Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Los primeros hombres: Asia

Hoy, cuatro mil millones de personas viven en Asia Todas miembros de la misma especie, Homo Sapiens, nosotros

Pero no siempre fue así Cuando dejaron África y llegaron a Asia ya estaba habitada por una especie de humano diferente Ellos eran los veteranos en esta tierra, nosotros los novatos Pero, ¿qué pasó después? ¿Es posible que nos cruzásemos con esos antiguos humanos y mezclásemos nuestros genes? -Cuando analizamos el ADN descubrimos una nueva forma de humano extinto -Aunque se extinguieron hace treinta mil años su ADN siguen viviendo en nosotros

-En nuestro interior tenemos los genes de estos antiguos hombres, nos siguen influenciando hoy Pero, ¿cómo nos ayudaron con sus genes a colonizar el planeta? Esta es la historia de nuestros antepasados y de cómo se extendieron a todos los continentes del mundo ¿Cuál fue el secreto de su éxito? Su historia es nuestra historia Sudeste asiático, hace sesenta y tres mil años Un grupo de cazadores-recolectores en busca de comida

Son recién llegados, inmigrantes de África, al límite del mundo conocido En los trópicos los humanos no viven en cuevas, hay demasiados depredadores venenosos Las utilizan como refugio para escapar de la lluvia Pero para una joven esta cueva se convertirá en su lugar de descanso final Sus restos han sido descubiertos recientemente

Podrían ser los restos de humanos modernos más antiguos encontrados en Asia Laos es uno de los países más aislado del sudeste asiático Hasta hace poco estaba desconectado del mundo occidental Pero dos arqueólogos occidentales trabajan aquí desde 2007 Laura Shackelford de Chicago y Fabrice Demeter de Francia

Llegaron a Laos siguiendo una corazonada Estaban convencidos de que los hombres prehistóricos pudieron vivir en estas colinas El norte de Laos está lleno de cuevas Durante la guerra de Vietnam fueron utilizadas como refugio contra las bombas Pero nadie las había explorado adecuadamente hasta ahora

Con miles de sitios entre los que elegir Demeter y Shackelford comenzaron a escavar aquí, en esta cueva en la ladera de la montaña Tam Pa Ling Ayudados por un pequeño ejército de trabajadores laosianos, comenzaron a excavar en toneladas de arcilla -¿Crees que podrán terminar este nivel hoy? -Hoy no, probablemente mañana Pensaba que había algo Una pequeña

-O la línea -La línea blanca -Sí y está aquí

-Esa es la misma A pesar de la gran excavación no estaban seguros de encontrar nada -Hay muy pocos fósiles aquí en Asia, en parte porque este es un ambiente tropical muy húmedo y nada fosiliza bien por este motivo Pero en 2008 descubrieron fragmentos de carbón vegetal, posible restos de una hoguera prehistórica Animados por lo que encontraron continuaron excavando

-Abrimos el foso, lo ampliamos un poco y fue, entonces, cuando encontramos los primeros fósiles Entre los sedimentos encontraron fragmentos de un cráneo humano -Aquí están los restos humanos que descubrimos Esto corresponde a la parte superior del cráneo Después encontramos una mandíbula superior completa, y en cuanto tuve las dos piezas supe que se trataba de un humano moderno, estaba muy emocionado

 

Los primeros pobladores

Un escáner revela que el tamaño y la forma del cráneo son los de una mujer joven Pero lo más notable es su antigüedad Anteriormente, el humano moderno más antiguo encontrado en esta parte del mundo tenía cuarenta mil años Pero este cráneo era mucho más antiguo Con sesenta y tres mil años de antigüedad este es el fósil más antiguo del sudeste asiático

