Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis

Descubre los mitos sobre la alimentación en el deporte

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Gimnasio, deporte y alimentación: mitos y realidades Comienza el nuevo curso y con la llegada de Septiembre es época de apuntarse de nuevo al gimnasio Muchas personas se ponen objetivos: subir de peso, bajar de peso, aumentar masa muscular, tonificar, etc

Y todos ellos ligados a la dieta Si te preguntas cómo has de comer ahora que te has apuntado al gimnasio el artículo de hoy te interesa A continuación pasaré a puntualizar afirmaciones comunes que me encuentro en la consulta SOY DEPORTISTA, PORQUE HAGO DEPORTE Pues tal vez no, si vas al gimnasio 3 veces por semana no te puedes considerar deportista Consideramos deportista a aquella persona que hace deporte cada día (o casi cada día) durante varias horas

Tu caso es el de una persona no sedentaria A nivel de nutrición esto se traduce de la siguiente manera: Tu gasto energético sube ligeramente pero no como para aumentar la ingesta calórica diaria de una manera considerable Esto significa que lo más probable es que no necesites comer más cantidad de comida Si eres de los que hacer deporte le abre el apetito deberías mirar qué corregir de tu alimentación actual para que consigas quedarte saciado con un número similar de calorías

Debes hidratarte correctamente Para hacerlo no te compres un refresco Bebe agua o bebida isotónica durante y después de hacer deporte COMO VOY AL GIMNASIO DEBO TOMAR PRODUCTOS PARA DEPORTISTAS No necesitas tomar batidos ni suplementos

Sólo en casos puntuales de aumento de masa muscular recomendaremos un batido después de hacer deporte De todas maneras, es importante matizar que se puede subir masa muscular sin tomar batidos, haciendo una correcta ingesta de hidratos de carbono y proteínas Las bebidas de recuperación están aconsejadas para después de 3h o más de ejercicio físico aeróbico PARA GANAR MUSCULATURA NECESITO COMER MÁS PROTEÍNAS Esto es otro mito La parte cierta es que las proteínas pasan a ser un nutriente muy importante no sólo en cantidad sino también en calidad

La realidad es que ya hacemos un exceso en nuestra dieta habitual, por lo tanto cuando hacemos deporte no hemos de aumentar el consumo Mucha gente cree no obtener los resultados que quiere por culpa de la alimentación y por ello recurre a hacer dietas aburridas como la del arroz con pollo o a tomar productos sintéticos Aquí te dejo un vídeo de nuestro canal de youtube dónde comento este tipo de casos (Aprovecho para aconsejarte que te suscribas a nuestro canal si todavía no lo has hecho) Si no obtenemos resultados haciendo deporte, lo primero que tenemos que evaluar es si estamos haciendo los ejercicios correctos para nosotros, y no imitar la conducta del más forzudo de la sala Si ejercitas un músculo correctamente este se pone fuerte, independientemente de lo que comas (descartando casos de desnutrición), si comes muy bien pero no haces deporte, el músculo se queda blando y pequeño

Si haces deporte y comes lo que toca el resultado es óptimo AHORA PUEDO COMER LO QUE QUIERA POR QUE VOY AL GIMNASIO Y ASÍ COMPENSO Es muy típico darnos a nosotros mismos permiso para comer cosas que normalmente decidimos no comer a cambio de hacer deporte Es decir, como he ido al gimnasio cenaré pizza o hoy me compro un croissant pero no pasa nada por que luego lo compenso haciendo deporte Este tipo de reflexiones son poco aconsejables por varias razones: Las calorías que se queman en el gimnasio son más bajas de lo que uno se imagina o lo que calcula la máquina de cardio a través de fórmulas

Además las calorías que ingerimos cuando hacemos excesos normalmente son mucho más elevadas de lo que nos imaginamos Pongo unos ejemplos: Correr 30 minutos en la cinta pueden corresponder a unas 500 kcal Hacer 45 minutos de pesas unas 300 Kcal Comida 1 pizza entera entre 1

000-1500 kcal en función de cómo sea la pizza Como puedes ver es difícil compensar el gasto energético Por otro lado, lo más importante siempre debe ser la salud Estos tipos de argumentos sólo tienen en cuenta el peso de la báscula pero dejamos de lado que tenemos que intentar comer lo más saludable posible y esto significa alimentos naturales, cocinados en casa, evitando precocinados y procesados

Por último, no debemos pensar ni calcular calorías cuando elegimos un alimento Si escogemos comer una pizza debemos hacerlo por que nos apetece hacerlo no por que nos lo podamos o no permitir De esta manera evitamos caer en conductas poco saludables VOY AL GIMNASIO POR LA MAÑANA EN AYUNAS, ASÍ QUEMO BARRIGA Nos encontramos ante otro gran mito, hacer deporte sin desayuno no adelgaza más que desayunando Lo único que conseguiremos en este punto es marearnos, rendir menos haciendo deporte y consumir proteína muscular

Si hacemos entrenamientos en ayunas, deben ser con un fin concreto y siempre pautados por especialistas Aquí te dejo un vídeo donde mi compañera Natalia Celma te lo explica: Espero que este artículo haya servido para aclararte algunos conceptos y desmitificar algunas de las creencias más comunes relacionadas con la dieta y el ejercicio físico Termino recomendándote encarecidamente que incluyas la actividad física en tu día día ya que junto a una correcta alimentación, será uno de los pilares fundamentales para cuidar tu salud