Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis

Macedonia Oriental y Tracia, de las montañas a la costa ?️ ⛵

Las montañas de picos nevados refrescan sus pies en las límpidas aguas del mar Mediterráneo Grecia tiene unos 13000 kilómetros de costa Bienvenidos a Hellas Bienvenidos a este viaje de descubrimiento a los hitos de la mitología griega, a las raíces de la historia europea, a la cuna de la cultura occidental Bienvenidos a “casa”

GRECIA, DE LAS MONTAÑAS A LA COSTA

MACEDONIA ORIENTAL Y TRACIA

Este episodio comienza en Macedonia oriental y nos llevará al lago Kerkini, cerca de la frontera con Bulgaria Después visitaremos Agia Eleni, Anfípolis y proseguiremos hasta Tracia Una vez allí, conoceremos Kavala, Komotiní y pondremos fin a nuestro viaje con una visita a Dadia y Souflí en la frontera con Turquía En el lago Kerkini veremos búfalos de agua, animales recuperados de la extinción por Vasileos, que vino para evitar esa tragedia

En un restaurante cercano, la cocinera Argyro aprovecha el trabajo de Vasileos y prepara carne de búfalo como una de sus especialidades A solo unos kilómetros, en Agia Eleni, veremos como Kleio se prepara para la fiesta de Anasternaria, donde los participantes bailan hasta caer en un estado de trance para después caminar sobre brasas encendidas En Komotiní escucharemos al grupo musical Balkanatolia, formado por músicos de diversos orígenes Sus conciertos son un ejercicio de unidad pues combinan las diferentes corrientes culturales de la región Cerca de la frontera con Turquía conoceremos a Terry, gracias a ella y a sus compañeros, los buitres de Dadia se sienten como en casa

No lejos de allí, seremos testigos de cómo se produce la seda, desde la cría del gusano hasta el telar Y Yorgos nos explicará cómo está relanzando la imagen de este lujoso producto fabricado en su región natal Justo en la frontera con Bulgaria, a la sombra del Monte Mavrovouni se encuentra el lago Kerkini Una presa controla las crecidas estacionales para proteger las tierras a sus pies Esta región tan húmeda acoge una gran biodiversidad que la ha convertido en una zona natural protegida

Sin embargo, aquí vive un animal que quizá no esperen encontrar en Europa; generalmente son más propios de Oriente o Asia, y sin embargo aquí los tenemos El lago Kerkini es el hogar de sí, el búfalo de agua

En el lago Kerkini siempre ha habido búfalos de agua, incluso hay referencias a este animal en textos clásicos Algunos dicen que los trajo Alejandro Magno, otros que fue Jerjes Pero en los últimos tiempos su número se había reducido hasta rozar la extinción Durante muchos años, Vasileios Papadopoulos fue un sencillo carnicero, hasta que descubrió su pasión por el búfalo de agua Ahora los cría

La vegetación aquí es ideal, la hierba es perfecta para el búfalo, ¡y claro, también está el agua! Eso es importante, sobre todo en verano, porque deben refrescarse con frecuencia El búfalo lo pasa mal con el calor, necesitan tener acceso al agua Vasileios tiene unos 150 búfalos Le encanta observarlos y a veces habla con ellos Todos los días camino entre los animales durante al menos una hora

Los observo, intento ver si tienen algún problema o si alguna hembra está a punto de parir, los conozco a todos El búfalo es más sociable que las vacas o las ovejas, son distintos, más listos, más sociables Por ejemplo, las madres no tienen inconveniente en amamantar a otras crías, además de la suya Esto no es muy frecuente en el reino animal, pero entre los búfalos ocurre mucho Además tienen un instinto asombroso; notan si estás cómodo con ellos, si te gusta acariciarlos, en otras palabras, te leen la mente

Y se acercan a ti sin ningún problema El hogar de este búfalo, el lago Kerkini, es una reserva natural Trescientas especies de pájaros viven aquí y Vasileios también parece enorgullecerse de la abundancia de peces en las aguas del lago Porque todo esto junto, el agua limpia, la hierba, los peces, los pájaros y los insectos de los que se alimentan, conforman el ecosistema en el que prospera el búfalo de agua Pero el trabajo de Vasileios con los búfalos tiene otra vertiente