Y aumenta la presencia de humanos modernos en esta parte del mundo al menos en veinte mil años más La mujer de Tam Pa Ling es ahora el ser humano moderno más antiguo hallado en Asia Su gente dejó África y emigró seis mil cuatrocientos kilómetros hacia el este, siguiendo a sus presas y buscando nuevas fuentes de alimento Pero su temprana presencia en el sudeste asiático altera radicalmente la teoría predominante de la migración humana La hipótesis convencional sostiene que los humanos modernos emigraron de África a Asia hace unos sesenta mil años

Pero la mujer de Tam Pa Ling vivía en la otra punta del continente, en las colinas de Laos, hace sesenta y tres mil años Loas humanos debieron de salir de África antes de lo que se pensaba El arqueólogo Jeff Rose intenta reconstruir la ruta tomada por las primeras personas que salieron de África Y busca indicios de dónde comenzó su viaje en la Península Arábiga -Hasta hace un par de años, los arqueólogos pensaban que la gran expansión humana desde África ocurrió a lo largo de esta costa

Se hablaba de salir costeando de África, migración costera el expreso costero, se pensaba que se convirtieron en gente de mar, que habían desarrollado una subsistencia acuática Podían pescar, podían coger marisco a lo largo de la costa, y eso condujo a esta expansión colosal por Asia y el resto del mundo Esa el la teoría pero, ¿es realmente cierta? -Si una cultura africana hubiese llegado a este lugar habría dejado pruebas de su presencia en forma de herramientas de piedra por ejemplo, podríamos hallarlas y verificarlo En 2010, Jeff Rose, obtuvo financiación para escavar en Omán y encontrar dichas pruebas Cualquier cosa que hubiera habido en la costa habría sido borrada por el mar hace mucho tiempo

Pero en las colinas cercanas esperaba encontrar algún signo de vida humana prehistórica -Esta cordillera es muy elevada y está cerca de la costa Está llena de cuevas, es como un queso suizo Así que era sólo cuestión de tiempo, no nos preguntábamos si encontraríamos algo sino cuándo Cavamos un foso de prueba allí, otro allí, otro en la ladera que conduce a la cueva, en todos profundizamos muchísimo y a pesar de ello no encontramos nada Nunca encontraos un solo artefacto

Recuerdo que pensé: “Ya está, olvídate de la costa, tienes que buscar en otra parte, necesitas una estrategia diferente” El proyecto estaba fallando, así que Jeff Rose decidió escavar tierra adentro A ciento sesenta kilómetros de la costa, en medio del desierto, encontró un lecho de río seco Este es el Wadi Ghul, uno de los mayores cauces de antiguos ríos de Arabia Debe de haber ochocientos metros hasta el otro lado

Ahora mismo está seco pero hacer cien mil años estaba lleno de agua Toda Arabia era verde, estaba llena de sabanas y lagos y había una inmensa red fluvial en esta meseta Empezó a explorar las colinas sobre el antiguo cauce del río Y encontró un campo lleno de rocas de sílex Esto era lo que estuve buscando todos esos años en la costa

Esto se llama sílex y es la materia prima empleada para hacer las herramientas de piedra en la prehistoria Este sitio está cubierto de este material Los fabricantes de herramientas prehistóricas venían a sitios como este, hacían sus herramientas, dejaban aquí las lascas y volvían a los valles donde estaba el agua, así que, es un taller prehistórico Era inconfundible, los hombres pasaron por aquí, y se quedaron el tiempo suficiente como para hacer miles de herramientas Pero, quién y cuándo

Las piedras le dijeron todo lo que necesitaba saber -Es preciosa, la clásica punta nubia Esto está hecho por los primeros hombres que dejaron África Las puntas nubias procedían de una parte de África que ahora se corresponden con Egipto Se hicieron hace unos cien mil años

Si esas mismas herramientas se podían encontrar en Omán estaba claro que esos hombres estaban en la Península Arábiga al mismo tiempo, hace cien mil años -No se trata de algo que podría tener similitudes con la tecnología africana, es la propia tecnología africana Si los africanos estuvieron en Arabia hace cien mil años significa que emigraron a Asia mucho antes de lo que los arqueólogos pensaban Cuarenta mil años antes Pero, ¿qué los llevo hacia lo desconocido? Tal vez fuese el clima

