Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis

Las Islas Canarias: La vida en el límite.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El Noroeste de África está cubierto por miles de kilómetros cuadrados de árido desierto Muy cerca de sus costas rodeado por el Océano Atlántico se alza un hermoso archipiélago formado por 7 islas volcánicas

Cada una, un mundo aparte Las Islas Canarias Las cálidas corrientes ecuatoriales, se funden aquí con las frías aguas del Atlántico Norte El plancton asciende desde las profundidades, atrayendo a una multitud de peces y mamíferos marinos, de diferentes zonas climáticas, hasta las aguas que circundan el archipiélago Los vientos alisios inferiores insuflan vida a las islas Se van empapando de humedad en su viaje oceánico, crean condiciones idóneas en un abanico de flora y fauna

Las Canarias surgieron del océano hace millones de años Los vientos y las corrientes marinas, se convirtieron en un pequeño universo aparte, llenos de hábitats singulares desarrollando nuevas especies El archipiélago posee zonas climáticas muy diferentes Desde sus bosques nubosos subtropicales e inhóspitos paisajes volcánicos hasta sus picos cubiertos de nieve Separados del resto del planeta, plantas y animales se han adaptado a este entorno único

La vida en el límite Lanzarote es conocida como la “Isla de fuego” Entre 1730 y 1736 una potente erupción creó este impresionante paisaje volcánico

Las Montañas de Fuego de Timanfaya Hoy el volcán permanece dormido, propiciando el desarrollo de la vida Las Avutardas hubaras vinieron de África hace tiempo aprendiendo a soportar la sequía y las temperaturas abrasadoras Al igual que el desierto del Sáhara, los paisajes volcánicos de Lanzarote Fuerteventura y la Graciosa están yermos y erosionados

Estos llanos pedregosos apenas brindan cobijo La única protección es el camuflaje “Las hubaras” llegaron de la mano del viento En Fuerteventura, como su nombre indica, el viento no descansa nunca La arena se arremolina y nubla el paisaje

 

Viajar a las Islas Canarias

Un fenómeno conocido como “calima”, partículas en suspensión empujadas por el cálido viento del Sáhara En el mayor desierto del mundo, la arena crea imponentes dunas Pero no toda la arena permanece aquí Parte es empujada a la atmósfera por fuertes tormentas y esparcida a lo largo de miles de kilómetros Arrastra por el Siroco la calima viaja sobre el Atlántico

En su trayectoria al oeste tropieza con Fuerteventura y Lanzarote Grandes cantidades de arena aterrizan en ambas islas creando regiones desiertas El viento también empuja a muchas aves “El Guirre”, la subespecie canaria del alimoche común, siguió los pasos de los aborígenes Esta ave carroñera, supo sacar partido de los primeros humanos, dedicados a las crías de cabras y ovejas

Hace tiempo que los rebaños de ganado se desvanecieron, y fueron sustituidos por los turistas Hoy los Alimoches apenas se dejan ver A pesar de su clima árido, Fuerteventura es la isla con mayor número de aves Aunque algunas estén aquí por accidente Es frecuente que mientras migran bordeando las costas de África, se ven arrastradas al mar, hacen una parada para recuperarse

El viento sahariano se topa con una corriente marina de aguas muy frías procedente del norte “La corriente de las Islas Canarias” Trae consigo una criatura tan hermosa como letal, “la Carabela portuguesa” Una cazadora bella y mortífera, cuyos largos tentáculos inyectan un veneno de acción rápida, que paraliza a sus presas Su gelatinosa vela le permite impulsarse y ascender ala superficie

Algunos peces son inmunes al veneno de la Carabela portuguesa Viajar junto a ella les brinda protección La tortuga boba llega al final de un viaje de miles de kilómetros Una larga travesía Atlántica acompañada por los peces piloto En mar abierto cualquier refugio es válido

A veces enjambres enteros de peces pequeños siguen su estela Este pez Ballesta adulto parece perdido en azul infinito Está buscando un acompañante La tortuga no parece inclinada ha hacer nuevos amigos Termina aceptando su compañía, ambos prosigue su viaje juntos

