Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis

Desierto del Kalahari ???

África, la cuna de la vida. Ningún otro continente conecta al ser humano con sus orígenes como este

La variedad de sus especies, colores y hábitats es incomparable. En la lucha por la supervivencia diaria, estar alerta es la clave en todo momento. Solo los mejores sobreviven, los más fuertes, los más rápidos o los más listos, sobre todo en una región sin apenas agua.

 

EL ABRASADOR KALAHARI

Al sur de África, en territorio de Botsuana y al este de Namibia, se extiende el Kalahari, una de las zonas áridas más grandes del mundo, a una altitud aproximada de 1000 metros

Durante el día, las temperaturas puede superar los 30 grados. Por la noche, caen por debajo de cero. La mayor parte de la inmensa cuenca es un desierto cubierto de arena con elevaciones de hasta 200 metros Sin embargo, el desierto del Kalahari tiene más que ofrecer además de la rala vegetación y las dunas, aunque casi nunca llueve entre mayo y diciembre El río Orange, al sur, forma parte de una gigantesca zona protegida, una sabana verde

Es una de las zonas más ricas en especies del mundo Por el día hace tanto calor que la mayoría de los animales descansan Todos han de compartir los escasos bebederos, ya sean amigos o enemigos Esta hiena manchada se ha adueñado de una charca para su uso exclusivo Cuando un león acude a beber, solo las mariposas se atreven a acercarse al agua

Las delicadas mariposas absorben minerales del suelo arenoso La paz impera en las charcas durante el día, hace demasiado calor para cazar Aunqueuna bandada de cigüeñas de Abdim que han venido a beber atrae la atención de las leonas Una de ellas prueba suerte Sin embargo, su intento falto de entusiasmo no basta para engañar a la cigüeña Una de las aves da la voz de alarma y activa a toda la bandada La leonesa solo puede gruñir a la presa que se escapa

Se avecina tormenta Un remolino arrastra el polvo del suelo por la llanura El horizonte desaparece tras las nubes de arena La leona busca cobijo de las ráfagas calientes La sabana ofrece poca protección

Se tumba bajo varios árboles para estar menos expuesta a la arena Espera a que pase la tormenta Cuando pasa la tolvanera, un león busca a su disperso harén La leona está ocupada quitándose la arena del pelaje con la zarpa Y mientras lo hace, no deja que el jefe de la manada la moleste

Solo obedece a su llamada cuando ha terminado de acicalarse Otra leona se ha herido al acercarse demasiado a un puercoespín Se le ha clavado una púa en la garganta El puercoespín tampoco ha salido bien parado Aún está entumecido de la pelea con la felina

El desigual combate solo ha dejado víctimas y ningún vencedor El erizo se recupera lentamente de la parálisis que le ha causado el miedo También ha resultado herido Se retira magullado del campo de batalla Su armadura de púas está maltrecha

Una segunda leona también ha perdido el combate con este duro roedor Las púas no contienen veneno, pero quedan clavadas en el cuerpo del atacante y producen dolorosas infecciones La leona nunca olvidará esta lección Este león también ha conocido épocas mejores Su melena clara y despeluchada muestra que es mayor

Las leonas prefieren a los machos de melena oscura, indicio de buena nutrición y hormonas perfectas Este ejemplar, por el contrario, ya está bastante desdentado El león vomita el pelo que no puede digerir Junto a la Bahía de la Ballena, en Namibia, se reúnen miles de flamencos en los lagos salados que hay más allá de las dunas El paisaje que desde allí se extiende está formado por salmuera y una vegetación muy especial

Las nerinas son típicas del sur de África, y pertenecen al género amaryllis Los cazadores odiaban a las avefrías coronadas porque estas vigilantes aves advertían a otros animales del peligro El águila volatinera es una artista del vuelo en su especie, pero también tiene que bajar a tierra para beber La piel del pico del ave adulta es de un rojo intenso Un estornino carunculado rara vez viene solo