Hoy en día, el norte de África y Arabia son calurosos y secos Pero hace cien mil años esta región era muy diferente Los desiertos estaban llenos de vegetación y el paisaje era verde El mundo se encontraba en una fase húmeda -El clima aquí es cíclico, por lo que tenemos un sistema de monzones que circula por el Océano Indico y cuando se intensifica y cobra fuerza penetra hacia el interior de Arabia

Los ríos secos como este de repente se llenaban de agua y eran como autopistas por las que todo el mundo viajaba Pero no eran las playas lo que atraía a la gente a Arabia, sino los ríos llenos de agua del monzón -Nos dimos cuenta de que a estos humanos no le interesaban las costas No era pescadores que se había adaptado a una nueva tecnología y viajan hacia el este siguiendo este ecosistema, eran los mismo que vivían en África y eran oportunistas Estos valles fluviales debían de ser como el paraíso para ellos porque no sólo estaban familiarizados con este tipo de paisajes además no había nadie con quién competir

Algunas de las cualidades que observamos en estas personas y que no aparecen antes en la prehistoria es que eran curiosos No había exceso de población por lo que no se vieron obligados a salir de África, pero se despertaban todos los días a un lado del Mar Rojo mirando al horizonte y en algún momento alguien dijo, “Tengo que ir a ver que hay allí” Fue esa curiosidad lo que los impulsó y creo que ese es el aspecto que define mejor a nuestra especie siempre queremos saber qué hay al otro lado El camino a Asia estaba abierto para los primeros hombres Desde Arabia emigraron hacia el este, hacia Asia central, el norte de India y más allá

Habrían seguido una red de ríos, pasillos naturales a través del continente Algunos de los ríos más largos del mundo se encuentran en Asia Son una fuente constante de agua potable y comida Aún hoy, más del noventa porciento de la población mundial vive a menos de dieciséis kilómetros de un río El río Mekong recorre tres mil doscientos kilómetros a través del sudeste asiático, localmente se le conoce como “la madre de agua”

Y pudo llevar a los primeros hombre a las colinas de Laos y finalmente hasta Tam Pa Ling Si la gente entró en Asia hace cien mil años tuvieron más tiempo para migrar por todo el continente Sólo era necesario que se desplazaran tres kilómetros en cada generación para llegar aquí, hace sesenta y tres mil años Los arqueólogos saben muy poco acerca de estos hombres, porque se han hallado muy pocos artefactos en el sudeste asiático El problema es que apenas hay pedernal o sílex para hacer herramientas o puntas de lanza

Pero hay otra cosa, bambú Amanece en “Mansha”, una aldea en el norte de Laos Comienza la jornada diaria y hay bambú por todas partes Es lo bastante fuerte para construir casas pero también lo suficientemente flexible para doblarlo y bastante tierno como para comerlo El bambú es una planta que crece hasta un metro al día

Puede soportar más peso que el hormigón, y cuando se seca es más fuerte que el acero En una tierra sin pedernal habría sido una solución polivalente para los primeros hombres -Cuando viajas no cargas con las herramientas de piedra de un sitio a otro, los materiales orgánicos, como el bambú, son fáciles de usar y desechar para buscar otros donde quiera que vayas Es algo que podría haber usado hace sesenta mil años Pero el bambú también es muy absorbente

Una vez que se moja, se ablanda y se pudre No dejando un solo rastro para los arqueólogos Eso hace que el rastro de los primeros asiáticos sea difícil de seguir Muchas de las pruebas han desaparecido La siguiente huella de ese rastro aparece cuatrocientos ochenta kilómetros al este, en el sur de China