Los delfines moteados del Atlántico surcan el océano en grandes grupos La riqueza piscícola de las canarias los convierte en visitantes asiduos Comparten estas aguas con parientes cercanos Como los delfines Mulares o de nariz de botella, sus manadas están encabezadas por los machos más experimentados Los delfines mulares utilizan un lenguaje muy complejo

La comunidad científica lleva décadas estudiándolo, con la esperanza de que, algún día, podamos comunicarnos con ellos En las costas canarias hay mamíferos de aguas frías y mares tropicales Algunos están de paso Otros viven aquí todo el año Los calderones comunes o ballenas piloto de aleta larga, son, nómadas del océano

Pero algunos grupos han hecho una excepción, asentándose de por vida en el estrecho entre Tenerife y La Gomera Viven en comunidades familiares muy unidas, liderado por un adulto experimentado en el que todos confían De ahí el nombre de ballenas piloto La comunicación entre ellas es crucial Profieren sonidos individuales para coordinar sus movimientos, y complejos cantos para expresar su bienestar

Hace cuatro años que no llueve en esta zona de Fuerteventura Este verano ha sido aún más caluroso la existencia es difícil, incluso, para las Avutardas hubaras, cuyos antepasados vivían en el desierto Pero no pierden la esperanza Al llegar el invierno la Calima se disipa Los vientos cambian, arrastran nubes de lluvia del norte

Justo lo que esperaban las avutardas Oscuros nubarrones se ciernen sobre la isla achicharrada Las lluvias son breves, pero intensas La avutarda disfruta de esta ansiada ducha La lluvia representa la salvación para las aves de este hábitat reseco Donde pronto aparecerán manchas de vegetación fresca y verde

Las avutardas se desquitan de tan larga espera, seleccionando los brotes más tiernos Pero ahora mismo, alimentarse, no es su gran prioridad La lluvia ha marcado el inicio de un singular torneo, que los machos afrontan con entusiasmo El cortejo, ha comenzado Los machos de esta especie son auténticos casanovas

Ningún despliegue es demasiado fastuoso Serán capaz de cualquier cosa para impresionar a las hembras Intentarán acaparar toda la atención, día tras día Pero ser una estrella es una tarea exigente y agotadora El espectáculo puede prolongarse hasta seis meses

solo los más resistentes encontrarán pareja (Graznidos) La reacción de las hembras es observada con detenimiento Si alguna parece impresionada el macho se acercará poco a poco Tras un pequeño intermedio, el espectáculo continuará Gracias a las lluvias, el desierto florece

Las tarabillas canarias se han apareado En los años sin lluvia, muchos pájaros no se reproducen Pero este es un buen año Los húmedos barrancos de Fuerteventura, son el único lugar de cría de esta endémica ave Los progenitores alimentan sin cesar a sus insaciables polluelos, no descansan nunca

Los excrementos de estos glotones deben ser evacuados del nido Una tarea que la pareja también comparte Contrariamente a los machos, las avutardas hubaras hembras, son criaturas tímidas, que evitan llamar la atención Proteger a las crías en un paisaje despejado, exige el máximo disimulo Tras camuflar sus huevos entre las rocas, esta madre pasará tres semanas pendiente del nido, haciendo tan solo alguna breve salida par buscar comida

Los machos prosiguen su vistoso espectáculo Algunos morirán de agotamiento Las hembras engendrarán nuevas vidas El peligro acecha en el aire Los astutos cuervos desertícolas, siempre están al acecho de un nido desprotegido

La hembra se mantiene alerta, consciente de que si un cuervo descubre su nido, destruirá sus huevos El invierno toca a su fin Algo extraño ocurre en pleno mar abierto Una singular criatura asciende desde las profundidades Pese a su aspecto de medusa, es la nidada de un cefalópodo de aguas profundas

El calamar diamante Cuyos 60000 huevos solo se pueden desarrollar en la superficie El agua repleta de plancton, atrae a un gran número de peces Que, a su vez, atraen a las aves que atraviesan el Atlántico