Al igual que sus parientes europeos, esta curiosa ave prefiere aparecer en ruidosas bandadas El tejedor africano, que es pariente de los gorriones, parece similar a primera vista Recoge paja entre los juncos para hacer su complejo nido Durante cinco días, teje con maña esta estructura, que ha colgado de un junco por seguridad La entrada al criadero también está oculta bajo el nido

El obispo rojo ha conquistado otro rincón del cinturón de juncos Vive sobre fibras vegetales y semillas mientras espera a las hembras Una bandada de gangas desciende hasta una charca Estas aves parecidas a las palomas se llaman nama Un poco de agua y alguna semilla es todo lo que necesitan para vivir

Las mariposas monarca africanas apestan; eso las protege de los ataques de sus muchos enemigos El Milano negro roba el alimento a otras rapaces La avutarda kori es un ave filogenéticamente antigua y tiene un aspecto de lo más extravagante En la época de apareamiento, sin embargo, el desgreñado pájaro se transforma en un caballero de impecables modales La hembra se da un baño de arena para librarse de los insectos

La avutarda kori se camufla a la perfección con sus manchas: cuesta distinguirla de la hierba de la sabana El parque nacional de las cataratas Augrabies está al sureste del desierto del Kalahari En el idioma de los indígenas, el nombre significa “lugar estruendoso”, porque el río Orange choca ruidosamente al discurrir entre las rocas El agua cae 56 metros hasta una estrecha sima desde varios canales El ruido es ensordecedor

 

Que tipo de flora y fauna hay en el desierto de kalahari

Las rocas graníticas son el universo y el hábitat de los más variados animales, por ejemplo el damán de El Cabo Cuesta creer que estos pequeños seres estén relacionados con los elefantes genéticamente Durante 80 millones de años, sin embargo, ambas especias han evolucionado en sentidos distintos Al igual que el elefante, el damán de El Cabo tiene incisivos que se regeneran, lo que le ayuda a procesar hasta la hierba más dura como alimento Prefiere vivir en compañía; hasta 50 ejemplares forman una colonia que ocupa cuevas naturales, nichos y pasadizos

El escarpado paisaje del río Orange tiene todo lo que un damán de El Cabo necesita En los alrededores de las cataratas, hay muchas lagartijas planas de Broadlye de radiantes colores que esperan a que los insectos se posen en las rocas calientes Las hembras, marrones, destacan mucho menos que los machos Machos y hembras pueden desplazarse a la velocidad del rayo Sin embargo, el laberinto de roca de las cataratas Augrabies es solo una pequeña parte de un parque nacional inmenso

Un mochuelo perlado se ha posado sobre una acacia para echar un sueñecito antes de emprender la caza a la luz de la luna Una cobra de El Cabo acecha a los pies de este árbol Ha detectado movimiento Amenazante, la cobra despliega su capucha mientras el pequeño roedor se sube al árbol Pero no le servirá de mucho

La serpiente es buena escaladora El mochuelo perlado ve su descanso interrumpido La cobra y la hutía suben aún más arriba Es inevitable que lleguen a la copa del árbol ¿Y entonces? Pero la hutía tiene suerte la serpiente se distrae por un momento con un escinco

Busca en vano a la hutía Al fin algo de calma Pero el drama no ha concluido La rata se ha escondido en una oquedad del árbol podrido y la cobra no se rinde No ve muy bien, pero con su lengua puede oler que su presa sigue cerca

Olfatea a su víctima y se acerca más aun al escondite Un estornino bronceado aparece inesperadamente y ataca a todo lo que se mueva en el árbol Puede que sea su agujero lo que defiende con tanta vehemencia Para la serpiente es demasiado Se retira al amparo de la hierba

Ha sido un rescate en el último segundo Hasta el mochuelo perlado está en el objetivo del airado agresor Su paciencia tiene un límite y busca otro árbol Con tanto caos, nadie cae en la cuenta de que el disputado agujero ya está habitado Cuando el estornino bronceado intenta entrar, se percata de que ya no está ocupado por la hutía, sino por un pájaro carpintero anidado