Entre las formaciones rocosas de la provincia de Guangxi Chang Zhy Jin es uno de los geólogos con más experiencia de China, y se dió cuenta de que este era un paisaje que habría atraído a los humanos prehistóricos -Eso de ahí es la montaña Mulán, una formación típica de roca caliza y como se puede ver, tiene muchos picos, muchas cuevas, son bastante traicioneras Pero también son un refugio natural y para los hombres prehistóricos sería el hábitat perfecto En 2007 el profesor Jin subió la montaña Mulán hasta esta cueva, Zhirendong

Los agricultores locales habían encontrado fósiles animales en la entrada, animales que pudieron haber sido cazados por los primeros humanos, a si que el profesor Jin decidió explorar el interior de la cueva Tras dieciocho meses de excavaciones su equipo hizo un descubrimiento Una mandíbula humana Aquí fue donde encontramos el hueso Encima, se puede apreciar el primer estrato

Y aquí debajo, hay otro estrato, fue justo ahí En medio de los dos estratos donde encontramos la mandíbula Cuando fechó los estratos circundantes descubrió que la mandíbula tenía ciento dos mil años Era más antigua que el cráneo en Tam Pa Ling Era incluso más antigua que las herramientas de Omán

Si las fechas son correctas, debieron de salir de África y llegar a Asia incluso antes de lo que sugieren las pruebas arqueológicas Llegando a China hace al menos ciento dos mil años Pero hay una explicación alternativa Tal vez, la mandíbula no es de un humano moderno Tal vez, sea de una especie diferente

Todas las personas que vivimos hoy, los siete mil millones de habitantes de este planeta, somos miembros de la misma especie, Homo Sapiens Ahora somos los únicos humanos de la tierra Pero no siempre fue así El árbol genealógico humano comienza hace más de dos millones de años Antes de eso, éramos más simios que humanos

Desde entonces, ha habido innumerable ramas, hojas y brotes que han dado lugar a diferentes especies Los antropólogos clasifican a todos los que nos precedieron como humanos arcaicos De entre ellos, la especie con más éxito fue el Homo Erectus A pesar de tener un cerebro un tercio menor que el nuestro, el Homo Erectus salió de África un millón y medio de años antes que los humanos modernos Ellos y no nosotros fueron los primeros habitantes de Asia

Tal vez por eso la mandíbula de Zhirendong es tan antigua Puede que no sea de Homo Sapiens sino de Homo Erectus Wu Liu es experto en las diferencias entre las especies humanas La mandíbula es una característica que define el tamaño y el ángulo de la barbilla En el Homo Sapiens sobresale más que los dientes

Pero en el Homo Erectus se inclina hacia atrás -Esta es la mandíbula de un Homo Erectus Su aspecto general es muy robusto y lo más importante es que el ángulo de la barbilla tiene menos de setenta grados A medida que pasaba el tiempo ese ángulo se iba haciendo cada vez más pronunciado y en los humanos modernos tiene un ángulo de noventa grados E incluso de cien, en algunos casos

¿Cómo es la mandíbula de Zhirendong? ¿Es de Erectus o de Sapiens? Analizándola con un escáner es posible medir el ángulo de la barbilla También el grosor de los huesos y el tamaño de las cavidades de los dientes En todos estos aspectos, la mandíbula parece estar entre Sapiens y Erectus Una mezcla de ambas especies Durante mucho tiempo se pensaba que el Homo Erctus se extinguió antes de que los humanos modernos llegaran a Asia

Pero, ¿y si no es cierto? ¿Y si seguían allí y las dos especies se cruzaron? ¿Habríamos tenido suficientes características en común como para que se produjera la hibridación? Tal vez por eso, la mandíbula parece una mezcla de dos especies Es el resultado del cruce