Además de conservacionista de la vida salvaje, también es carnicero La única forma de financiar la cría del búfalo es sacrificar algún ejemplar Aquí, en la carnicería que lleva con su mujer, hacen exquisitas salchichas con su carne La carne de búfalo es algo muy especial: no solo resulta excepcionalmente sabrosa, también es muy saludable, porque estos animales viven en libertad y se alimentan de forma natural La carne de búfalo tiene un gran porcentaje de hierro y otros minerales y resulta más fácil de digerir que otras carnes

Hay gente que no come ternera porque les da alergia el suero de la leche o algún ingrediente del pienso con el que se alimenta al ganado y cuyas trazas permanecen en su carne Pero la carne de búfalo no tiene ninguno de esos efectos negativos Me siento un poco como un pionero porque vendemos carne de búfalo y está considerada como un manjar ¿Y la gente de aquí? Algunos la comen, pero otros no Hace 2

400 años, los griegos exportaron el búfalo de agua a una de sus colonias en Campania, en la costa de Nápoles Allí inventaron la Mozzarella Sin embargo, el queso fresco que antes se preparaba con la leche de búfala no es especialmente popular en Grecia Aquí la carne de búfalo se está haciendo muy popular Incluso ha encontrado un lugar en los menús de muchos restaurantes, incluyendo el de esta taberna

Argyro Piperidou es cocinera y nos va a preparar un guiso de búfalo Primero saltea la guarnición a base de cebolla, ajo, zanahoria, pimientos y tomates, todo sazonado con especias y vino Como tenemos búfalos, sabemos también cómo cocinar su carne Es un producto muy bueno Conocemos bien al animal, es muy fibroso, y su carne tiene un sabor exquisito, a mí me encanta

La carne de búfalo es carne de caza, así que hay que se prepara de manera diferente de los animales domesticados, es más dura, se parece más al venado, pero es más firme y oscura Se puede preparar en estofado, lo puedes cocinar con berenjenas o guisarlo a fuego muy lento ¡es muy sabrosa! La carne, tostada en la sartén, se coloca sobre el lecho de verduras para asarse en el horno de piedra durante tres horas Argyro con frecuencia sirve búfalo con pasta Cocina desde que tenía 13 años y le encanta experimentar, de hecho, así fue como descubrió la carne de este animal En Kerkini siempre ha habido búfalos de agua, pero la demanda de su carne es un fenómeno bastante reciente, así que hemos tenido que aprender a prepararlo

A los turistas también les gusta, por eso lo hemos incluido en el menú En uno de los extremos del lago Kerkini, pasada la central eléctrica, la potente pared de la presa abre sus compuertas al Strymonas, el río que baja de las montañas Desde aquí, su curso sigue hasta la costa Se han respetado los afluentes y las llanuras aluviales para conservar lo mejor posible esta región de alto valor ecológico Esta zona es, después de todo, una conocida parada en la migración de muchas especies de pájaros en peligro de extinción

En las llanuras aluviales, en los pantanos y las aguas poco profundas abundan los pequeños animales de los que se alimentan las cigüeñas cuyos nidos adornan los tejados de los pueblos cercanos Estas estructuras pueden durar años Pero nunca está de más hacer algunas reparaciones o añadir alguna que otra ramita Las cigüeñas con frecuencia comparten alojamiento con pájaros más pequeños La razón para aguantar a estos okupas aprovechados es que ayudan a fortalecer el exterior del nido con sus propios materiales de construcción

Ponen entre tres y cinco huevos de media, y pasan entre cincuenta y cien días hasta que las crías abandonan el nido El crotoreo, ese ruido que hacen con los picos, es su forma de saludarse Desde aquí, las llanuras rodeadas por modestas montañas se extienden hasta la costa Es una zona muy fértil, los habitantes de las dos orillas del Strymonas viven de la agricultura Cultivan principalmente algodón y tabaco

Una de las aldeas de la zona se llama Agia Eleni Llegamos allí justo a tiempo para ser testigos de algo inusual Todo el pueblo está adornado de banderines y se acumula leña en una gran pira Estamos a finales de mayo y el pueblo se prepara para una fiesta muy especial con la que se conmemora a San Constantino: la fiesta de Anastenaria Kleio Panagiotou, la mujer del vestido verde claro, es la alcaldesa de Agia Eleni y aquí la vemos acompañada de su hijo

Los dos suelen participar en las celebraciones del santo La fe religiosa y los rituales son elementos claves de cohesión social en estas regiones pobres del país Si tienes fe, si sabes amar, entonces, partes con ventaja en la vida Claro está que en el día a día uno se encuentra con dificultades, con decepciones, y cosas que te harán daño, pero si eres capaz de amar al prójimo, entonces superarás cualquier obstáculo, desde luego Durante la fiesta de Anastenaria toda la comunidad se embarca en un viaje religioso de tres días: rezan, cantan y bailan hasta caer en un trance