Un pito colidorado ya se ha mudado a este criadero con su pareja Este ave de unos 20 cm es muy común al sur del continente africano Los atípicos árboles de la sabana son codiciados criaderos para, por ejemplo, el tejedor republicano Estos vivaces pájaros montan una especie de estructura cooperativa con más de cien nidos Como medida de protección contra serpientes y aves rapaces, el acceso a los criaderos está oculto y entraña cierta dificultad

Otra cobra de El Cabo ha logrado subir al árbol Ahora busca huevos y polluelos en el nido y los ataques de las aves adultas no logran disuadirla Aparte del escándalo, los tejedores republicanos tienen pocos medios para repeler a la serpiente Un saqueo así satisfará a la serpiente una larga temporada Las jirafas de Angola son los animales del Kalahari que tienen mejor visión global

Contemplan la sabana desde una altura de entre cuatro y seis metros Sus largos cuellos son el resultado de la evolución para poder alimentarse también de la parte más alta de la escasa vegetación A la mangosta rufa o mangosta esbelta, por otra parte, solo le interesan las presas animales Las jirafas arrancan hojas de las copas de los árboles con sus largas y musculosas lenguas Para evitar ser despojados totalmente de sus hojas, algunos árboles producen venenos defensivos

Las jirafas siguen su camino cuando están satisfechas Pueden tardar bastante, ya que comen hasta 30 kg de comida y durante unas 20 horas al día La familia de la mangosta rufa vuelve a tener el árbol para ella sola Casi Un agámido se calienta en la arena

Los pequeños reptiles a menudo también forman parte de la dieta de las mangostas Como buenas escaladoras, pueden cazar incluso aves pequeñas Sin duda, el agámido no está a salvo, pero el matorral es al menos un refugio Aquí su aspecto lo camufla bien La mangosta rufa lo ha perdido de vista

En cuanto parece haber pasado el peligro, el agámido centra su atención en una hembra Como en muchas especies de lagartos, machos y hembras, son fácilmente reconocibles por su color Se encaraman y buscan insectos Los cazadores de la sabana están en constante movimiento rastreando presas Los zorros orejudos del Kalahari reciben su nombre por el tamaño de sus orejas, con las que son capaces de oír hasta el más leve sonido

Estos jóvenes ejemplares cuentan con unas semanas de vida, pero ya salen de la madriguera Sus padres les enseñan a buscar montículos de termitas, porque las hormigas gigantes son la mayor fuente de alimento para los zorros orejudos Sus oídos captan hasta el mínimo movimiento bajo tierra Con las zarpas y el hocico, escarban para sacar los insectos Según la región, los zorros orejudos se especializan en especies concretas de termitas

No comen otras El orejudo capta de repente otros sonidos que no han hecho las termitas La familia huye del leopardo y vuelve a la hura El leopardo no es melindroso Se conforma con lo que le ofrezca el entorno

Se tumba a dormir en el fresco cauce de un río seco El gorrión de El Cabo, por el contrario, hace un ruido infernal al cazar insectos El leopardo no logra pegar ojo con tanto escándalo Parece que estos árboles están repletos de pájaros En cualquier caso, no es lugar para dormir

El leopardo busca otro árbol Entre todos, los gorrioncitos han logrado echar al gran felino El alcélafo caama casi se había extinguido porque las verjas para animales salvajes interrumpían sus extensas migraciones La población se ha vuelto a recuperar en el parque nacional del desierto del Kalahari Dos machos luchan por la primacía en la manada

Los movimientos son un ritual, como un arte marcial de oriente Rara vez se producen heridas graves El vencedor encabeza la manada, que puede llegar a tener hasta 100 ejemplares Consta de hembras y crías El perdedor recorre la sabana en solitario

El alcélafo le queda algo grande al guepardo Prefiere cazar gacelas más pequeñas que puede atrapar sin dificultad con breves esprints en los que alcanza velocidades de más de 90 kilómetros por hora Sin embargo, la manada de alcélafos se ha visto alterada Sus crías podrían ser presas fáciles para un felino Los guepardos prefieren las extensiones abiertas donde su velocidad les beneficia