Hasta el momento, no se ha encontrado ninguna otra evidencia de tales encuentros en el sur de China; pero es una idea intrigante que los humanos modernos llegasen y se apareasen con otros tipos de humanos arcaicos Si sucedió aquí, ¿dónde más pudo haber sucedido? ¿Quién más vivía en Asia cuando llegaron los humanos modernos? Para los primeros asiáticos que viajaron hacia el norte, este era un paso natural a través de los páramos de Siberia Y aquí, en el macizo de Altái, los arqueólogos han encontrado una cueva como ninguna otra: Denísova Tiene una gran abertura, y es visible a gran distancia Tan pronto como entras en esa parte del valle, en el siglo XVIII estuvo habitada por un ermitaño

llamado Dennis, san Dennis; y la cueva lleva su nombre Por eso se llama Denísova Denísova fue una vez el hogar de las estrellas de la Prehistoria, los Neandertales

Nuestros parientes más cercanos, los Neandertales, son una especie diferente que evolucionó en la Europa de la glaciación, y se expandió hacia el noroeste, hasta Siberia Desde la década de 1970, los arqueólogos han desenterrado miles de artefactos hechos por neandertales; pero también encuentran artefactos hechos por humanos modernos Hay pocas cuevas en el mundo donde se puedan encontrar restos de dos tipos de humanos aunque de épocas diferentes Sin embargo, se han encontrado muy pocos huesos

En 2008, los arqueólogos intensificaron su búsqueda Me uní a un equipo ruso que estaba escavando la cueva, y mi trabajo era estudiar los restos humanos El equipo fue retirando poco a poco los sedimentos hallados, para recuperar hasta los restos más pequeños Fue un trabajo duro examinar cada uno de los trozos hallados y determinar si tenían un origen humano A veces sí lo eran

En una capa de sedimentos de 41000 años de antigüedad, los arqueólogos rusos descubrieron un pequeño fragmento de hueso de un dedo humano Tenemos una impresión tridimensional, a mayor escala, del hueso del dedo Es cinco veces más grande que el original Es parte del dedo meñique

Este dedo debía seguir creciendo Es de un niño en pleno desarrollo Tal vez un niño de cinco o siete años Sobre esa edad El tamaño original es este Es un fragmento minúsculo

Es quizá el fósil menos espectacular del mundo Un pequeño fragmento de un dedo de un niño ¿Quién era este niño que vivió en las montañas de Siberia hace 41000 años? ¿Era un humano moderno o un neandertal? Solo hay una forma de averiguarlo: ADN El hueso de dedo fue enviado al Instituto Max Planck; al genetista sueco Svante Pääbo

un pionero en el campo del ADN antiguo Cuando su equipo encontró algo de ADN, aún preservado en el hueso, se dispuso a analizarlo A medida que el ADN envejece se descomponen miles de millones de pequeños fragmentos que se mezclan y contaminan con el ADN de insectos, bacterias y hongos El reto de un genetista es identificar los fragmentos humanos, aislarlos, y volverlos a ordenar en el orden correcto Hace una década habría sido imposible

Pero las rápidas máquinas de secuenciación han hecho que lo imposible sea posible Los últimos 30 años de la genética molecular conforman una historia de revoluciones impulsadas por la tecnología

El gran avance es nuestra capacidad actual de secuenciar millones de moléculas de ADN con bastante rapidez y bajo coste Eso lo cambia todo En 2010, el equipo de Pääbo armó un revuelo internacional Secuenciaron el genoma de un neandertal Era la primera vez que alguien lograba descifrar el código genético de un humano extinto

Emplearon las mismas técnicas en el hueso de dedo de Siberia Pero su secuencia no era la que esperaban

Cuando analizamos su ADN esperábamos que fuera de un neandertal o de un humano moderno Así que

nos sorprendió mucho descubrir que en realidad era otra cosa; una nueva forma de humano extinto Gracias al hueso del dedo de un niño habían descubierto una nueva rama del árbol genealógico humano Tuvimos un gran debate sobre cómo llamar a estos nuevos individuos, y se nos ocurrió el nombre de

homínido de Denísova, en referencia a la cueva donde había sido encontrado Era la primera vez que identificábamos una nueva forma de humano extinto a partir de su genoma y sin apenas información adicional de herramientas de piedra o hueso Únicamente a partir de su genoma Parece ciencia ficción De repente, una nueva población