Tras pasar el invierno en Sudamérica Las Pardelas cenicientas acuden en primavera a las Canarias, para reproducirse Pasan el día pescando para alimentar a los polluelos Que aguardan su regreso ocultos en nichos rocosos, en la parte alta del acantilado Los padres recorren cientos de kilómetros

Los bancos de peces no son fáciles de encontrar Por suerte cuentan con aliados muy inteligentes: los delfines Unos hábiles rastreadores que emplean la ecolocalización para dar con sus presas Una tarea que para ellos es casi un juego Las pardelas se suman a la cacería

Delfines y aves atacan al unísono Puede parecer un ballet grácil y acompasado, para las pardelas y sus polluelos, es una cuestión de supervivencia Las poblaciones de peces continúan cayendo Atlántico Cada vez es más difícil encontrar comida Con los buches llenos las aves vuelan hacia sus nidos, para alimentar a sus hambrientos polluelos

Por la noche, algunos depredadores emergen de sus escondrijos Un pulpo tantea el fondo en busca de presas Una raya mariposa inspecciona la arena Los tiburones ángel también son cazadores nocturnos Los acantilados, se llenan de fantasmagóricos chillidos

Valiéndose de su olfato, las pardelas regresan a sus nichos de cría en la oscuridad Por lo que sus aterrizajes no son muy elegantes (Plof) Una vez en tierra, saludan a sus vecinos Después cada pareja alimenta a su único polluelo Un momento que este pequeño esperaba ansioso

(Graznidos) Es hora de disfrutar de la vida en familia y descansar un poco (Graznidos) Antes del amanecer las Pardelas cenicientas se preparan para poder alzar el vuelo en dirección al mar (Graznidos) Los alisios inferiores proceden del norte y el nordeste, soplan a altitudes que no superan los 1500 m En su largo viaje por el Atlántico, acumulan mucha humedad

Lanzarote y Fuerteventura son relativamente planas Las nubes sobrevuelan con facilidad sus lomas volcánicas Peroal llegar a Gran Canaria Tenerife, La Gomera o La Palma, forman inmensos bancos de nubes en sus escarpados los flancos Al ser propulsadas hacia arriba, las nubes se enfrían y se condensan, dando vida a un extraordinario tesoro natural La “Laurisilva” canaria

Una variedad de bosque subtropical que solo existe en estas islas Sus imponentes lauráceas “ordeñan” las nubes, y el agua gotea desde las hojas hasta el suelo Pese a que las lluvias no son frecuentes, hay arroyos y cataratas La Humedad baña cada palmo del bosque Hongos, musgos y helechos tapizan los árboles

La Laurisilva del Parque Nacional de Garajonay, en La Gomera Es un tesoro extraordinario El tiempo parece haberse detenido en el interior de estos bosques, auténticos fósiles vivientes de la Era Cenozoica Hace más de dos millones y medio de años, había bosques como estos en toda la región mediterránea Pero al llegar la última glaciación todos desaparecieron

Excepto en las islas Canarias la Laurisilva vive gracias al viento Sin la humedad que aportan los alisios inferiores, su milenaria flora se extinguiría Estos bosques envueltos en nubes parece el lugar perfecto para descubrir extrañas criaturas Como una singular ave endémica de Canarias

La paloma turqué Es una tímida ave difícil de ver prefiere esconderse en el bosque Desciende de las palomas torcaces europeas, que sobrevolaron las islas hace tiempo Algunas se asentaron en estos bosques Aisladas en este archipiélago remoto, evolucionaron hasta formar una especie diferente

La Laurisilva canaria posee una extraordinaria biodiversidad Muchas de estas plantas solo existen aquí En el único lugar donde podrían sobrevivir Algunas se encuentran entre las especies más amenazadas del planeta Son tan sensibles, que el menor cambio del clima, podrían hacer que desaparecieran para siempre

El bicácaro o bicacarera es un vistosa planta trepadora y una reliquia de la Era Cenozoica Su colorido cáliz encierra grandes cantidades de néctar Los insectos que polinizaban sus flores se extinguieron Así que estas platas tuvieron que adaptarse y hoy son polinizadas por pájaros El mosquitero canario acude atraído por su néctar