 

Desierto del Kalahari mapa

desierto del kalahari mapa

Una manada de antílopes pasta donde los árboles dan paso a prados abiertos Entre ellos hay muchos retoños Este acaba de nacer El guepardo observa a la manada oculto tras un árbol Busca una víctima factible

Para estudiar la conducta de este gran felino en grave peligro de extinción, los biólogos lo han equipado con un dispositivo que transmite sus movimientos mediante señal de radio Este pequeño acaba de nacer Puede que solo le queden unos minutos de vida Aún es muy débil para huir Los antílopes recorren la sabana en grandes manadas

A veces, más de mil animales buscan pastos frescos En la estación seca, el grupo se divide para buscar alimento Los machos compiten por el territorio e intentan expulsar a sus rivales En la época de apareamiento de los antílopes, la sabana se convierte en un ring de lucha libre El guepardo espera su oportunidad pacientemente, con sus crías a su lado

Un antílope se ha hecho daño Cojea Las crías extraviadas no reciben muy buen trato que digamos de los otros miembros de la manada Una conducta típica de los antílopes son los repentinos saltos que pegan cuando se ven amenazados Este joven ejemplar ha abandonado la protección de la manada

Comienza una carrera a vida o muerte Los guepardos son rápidos, pero carecen de resistencia El escuálido intruso cae víctima del gran felino Los cachorros juegan con él antes de desgarrarle el cuello Aún no saben morder

Hasta matar es algo que se aprende Los guepardos arrastran entre todos a su víctima al amparo de la hierba más alta La madre guepardo comprueba que el entorno es seguro antes de centrarse en la presa con sus crías El collar con el transmisor no le molesta mientras caza Un chacal indaga si ha quedado algo para él

Un segundo ejemplar de chacal ha olfateado el cadáver Los felinos ignoran a los perros salvajes, que estarían encantados de devorar las sobras Pero los guepardos prefieren jugar con los restos del antílope Los espectadores han de esperar mucho hasta que los guepardos al fin se marchan y dejan los huesos El más valiente de los chacales sigue a los guepardos

Tal vez la próxima vez tenga más suerte Los antílopes, mientras tanto, han dividido el territorio Solo uno no ha abandonado la zona de combate Está atrapado El conflicto con sus rivales ha sido tan intenso que su adversario ha muerto

Es un drama: se han enredado tanto que no han logrado separarse Un chacal de lomo negro ha sentido curiosidad A pesar de sus esfuerzos, el antílope no ha conseguido liberarse El cánido aprovecha la ocasión para servirse El chacal deja a los otros dos a su suerte cuando se ve saciado

El lecho del río Nossob rara vez lleva agua Discurre bajo tierra y solo deja varios charcos en la superficie Una bandada de palomas se ha posado para beber El aleteo despierta el instinto cazador del chacal, pero las palomas se limitan a alejarse un poco volando Y las mariposas tienen poca carne

Absorben sustancias minerales de la tierra El chacal bebe ávidamente Tiene sed después del festín proporcionado por el antílope Pero no se quita a las palomas de la cabeza Puede alcanzar gran velocidad partiendo del reposo y se abalanza hacia el centro de la bandada de aves

Esta vez sale triunfante Tiene afilados colmillos que le hunde a la paloma Al final vomitará el acompañamiento de plumas Este macho de órix comprueba que el abrevadero es seguro para su manada Aunque los antílopes grandes no son presas fáciles; con sus potentes cuernos pueden incluso luchar con los leones

Este ejemplar tiene un cuerno deforme, lo que reduce sus posibilidades de supervivencia Los antílopes órix soportan temperaturas de hasta 45 grados Poseen un entramado de venas en la garganta que funcionan como un intercambiador térmico Refrescan la sangre antes de que fluya al cerebro Sin embargo, la manada aprovecha la sombra que se le ofrece