Los homínidos de Denísova entran a formar parte de la historia humana A medida que los humanos modernos avanzaban a través de Asia, debieron entrar en el territorio de estos hombres

¿Qué pasó después? Según la genética, los dos pueblos se cruzaron Cuando los genetistas estudiaron el genoma del homínido de Denísova, y lo compararon con el del humano moderno, descubrieron que este contiene fragmentos del genoma del homínido de Denísova

Por increíble que parezca, estos antiguos hombres sobreviven dentro de nosotros Esta no es la primera evidencia de hibridación entre humanos modernos y arcaicos Cuando el equipo del Instituto Max Planck secuenció en genoma neandertal, descubrió el mismo tipo de superposición; y concluyeron que los humanos modernos se cruzaron con los neandertales hace 55000 años, llevando sus genes consigo hasta Asia Solíamos pensar que los humanos modernos llegaron a Asia y encontraron una tierra poco poblada, pero no es así

Ahora sabemos que había múltiples poblaciones de estos humanos arcaicos, homínidos de Denísvoa, neandertales; y tal vez incluso algunos reductos de Homo erectus

Cuando llegaron los humanos modernos no eran más que los nuevos del barrio porque allí ya vivía y prosperaba mucha gente Seguramente, las poblaciones se cruzaron, y las personas resultantes de esa hibridación colonizaron el este y el sudeste asiático Hoy en día, hay 4000 millones de personas en Asia Todas ellas han heredado genes de humanos arcaicos Entre el uno y el 3 % de su ADN proviene de los Neandertales; y en algunas personas hasta un 5 % de los homínidos de Denísova

Asia, el gran crisol de la diversidad humana ¿Qué tipo de genes pudieron transmitir los humanos arcaicos a los humanos modernos? ¿Qué efecto tuvieron en nosotros? En la meseta Tibetana encontramos algunas pistas Suenan los cencerros Amanece en el Himalaya, y los agricultores dejan salir a sus yaks Es una rutina familiar Salen del pueblo y buscan pastos en las laderas de las montañas

Se encuentran a 4000 metros sobre el nivel del mar, donde hay un 40 % menos de oxígeno que en la costa Pero los tibetanos parecen sentirse cómodos a esta altitud Sus cuerpos se han adaptado a la vida en la cima del mundo Rasmus Nielsen cree que la clave de su supervivencia es la escasez de hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno en los glóbulos rojos Cabría esperar que a mayor altitud hay más necesidad de hemoglobina, pero los tibetanos producen menos hemoglobina

Lo lógico sería lo contrario, ¿por qué producen menos? El motivo es que tener demasiada hemoglobina en la sangre puede ser perjudicial Con demasiados glóbulos rojos la sangre se vuelve espesa Lo cierto es que no sabemos cómo funciona exactamente el organismo de los tibetanos con menos glóbulos rojos en sangre Creemos que han desarrollado la capacidad de producir energía en sus músculos sin usar oxígeno Uno de los genes que controla el nivel de hemoglobina es el EPAS1

Todo el mundo tiene una copia de este gen, localizado en el cromosoma 2 Pero los tibetanos tienen una variante especial que restringe su nivel de hemoglobina en sangre, y les permite trabajar a tanta altitud Pero ¿de dónde viene esta variante? ¿Cómo entró en el grupo genético tibetano? ¿Podría ser el resultado de la hibridación? Hemos observado que la secuencia de ADN de los tibetanos no se encuentra en ningún otro ser humano Entonces se nos ocurrió compararla con la de otra especie, la de los homínidos de Denísova Y descubrimos una coincidencia casi perfecta entre la secuencia de ADN tibetano y la de los homínidos de Denísova