El primer día, se bendice el icono de San Constantino que después sale en procesión por el pueblo Casi todos los aldeanos, además de los visitantes, se unen a esta procesión de varios kilómetros a través de las calles hasta el salón de actos, a las afueras del pueblo El camino llega hasta una explanada donde una vez al año, con motivo de las fiestas, se monta una pequeña feria Los procesionarios atraviesan la feria y llegan a la primera parada de la procesión: un pozo consagrado El maestro de ceremonias salpica a los congregados con agua bendita del pozo, una alusión al ritual del bautismo cristiano

Después, todo el mundo entra en el salón de actos donde se proseguirá con la celebración Esta pequeña habitación se convertirá en el centro neurálgico de las fiestas de Anastenaria durante estos días Aquí, todos los años, los fieles se unen en el mismo ritual que sirve de preámbulo a las celebraciones El segundo día de las fiestas, los fieles se congregan a primera hora de la tarde Comienzan a balancearse al hipnótico ritmo de la música hasta que poco a poco, caen en un trance

Anastenaria viene del verbo griego “anastenazo”, que significa suspirar El baile continuará hasta bien entrada la noche Kleio se encuentra entre los bailarines El baile dura horas Su propósito es hacer que los participantes caigan en una especie de trance, en cuyo estado caminarán sobre brasas encendidas sin sentir dolor ni sufrir daño alguno

Es el colofón a las fiestas y tiene lugar al tercer día El baile se alarga hasta la noche del segundo día El tercer día comienza como la noche anterior: el baile continúa durante horas, hasta que se alcanza el estado de trance Kleio partica todos los años por razones religiosas Para ella, la fiesta es tanto una expresión de su fe, como un modo unir al pueblo: amigos, familia, vecinos, colegas

esta experiencia acentúa su sensación de pertenencia a la comunidad Mientras los fieles siguen bailando en el salón, fuera, se prende fuego a la leña con las velas del altar Cae la noche y el fuego ya se ha apagado

Unos voluntarios colocan las brasas formando un gran círculo, mientras el carbón al rojo todavía desprende mucho calor Entonces es cuando llega el gran momento: músicos y bailarines salen del salón, preparados para el momento cumbre de la fiesta: caminar sobre las brasas La costumbre data de una “historia verdadera” que sucedió hace mucho tiempo: una noche, una mujer de un pueblo cercano soñó que la iglesia se consumía en las llamas Se despertó y salió corriendo de casa para ver que a iglesia se estaba quemando de verdad A pesar de ir descalza, entró en el edificio en llamas para salvar la imagen de San Constantino

En recuerdo de aquella hazaña, la fiesta de Agia Eleni termina igual Kleio y los demás participantes caminarán descalzos sobre brasas ardiendo, sin sentir dolor y sin quemarse Para mí, todo esto es muy importante, es algo que sale de lo más profundo de mi ser, de mi fe, y del amor que siento en ese momento, no hay palabras para describir lo que sientes Nos sentimos muy bien cuando lo hacemos, es indescriptible Durante media hora, los fieles bailan descalzos sobre las brasas, que siguen muy calientes

Poco antes de la media noche, el espectáculo y la fiesta por fin llegan a su fin Los participantes tienen los pies negros del carbón, pero no hay nadie herido, no tienen quemaduras Y ninguno de los bailarines, incluida Kleio, ha sentido dolor alguno Fe y amor Cuando tienes fe y amas a la gente del pueblo, lo puedes soportar todo

Y como remate final a las fiestas, pasada la media noche, todos los que han caminado sobre las brasas se sientan juntos para contabilizar los beneficios de estos tres días de celebraciones: dinero y otro tipo de donaciones La mayor parte de ellas se distribuirán entre diferentes organizaciones benéficas Los músicos también cobran una pequeña cantidad, y todos los demás recuperan fuerzas con los productos y los guisos caseros donados por otros voluntarios Los días de fiesta todos somos más cariñosos, estamos más contentos, más unidos Estos tres días son estupendos para el pueblo

Y cuando se terminan, volvemos a nuestras rutinas diarias, al trabajo, a la familia A Kleio su cargo como alcaldesa la mantiene muy ocupada, pero aun así consigue sacar tiempo para ocuparse de su huerto Y aquí, la fiesta de Anastenaria también tiene consecuencias positivas Siempre llueve los días siguientes a las fiestas Generalmente caminamos sobre las brasas y al poco, llueve