En África, se cree que los órix tienen poderes mágicos y es posible que a partir de ellos se inventasen los unicornios, que también se convirtieron en un mito en la cultura europea Los antílopes viven en manadas mixtas de hasta 40 ejemplares Una hembra encabeza el grupo y el macho dominante la vigila No hay una época de apareamiento concreta Sin embargo, las hembras a menudo gestan a sus crías al mismo tiempo

Los órix pueden sobrevivir semanas sin agua La humedad de la hierba y las hojas que comen es suficiente Los antílopes también desentierran raíces y tubérculos y tienen buen olfato para el agua subterránea De esta forma, pueden recorrer hasta 100 km al día El león apenas se mueve en las horas de más calor

 

Que significa Kalahari

Caza al amanecer o al caer la noche Durante el resto del día, la manada reposa en la arena y observa jugar a su prole Los leones no son solitarios como otros grandes felinos Viven en manadas En el Kalahari son pequeñas y a veces constan de un único león y su harén, lo cual parece ser más ventajoso dada la escasa oferta de alimento

En manadas más grandes, siempre hay encontronazos jerárquicos entre los machos, y a menudo el vencedor mata a la prole del derrotado La hembra puede, así, aparearse antes y gestar a la cría del nuevo rey león Los ejemplares jóvenes permanecen en la manada dos o tres años, después son expulsados y deben conquistar una nueva manada que liderar en un combate Esta leona separa a su cría del macho adulto y hasta lo amenaza Tiene, literalmente, el valor de una leona

Se afila las garras en un árbol mientras los cachorros aprenden jugando a pelear Las leonas están emancipadas: si no quieren, no se les puede obligar a aparearse con el macho El cortejo no surte efecto La manada de leones ha descubierto una ducha que pertenece a un almacén de la reserva Los animales esperan tumbados en la explanada, interesados por ver qué pasa a continuación

Para los curiosos pequeños, la caseta es un interesante patio de recreo Ninguno en el grupo parece molesto por el olor de los humanos Al contrario: la manada de leones ha encontrado un lugar donde pasar la noche Los leones se despiertan con el primer rayo de sol Aún tienen las extremidades algo entumecidas de la noche

Los cachorros salen del refugio uno tras otro Echemos un vistazo a lo que ocurre fuera El calor del sol aún es agradable en lugar de abrasador La humedad de la noche ha dibujado una alfombra de flores alrededor de la caseta Las flores del abrojo, planta que es un manjar para los antílopes y otros herbívoros, resplandecen con su color amarillo

La familia de leones disfrutan de la calma matinal El macho hasta permite a los cachorros jugar con él y que lo usen de mirador al menos un ratito Humanos y animales cada vez están más en contacto en el Kalahari El avance de la civilización está cambiando el hábitat de los animales: los leones ya no son los reyes sin corona de la sabana Sin embargo, los humanos mantienen una distancia prudencial

La velocidad de los cambios mundiales está obligando a los animales a adaptarse con rapidez La evolución se acelera Muchos antílopes solo sobreviven en las zonas naturales protegidas La conquista de África empezó con los amos coloniales europeos Al mismo tiempo, los mundos exóticos fascinaron a la sociedad y la ciencia europeas, como al antropólogo y etnólogo austriaco Rudolf Pöch

Pöch estudió la cultura de los bosquimanos del Sudáfrica y, para ese fin, empleó equipamiento técnico revolucionario a principios del siglo XX: una cámara fotográfica Con aquel artefacto, documentó fotográficamente la vida de los bosquimanos del Kalahari Pöch fue también un pionero del cine científico La vida de los bosquimanos muestra también hasta qué punto los humanos son capaces de adaptarse a su entorno y el papel que desempeña la cultura, por ejemplo, la joyería, la arquitectura y la música En sus viajes, Pöch escribió un detallado diario, comparó la forma de los ojos de distintos pueblos, documentó formas de bocas y narices e intentó asignar rasgos a cada etnia en concreto