Podríamos demostrar que la secuencia tibetana procedía de una especie arcaica, la de los homínidos de Denísova No se suele hablar mucho de los homínidos de Denísova, pero es posible que estuvieran adaptados a grandes altitudes Al cruzarse con ellos, los seres humanos modernos recogieron este gen, que también les permitió adaptarse a entornos de gran altitud El mismo gen sigue regulando la hemoglobina de los tibetanos hoy en día Es como si hubieran dado un paseo genético a lomos de los homínidos de Denísova

Cruzarnos con estos humanos arcaicos fue como coger una tajo en la selección natural Si hay una característica que quieres tener porque te resulta útil, tienes que esperar a que se produzcan las mutaciones necesarias Pero habría que esperar miles de generaciones Sin embargo, los seres humanos arcaicos ya tienen cientos de miles de años de adaptación, y todo lo que resulta útil de esta población puede pasar a los seres humanos modernos con una simple hibridación El EPAS1 es el primer gen que los científicos saben a ciencia cierta que pasó de un tipo de humano a otro a través de cruzamientos

Pero es probable que solo sea la punta del iceberg Muchos otros genes debieron de tomar esa misma ruta, y tuvieron un profundo impacto en nosotros, los humanos modernos La piel es el órgano más grande del cuerpo humano Pesa hasta 3,5 kilos Está llena de glándulas sudoríparas, vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas; pero solo tiene 2,5 mm de grosor

Es todo lo que nos protege del mundo exterior Estos chicos son un buen ejemplo de porqué la piel humana es tan importante Son capaces de soportar los impactos por las propiedades y la dureza de la piel; y gran parte de esa resistencia se rige por la queratina, que es una proteína estructural fibrosa que proporciona a la piel características como elasticidad y fuerza Según las últimas investigaciones, los genes que controlan la producción de queratina fueron heredados de humanos arcaicos, no de homínidos de Denísova esta vez, si no de neandertales Había algo beneficioso en la biología de la piel de los neandertales y su forma de procesar la queratina que se transmitió en la hibridación y se ha quedado con nosotros desde entonces

Podía ser algo relacionado con la pigmentación de la piel, o tal vez con la cicatrización de heridas Lo que sabemos es que heredar la versión neandertal de estos genes, proporcionó una gran ventaja a nuestros antepasados Apenas hemos comenzado a entender cómo interactuaban los humanos modernos, los neandertales y otros humanos arcaicos y, cuáles fueron las consecuencias La genética está reescribiendo la historia humana Las pruebas de quién se encontró con quien, dónde y cuándo, aparecen en nuestro ADN más claramente que en cualquier fósil

Y esas pruebas sugieren que nuestros parientes eran más importantes para nosotros de lo que antes se pensaba El 1,5 % del genoma de toda persona procede de nuestros antepasados neandertales Pero mi 1,5 % podría ser diferente al 1,5 % de otros Si uniésemos esos porcentajes que todos tenemos obtendríamos entre un 20 y un 30 % del genoma neandertal Es extraordinario, porque

aunque los Neandertales se extinguieron hace 30000 años, su ADN sigue en nosotros ¿Hasta qué punto nos han influido los genes que heredamos de nuestros parientes evolutivos? Pudieron marcar la diferencia entre la vida y la muerte

Cada día, nuestros cuerpos sufren el ataque de microbios, que buscan nuevos anfitriones que invadir e infectar Pero cuando los microbios atacan, nuestro cuerpo contraataca Gracias a nuestro sistema inmunitario, que recluta un ejército de glóbulos blancos conocidos como células asesinas John Trousdale es patólogo y experto en la mecánica de la inmunología humana Estas son

células asesinas Su función es matar a cualquier célula infectada con un virus o un microbio Las necesitamos para acabar con cualquier célula infectada de nuestro cuerpo