Siempre, de verdad, siempre ocurre Este viaje comenzó en el Lago Kerkini, cerca de la frontera con Bulgaria, después seguimos el curso del río Strymonas hasta Agia Eleni Ahora vamos a trasladarnos a Anfípolis, después seguiremos por la costa hasta Kavala, luego al interior, donde conoceremos un puente muy especial sobre el río Polyanthos, para terminar en la capital de la provincia, Komotiní En el tramo final del río Strymonas, un poco antes de que desemboque en el mar Egeo, se encontraba el antiguo puerto de Anfípolis Todo lo que queda ahora es la estatua de piedra de un león que solía vigilar la parte posterior de la ciudad

Su único trabajo ahora es servir de refugio a las palomas Este monumento de 10 metros de alto era la tumba de Laomedonte, un almirante de la Armada de Alejandro Magno La antigua ciudad y el león estaban antes junto a la costa, pero con el paso del tiempo, la tierra le ha ido ganando terreno al mar y ahora no queda nada de la antigua ciudad A 80 kilómetros al este, siguiendo la costa, se encuentra Kavala, una próspera ciudad conocida ya en la antigüedad Su riqueza procedía de las minas locales de oro y plata

Se dice que el apóstol Pablo fundó la primera iglesia cristiana de Europa a las afueras de la ciudad, y por eso, durante un tiempo, también fue conocida como Cristópolis Un acueducto romano traía agua de las montañas a la antigua ciudad situada en una colina frente al mar Bajo la fortaleza se encuentra el Imaret, una hospedería otomana del siglo XIX, donde se daba de comer a los pobres y se enseñaba el Corán Ahora es un hotel de lujo y solo sus clientes disfrutan de su bonito patio con naranjos Tras el dominio de venecianos y normandos, la ciudad pasó a formar parte del Imperio Otomano en el siglo XIV

Los turcos no solo influyeron en la arquitectura, sino también le dieron su nombre actual, Kavala Sin embargo, aquí no hay unanimidad: algunos dicen que su nombre no es turco sino italiano, y que procede de la palabra “caballo” (pronunciado cabalo), es decir: caballo Después de todo, además de la fortaleza, los venecianos crearon aquí una destacada estación postal Hoy Kavala es un puerto importante De aquí salen los ferris que van a la isla de Tasos y los barcos pesqueros que se adentran en el Egeo

A las afueras de la ciudad hay un kilómetro de calzada romana llamada Egnatía Odós, que se conserva prácticamente intacta Antiguamente llegaba hasta Constantinopla, la actual Estambul Durante miles de años, esta ruta fue una importante arteria en el transporte de productos ente Europa y Oriente En la llanura aluvial que se extiende al este, confluyen numerosos ríos que desembocan en el mar Egeo Uno de estos ríos es el Mesta

El 70% de las especies europeas de pájaros recalan en este lugar Otro de esos ríos, el Kompsatos llega hasta las ruinas de un puente de la era otomana, que fue parcialmente destruido poco después de su construcción Según parece, los diferentes grupos étnicos que poblaban las dos orillas, los valacos y los pomacos, se llevaban demasiado bien para el gusto del hombre que gobernaba por aquel entonces A veinte kilómetros al este se encuentra la capital de la provincia, Komotiní La mitad de la población está formada por gitanos musulmanes de origen turco y pomacos musulmanes, y la otra mitad por cristianos ortodoxos griegos

Esta ciudad, que debe su prosperidad al tabaco, tiene una población muy joven Komotiní es el hogar de una popular universidad Aquí musulmanes y cristianos conviven sin problemas De hecho, a pesar de su larga historia de hostilidades, ambos colectivos comparten un mismo patrimonio cultural que sirve de nexo de unión entre los diferentes grupos étnicos y religiosos La música es un buen ejemplo de esa mezcla

Dentro de un rato, el grupo Balkanatolia actuará en un café cercano al bazar Son conocidos en toda Grecia, y también en Turquía Pruebas de sonido de última hora Los amigos les echan una mano para convertir el café en una sala de conciertos Balkanatolia utiliza instrumentos modernos, guitarras eléctricas, baterías y teclados, pero su sonido está firmemente enraizado en la música tradicional y sus instrumentos, el sasi, el bendir o el duduk