Utiliza su estrecho pico hurga en las entrañas de la flor Este pequeño pájaro es un entusiasta polinizador de diversas plantas Como la llamativa la Digital de Canarias (Trinos de los pájaros) Su forma está adaptada a la anatomía del Mosquitero Cuando este picotea el néctar, el polen se adhiere a su cabeza

Y será transportado a la siguiente flor (Trinos) cuando los húmedos y fríos alisios pierden fuerza, la atmósfera africana se vuelve a hacer sentir El aire se torna neblinoso, y las temperaturas aumentan Al norte de Lanzarote se encuentra el archipiélago Chinijo Formado por la isla de La Graciosa y cuatro islotes deshabitados

Cuatro rocas desnudas en pleno Océano Estos visitantes vienen desde muy lejos Los halcones de Eleonora pasan el invierno en Madagascar Pero algunos vienen a reproducirse a estas rocas volcánicas despojadas de toda vegetación Para llegar a la isla de Alegranza, atraviesan el Sáhara en 3 semanas

Unas ciento cincuenta parejas se instalan en el inhóspito paisaje Los halcones de Eleonora conocidos localmente como “aletas” que se crían en colonias informales Es verano, estas rapaces a penas han comenzado a empollar los huevos En el estrecho entre Tenerife y la Gomera no sopla el viento, y el mar está liso y tranquilo Barios calderones comunes se relajan en la superficie

En agosto, las familias flotan a la deriva y dan a luz a sus crías Todas los miembros de una manada están emparentadas, por lo que los machos se aparean con las hembras de otros grupos Y luego regresan para proteger a su clan Los pequeños no se despegaran de sus madres durante sus primeros cuatro años de vida Cuando una de ellas esté cazando, otros familiares, incluidos los machos, cuidarán de su cría

Estarecién nacida ha superado su primer día Pero no todas las crías lo consiguen Este ballenato murió hace varios días Incapaz de abandonarlo, un macho lo mantiene a flote El contacto físico refuerza los vínculos familiares, y les proporciona el coraje necesario, para enfrentarse unidos a los constantes retos de su vida diaria

Ocultos en este inhóspito acantilado, estos halcones recién nacidos esperan a que regresen sus padres Los adultos patrullan sin descanso, en busca de alimento Durante la estación de cría dan caza a algunos pájaros que van al sur Es frecuente que las aves de menor tamaño, durante su largo viaje por lacosta africana, sean arrastradas por los fuertes vientos hasta estas costas Casi al límite de sus fuerzas son presas fáciles para los halcones

Lo que explica porque sus polluelos rompen el cascarón tan tarde Han ajustado su ciclo reproductor, para sacar el máximo partido a la migración de otoño Una estrategia peligrosa, ya que si el viento no desvía de su ruta a suficientes aves, las crías morirán de hambre Ambos progenitores se turnan para alimentar a los polluelos, que permanecerán seis semanas en el nido A mediodía, las rocas volcánicas pueden alcanzar temperaturas superiores a los cuarenta grados

Obliga a proteger a los polluelos del sol abrasador Cuando los adultos salen a cazar, una buena sombra puede ser cuestión de vida o muerte Este año el viento ha traído a la isla de Alegranza, muchas aves migratorias Lo que augura un buen futuro a las pequeñas rapaces A finales de octubre los adultos partirán hacia Madagascar, su residencia e invierno

Los jóvenes halcones los seguirán más tarde Con tan solo diez semanas de vida, tienen que recorrer solos cerca de diez mil kilómetros Deben abandonar estos afloramientos rocosos, antes de que comiencen las tormentas de invierno El año que viene, regresarán Surgidas del fondo del Océano Atlántico, hace millones de años, las Islas Canarias son hoy un paraíso subtropical

Nuevas y singulares especies se desarrollaron aquí, en este archipiélago remoto Serán el tema de nuestro siguiente episodio, “El mundo de las Montañas de Fuego”