Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis

LEONES CONTRA HIPOPOTAMOS – ANIMALES SALVAJES

En un cambiante paisaje africano dos gigantes comparten su hogar, ambos habitan un mundo fluvial definido por las estaciones donde la supervivencia es una batalla que se libra en múltiples frentes.

El río, campo de batalla, estamos en áfrica oriental remontando las vías fluviales de tanzania hacia un río que se encuentra a merced del sol un curso de agua compartido por dos impresionantes colosos el hipopótamo y el cocodrilo del nilo.

Durante la implacable estación seca hasta el más pequeño remanso adquiere un gran valor a los hipopótamos toleran a sus vecinos que en ocasiones despiertan su curiosidad ambas especies necesitan acceso al río moribundo que para el hipopótamo es también un refugio el agua y el barro protegen su piel del implacable sol el cocodrilo ha desarrollado una estrategia distinta para combatir el calor excavar una cueva en la orilla del río le permite refrescar su cuerpo recalentado por el ardiente sol un refugio privilegiado que hay que defender con energía pese a su pequeña entrada estos conductos pueden superar los metros de profundidad y cobijar a varios cocodrilos ningún otro gran depredador construye guaridas de tal tamañ

El río es el hogar de muchas aves entre las que destaca la elegante garza real los pica huellas libran a los hipopótamos de garrapatas y otros parásitos los marabúes omnipresentes en todas tanzania capturan sin esfuerzo a la especie piscícola más común en el río el bagre estos peces quedan atrapados por una represa natural y son un valioso recurso para alex y cocodrilos el pi cargo vocinglero deja que el marabú haga el trabajo preliminar arrebatarle después la presa no suele resultar difícil todos los comensales se unen al festín me pese a su mayor tamaño los marabúes no pueden evitar la rapiña allá la abundancia de aves es notable pero en esta sociedad sólo existen dos reyes la hierba es el principal alimento del hipopótamo a pesar de ello es un animal agresivo e impredecible las hembras pertenecientes a cada macho dominante se apiñan junto a él en pozas cada vez más reducidas un jovencito aprende a pelear con su hermano mayor aún no tiene colmillos es sólo un inofensivo entretenimiento que le permitirá medir sus fuerzas e ir estableciendo su lugar en la jerarquía claro los adultos solteros deben dominar el arte de la amenaza y aprender a resolver un enfrentamiento todo comienza con una serie de violentos cabeceos y una exhibición de su terrible arsenal.

 

 

Lucha de Leones contra Hipopótamos

 

Si su oponente responde al ritual el instigador procede a marcar el territorio cubriendo una extensa área con sus excrementos terribles pero muchas veces las hostilidades terminan tan rápido como comienzan lolo la dispersión de barro no siempre indica agresividad también es un gesto rutinario entre los hipopótamos cuando están descansando ahuyentar a los rivales y si es preciso derrotarlos es la única forma de perpetuar los genes durante la cópula el cuerpo de la hembra permanece sumergido casi en su totalidad ocho meses después dará a luz en el agua a una sola cría los cocodrilos machos resuelven sus conflictos con violentas demostraciones de fuerza pueden emitir una gran variedad de sonidos y sus mandíbulas abiertas son una clara amenaza la defensa del territorio es el origen de muchas disputas la, esta hembra se disponía a transportar a sus crías al agua han nacido hace pocos minutos y dependen por completo de su madre, ella ha protegido el nido durante tres meses pero para los diminutos reptiles este es el momento de mayor peligro

Con su preciosa carga en la boca debe efectuar numerosos viajes hasta la orilla dejando desprotegido el nido el número de a por la zona un hábil saqueador de nidos que intentará aprovechar la ausencia de la madre de repente detectan a sus potenciales presas a no inspecciona la orilla pero la hembra no está dispuesta a aceptar su presencia buscar el nido parece la mejor opción i las madres no pueden estar en dos sitios a la vez lo que permite a los varanos terminar con al menos la mitad de sus crías este alcaraván acuático se enfrenta a un gran problema en hablar un duelo de miradas con este gigante resulta inútil pero a los cercó picos verdes si puede alejar los del nido con sólo desplegar las alas.

En un cambiante paisaje africano dos gigantes comparten su hogar, ambos habitan un mundo fluvial definido por las estaciones donde la supervivencia es una batalla que se libra en múltiples frentes el río campo de batalla a estamos en áfrica oriental remontando las vías fluviales de tanzania hacia un río que se encuentra a merced del sol un curso de agua compartido por dos impresionantes colosos el hipopótamo y el cocodrilo del este comportamiento conocido como clepto parasitismo es común incluso entre los jóvenes los cocodrilos son capaces de impulsarse verticalmente fuera del agua el vuelo rasante del pigargo provoca esta respuesta el varano continúa buscando huevos de cocodrilo y por fin encuentra lo que buscaba un nido sin protección bastante prometedora su propietaria se enfrenta a un dilema junto a ellas se encuentran varias de sus crías y un hambriento macho que espera su oportunidad si vuelve al nido estarán literalmente a su merced si su madre no lo impide todas serán devoradas pero su atención está dividida pasar por delante de las amenazadoras fauces es casi un suicidio pero la cría consigue evitar varios ataques por el momento la parte más alta y escarpada parece segura la madre sabe que si no ahuyenta albarano éste acabará desenterrando todos los huevos la nerviosa hembra cambia de postura y un movimiento involuntario de su cola inhfa al pequeño a una parte aún más abrupta un solo paso en falso podría conducirle a la muerte las leyes tras varios intentos el macho tan sólo consigue paladear un pedazo de barro la afortunada cría vuelve a desafiar al destino y en vez de permanecer junto