El grupo de cinco componentes con frecuencia invita a tocar con ellos a otros artistas de Bulgaria y Turquía Llevamos en esto cuatro o cinco años, me refiero al grupo Vardan ha sido el último en unirse a nosotros Lo que nosotros tenemos de especial es que cuando uno entra en el grupo no lo abandona nunca Puede que Vardan o cualquier otro miembro no pueda actuar, pero entonces, otro músico que conozca nuestro repertorio puede ocupar su lugar

Así que en realidad somos 10 u 11 Nuestra música es una mezcla, de las diferentes músicas de los Balcanes, con toques personales de cada uno de los miembros También hay cosas de rock, pop, jazz y canciones tradicionales griegas, claro Combinamos todo eso en una bonita mezcla, o al menos eso pretendemos Cuando comienza el concierto, el café está lleno

Esta vez, el grupo ha invitado a un violinista Mario, el guitarrista, es profesor, Veisel, el batería, trabaja en un banco, el líder del grupo que toca el sasi, es abogado Muchos de los músicos son de esta región, algunos tienen antepasados turcos, Varntan, es armenio y toca el acordeón Balkanatolia es la contribución de la música a un mejor entendimiento intercultural Los músicos se ven a sí mismos como embajadores por una mejor convivencia entre cristianos y musulmanes, entre la moderna Europa y las antiguas raíces orientales

Sin embargo, no se meten en política Evidentemente, todos tenemos nuestras convicciones políticas, no solo por nuestro bagaje cultural, sino también por nuestras sensibilidades Pero no somos un grupo político, es decir, no lanzamos mensajes políticos Por otro lado, la mera existencia de un grupo musical formado por gente de diferentes ascendentes culturales, en una región como Tracia, es ya una declaración política en sí misma Creo que la música es la mejor forma de comunicación que existe

Nada más oírla, nada más escuchar nuestra lengua común, que es la música, uno se olvida de las distinciones No importa de donde venga, el idioma de la letra o quién la interprete Cuando ves que el cantante siente lo que dice, no necesitas comprender las palabras, te emociona inmediatamente Nuestro objetivo es compartir nuestros sentimientos con otras personas que tienen la necesidad de escuchar esta música Tienen una verdadera necesidad de escuchar algo diferente

Por eso organizamos estos conciertos, para que todos aquellos que quieran escuchar buena música, puedan compartir sus emociones con nosotros Y además, no somos un grupo comercial No estamos en esto para ganar dinero, lo hacemos porque nos gusta, todos tenemos otras profesiones Así que estoy de acuerdo con Varntan cuando dice eso de que en lugar de tocar en casa, salimos a tocar para los amigos De momento, este viaje nos ha llevado desde el lago Kerkini, cerca de la frontera búlgara, a Agia Eleni, y Anfípolis

Después visitamos Kavala y Komotiní, y ahora seguimos hacia Turquía para conocer el delta del Evros, Dadia y Suflí Estamos en la desembocadura del segundo río más largo del sureste europeo, el Evros, que además de constituir la frontera con Turquía, también es una reserva natural Esta zona no es solo el hogar del mayor número de búfalos de agua, sino también un rico ecosistema con una gran biodiversidad de peces, algas, así como multitud de pájaros migratorios que se detienen aquí en sus largos viajes entre África y Europa En el interior se encuentra la reserva forestal de Dadia, un santuario para 36 de las 39 especies de aves rapaces diurnas de Europa Además de halcones, águilas y cigüeñas, en la reserva hay multitud de buitres

La zona que rodea Dadia es uno de los mayores refugios del buitre negro, también conocido como el buitre monje Elefteria Basianioti, o Terry, creció en Canadá Vino a Grecia hace unos años para conocer la tierra de sus antepasados y le gustó tanto la belleza de estos parajes naturales que decidió quedarse Terry ahora trabaja como guardabosques para el Fondo Mundial para la Naturaleza en el refugio de los buitres en Dadia A veces abre este pequeño cobertizo para que los visitantes vean a los buitres de cerca

Los pájaros tienen un oído ocho veces mejor que el nuestro Y esa es la razón de que solo permitamos la entrada a 15 personas cada vez Porque no queremos que haya mucho ruido y les moleste y se vayan También son animales muy miedosos, a veces incluso sienten miedo de la comida que les ponemos, del animal muerto que les dejamos cada diez días, para que puedan vivir Dejamos el cuerpo y pueden permanecer en el árbol, una o dos horas, mirándolo

Porque quieren estar seguros de que está muerto Ellos no atacan, no matan a sus presas, solo se alimentan de ejemplares muertos Como carroñeros, los buitres son la policía de los bosques Pero debido a que no siempre hay cadáveres disponibles, los guardas de la reserva los alimentan Terry y un colega acuden a uno de los lugares donde les suelen dejar comida

