instalarse en estas zonas repletas de rocas El mejor ejemplo son sin duda las marmotas de las Rocosas Perfectamente adaptadas a este medio caótico, su metabolismo lento, las obliga a tomar baños de sol

Ahora aprovechan los primeros rayos de sol para almacenar calor Las marmotas forman clanes familiares muy unidos y tienen una forma peculiar de saludarse entre ellas Olisquean los carrillos de sus congéneres para reconocerlos por su olor Es su “sello olfativo” El silbido de un vecino atraviesa el roquedal

Con 140 gramos de peso y menos de 20 cm de altura desde la nariz a la cola, esta es la pica americana, el más pequeño miembro de la familia de los conejos Es uno de los pocos mamíferos que puede vivir todo el año a esta altitud Y, a diferencia de la marmota, nuestro pequeño amigo roedor permanece activo todo el año La pica vive por encima de la línea arbórea, a 2500 metros de altitud, en la gélida y ventosa zona alpina

Allí solo crece la hierba Pero eso es suficiente Herbívora redomada, la pica encuentra comida en abundancia en las praderas alpinas que rodean los taludes rocosos A diferencia de las marmotas, que para pasar el invierno ralentizan su ritmo biológico, la pica afronta los rigores del clima Su cuerpo diminuto, es una ventaja para conservar el calor

Y sus pequeñas patas velludas le sirven como raquetas para desplazarse sobre la nieve Todo parece perfecto, pero aún hay un pequeño problema Cómo alimentarse durante los largos meses de invierno, cuando una espesa capa de nieve cubre la hierba

Pero parece que nuestro conejo de las nieves ha encontrado la solución Cuando el verano termina, se lanza a la siega del heno ¡La pica americana se alza con el primer premio de la montaña! Las marmotas aún no se han despertado Con sus frenéticas carreras entre las rocas, la pica encadena sus idas y venidas a un ritmo constante La elección de las plantas es primordial, las selecciona por sus buenas cualidades nutritivas

Una vez recolectadas, emprende un nuevo viaje a través de las rocas asegurándose de dejar marcas Nunca se es demasiado prudente Finalmente las oculta en alguno de sus numerosos escondrijos Este es el lugar dónde almacena y seca su cosecha Y vuelve a salir para otro viaje

Trabaja sin descanso Esa llamada de alerta es de una marmota El mensaje es claro: ¡sálvese quien pueda! Los osos grizzli se distribuyen normalmente entre la costa y la zona alpina Capaces de desplazarse largas distancias, los osos migran desde las cumbres a los valles cuando las condiciones así lo requieren Este oso se limitará a cruzar la zona, ante muchas miradas vigilantes

La historia podría terminar aquí, pero hay algo que la pica americana nos puede enseñar Perfectamente adaptada al clima frío de la alta montaña, el metabolismo de la pica no está preparado para el calor Cuando la temperatura supera los 24 centígrados, muere El ascenso comprobado de las temperaturas ha obligado a las picas a subir a las zonas altas para refrescarse Pero la vida en las zonas rocosas altas es muy diferente

Con menos recursos alimenticios a mano, corren el riesgo de terminar mal Prisioneros de las cumbres, el futuro de estos pequeños animales está en peligro Incapaces de migrar al norte, su población ya ha empezado a disminuir al sur del continente La pica americana se ha unido definitivamente a la lista de especies víctimas del calentamiento global Incapaz de hacerle frente, es muy probable que no sobreviva

Nuestro periplo por el oeste de Canadá llega a su fin Como viajeros experimentados deberíamos recordar los mensajes de este mundo natural, porque la naturaleza nos habla y convendría que la escucháramos La Columbia Británica es una tierra excepcional por la riqueza de sus ecosistemas y la biodiversidad que alberga Y debido las amenazas que se ciernen sobre ella, esta es sin duda una de las últimas tierras vírgenes y tenemos que preservarla