Lo que en la época se consideró investigación racial, ha sido desacreditado en su mayor parte Y aun así, Pöch fue un importante testigo de principios del siglo XX, incluidos los del Kalahari Hay habitantes de esta región desértica que, a día de hoy, no han sido estudiados como es debido Por ejemplo, esta ardilla terrestre africana Viven en nidos que cavan ellas mismas y forman colonias, pero no sabemos mucho sobre su estructura social

Hasta cien ejemplares viven en una red de pasajes subterráneos muy ramificada Comen todo tipo de plantas y a veces también insectos y huevos de ave Esta mangosta amarilla no le tiene mucho aprecio al enérgico roedor, y a los humanos tampoco les hacen mucha gracia estas ardillas de tierra tan graciosas Los agricultores las ven como una plaga que devora las semillas y las cosechas También transmiten la rabia y otras enfermedades infecciosas

El zorro de El Cabo contribuye a reducir el número de ardillas terrestres africanas Pero los agricultores tampoco les tienen mucho cariño, porque también matan gallinas y corderos pequeños Las crías de zorro solo se quedan cerca de la madriguera unos meses, vigilados por sus padres A los cinco meses, deben salir al mundo del Kalahari y abrirse camino en la vida por sus propios medios Los zorros de El Cabo son cazados en Sudáfrica por su precioso pelaje

Sin embargo, son supervivientes por excelencia, por eso su especie no se encuentra en peligro de extinción Lo mismo se puede decir del gato salvaje africano, cuyo parecido con el gato doméstico europeo es innegable Ha oído el sonido del pequeño ratón rayado africano El ratón busca hierba y se encuentra de repente frente al gato salvaje Un par de saltos y es el fin del ratón

Esta rata silbadora de Brants es más precavida Solo abandona su madriguera cuando el gato se ha ido Este animal está especialmente bien adaptado a un entorno muy seco Varios tallos, raíces y briznas de hierba son la única comida que necesita Sin embargo, la rata está tan pendiente de su manojo de hierba que ha perdido el sentido de la cautela

Una culebrera europea está posada en la copa de un árbol cercano Pero la rata se ha percatado de la presencia del águila y la ha dejado con las garras vacías Estas aves rapaces, en este caso una culebrera pechinegra, en todo caso prefieren comer víboras, lagartijas y culebras Las avestruces no vuelan, pero el ave más grande del mundo corre muy deprisa Puede alcanzar fácilmente los 50 kilómetros por hora, por ejemplo, cuando defiende a sus polluelos

Dado que muchos depredadores codician sus huevos, solo el 10 por ciento de la nidada eclosiona con éxito Y solo uno de casa seis o siete polluelos sobrevive al primer año El avestruz utiliza las alas a modo de timón cuando corre o para parar También las usa para limpiarse los insectos cuando se baña en la arena Al margen de la época de incubar, las avestruces viven juntas en grupos informales

Los polluelos de las dos hembras principales son atendidos por toda la comunidad y suelen quedarse con sus progenitores al menos un año Las avestruces ya eran importantes proveedoras de huevos, carne y plumas en el antiguo Egipto Su nombre procede del griego antiguo y significa “gorrión grande como un camello” Estos pequeños gorriones pronto medirán un metro noventa de alto y podrán mirar a lo lejos en las llanuras del Kalahari Las zonas áridas de África seguirán expandiéndose en el futuro

Los animales son artistas de la supervivencia y los humanos podemos aprender mucho de ellos.

 

Palabras relacionadas:

desierto del namib
clima desierto kalahari
bosquimanos del kalahari
kalahari desert map
desiertos de africa mapa
desierto de nubia
desierto del namib
clima desierto kalahari
animales en namibia
animal de tanzania
desierto de nubia
animales en indonesia
flora en el desierto de kalahari
clima desierto kalahari
desierto del namib
animales en el kalahari
desierto de kalahari curiosidades
desiertos de africa
clima desierto kalahari
desierto del namib
desierto de nubia
delta del okavango
desiertos de africa
desierto australiano
clima desierto kalahari
desierto del namib
desierto de nubia
desiertos de africa
documentales de ciencia y naturaleza
desierto australiano