Pero para lograrlo estas células necesitan una red especial de genes Se denomina HLA, y es un sistema de alerta temprana

Durante mucho tiempo las moléculas HLA antígenos leucocitarios humanos, se han considerado la clave en la batalla contra las enfermedades Pero recientemente, los científicos han observado un patrón geográfico en este sistema genético

Los asiáticos modernos tienen grupos con los que no cuentan los africanos Es como si sus antepasados los hubieran recogido de una fuente que ya vivía en Asia Algunos de estos genes son muy diferentes de los de los humanos modernos; como si hubieran sido adquiridos de una especie diferente Es probable que algunos tipos de HLA fueran heredados de los Neandertales o los homínidos de Denísova Imaginad que estos dados representan diferentes sistemas HLA En una población como la africana cada número representa un sistema HLA diferente, lo que proporciona un nivel diferente de inmunidad

Cuando mayor sea la variedad en la población más difícil es para un virus infectarla Pero si un pequeño número de personas se marchan de África, tiene menos variedad Es decir, son más vulnerables a la infección Entonces, ¿cómo adquiere más variedad este grupo reducido? Pueden esperar a que aparezca una mutación; pero una mutación en el curso normal de la evolución es muy lenta Sin embargo, si se aparean con otra población como neandertales u homínidos de Denísova, logran esa diversidad

Así que podrían conseguir un cinco o un seis de la variedad adicional que les faltaba Además de eso, también pueden adquirir algunos sistemas HLA nuevos que tal vez ni siquiera estaban presentes en la población africana Eso les proporciona resistencia a infecciones frecuentes y específicas de esos ambientes Por lo tanto, es una especie de atajo evolutivo Estos genes se tomaron de otras poblaciones, y se incorporaron para darles esa variedad que habrían perdido En la actualidad, los humanos luchamos mejor contra las enfermedades gracias a los seres humanos arcaicos Adquirimos su inmunidad Los genes que estaban en sus células son ahora parte integral de nuestra biología Hay quien sostiene que alrededor de un 3 % de nuestros genes proceden de los neandertales ¿Y cuál es el problema? Entre un uno y un 3 % no es mucho Sin embargo, los sistemas HLA nos han proporcionado una gran ventaja, y en algunas poblaciones se calcula que hasta el 90 % de esos genes proceden de neandertales u homínidos de Denísova La inmunidad, gracias a los sistemas HLA, es uno de los mayores regalos que hemos tenido de esas poblaciones antiguas

Anoche en la meseta Tibetana Los agricultores traen sus yaks a casa para ordeñarlos Estos animales son híbridos que han sido cruzados con ganado doméstico para que sean más resistentes y productivos Estos campesinos no son conscientes de ello; pero también son híbridos, cruces de homínidos de Denísova, neandertales y puede que incluso Homo erectus Al igual que ha sucedido con los yaks, la hibridación parece haberlos hecho más fuertes, más resistentes y más sanos Hoy en día, los humanos vivimos con el legado de lo que sucedió en los antiguos bosques de Asia Cuando los humanos modernos se trasladaron a Asia tenían algunas de las herramientas que necesitaban para sobrevivir, pero no todas Se mezclaron con poblaciones que llevaban allí cientos de miles de años, y adoptaron las adaptaciones que les permitieron prosperar en ese nuevo lugar

En nuestro interior tenemos los genes de estos antiguos hombres, y nos siguen influenciando hoy en día Apenas hemos empezado a entender cuanto debemos a esos encuentros que tuvieron lugar hace decenas de miles de años El impacto de la hibridación va mucho más allá de Asia Las mismas personas que se expandieron a Siberia continuaron hasta colonizar América del Norte Otros,

más al sur, hicieron el mayor viaje de todos, a través del mar, hasta Oceanía, el continente más aislado del mundo Donde quiera que iban llevaban consigo los genes de las especies antiguas Híbridos humanos, los primeros hombres