Por estos senderos solo puede circular personal autorizado, pues transcurren por una zona de cría de los buitres Terry y su compañero han pasado antes por un matadero para recoger la donación semanal: vísceras para los pájaros que crían en Dadia En una zona vallada, descargan los restos del matadero, intestinos y entrañas, y se marchan rápidamente Los buitres son animales muy tímidos y con frecuencia tardan horas en reunir el valor necesario para bajar y alimentarse de la carroña Los queremos, los protegemos

Y hacemos todo lo posible para que la población crezca Patrullamos el bosque para ver si todo va bien, para observar si hay alguna hoguera o cazadores furtivos, porque también les asustan los disparos y pueden incluso abandonar los nidos Y si dejan un huevo en el nido, ese huevo se echará a perder, y no queremos eso, queremos que del huevo salga un pollo, para que la población crezca Vistas desde lejos, con un telescopio, las tímidas aves parecen casi elegantes, completamente diferentes a la imagen popular que los describe como animales feos y repulsivos Al principio resulta extraño

Si nunca has trabajado con ellos Por ejemplo, cuando llegué aquí por primera vez, no me parecieron muy bonitos Pero, después de trabajar con ellos, de verlos de cerca, yo incluso he tenido la oportunidad de abrazar a uno, porque cuando son jóvenes y están en el nido, antes de que aprenden a volar, subimos a los nidos para coger a los pollos y anillarlos, para poder luego seguir su evolución Les ponemos un número que podemos ver desde la parte exterior e interior del ala, y les ponemos un nombre Aquí hay un buitre con mi nombre, Terry

Todos en el equipo, formado por cinco o seis personas, decidimos qué nombre les ponemos Así que si alguien se llama Nikos, podemos usar ese mismo nombre, si es María, pues María Una vez uno de los pollos cayó de un nido, y lo liberamos en el día de la Virgen María, el 15 de agosto, así que lo llamamos María Todo este proceso hace que nos sintamos muy unidos a ellos Las aves aún están volando en círculos a bastante distancia de la comida

Después de bastante tiempo, los primeros bajan hasta los árboles, pero todavía no parecen dispuestos a arriesgarse Terry los conoce y espera pacientemente Y entonces, por fin, los primeros buitres deciden lanzarse al banquete Es el buitre más grande de Europa Su envergadura de alas es de 3 metros, y mide casi uno de altura

Su peso oscila entre los 8 y los 10 kilos Y cuando los ves volando, resultan impresionantes A cinco minutos de la reserva, cerca de la frontera con Turquía se encuentra la última parada de nuestro viaje: la ciudad de Suflí Las plantas que se ven en las calles son moreras, que aquí crecen en todas partes y ocupan un lugar muy especial en el desarrollo y la historia de la ciudad Él también forma parte de esta historia: Yorgos Bouroulitis, comerciante de seda

Sus antepasados también nacieron aquí y al igual que él, se dedicaron al comercio de la seda Pero desde entonces, los beneficios de este negocio se han reducido drásticamente en la ciudad del Evros, algo que Yorgos quiere cambiar Su misión: insuflar nueva vida a una antigua tradición El abuelo de Yorgos también era comerciante de seda Su padre aprendió el oficio de orfebre, pero luego se pasó a la seda y al final abrió esta tienda

Parece que a esta familia, el negocio de la seda le corre por las venas Lo que más me fascina es su tacto La sensación que se tiene cuando se toca la seda es algo indescriptible Es un material perfecto para colocarlo sobre la piel humana A veces la seda es suave y ligera, y a veces es rígida, pero suave al tacto

Todo depende del tipo de seda de que se trate Pero además llevar seda tiene sus ventajas: no te hace sudar, y es buena para el cuello, mucha gente lleva pañuelos de seda para aliviar el dolor de cuello Además es refrescante en verano y cálida en invierno Suflí vive de la seda: aquí todo gira en torno a ella Hay otros trabajos, claro, pero la producción de seda es la industria más importante para la gente de esta región

Una gran parte de la población trabaja en la industria de la seda, o en las tiendas que la venden Yorgos suele visitar las granjas de gusanos de seda de la ciudad Miles de huevos de gusano de seda se guardan aquí, en condiciones controladas de humedad, luz y temperatura Aquí vemos como algunos gusanos ya han salido Y también aquí descubrimos por qué en esta localidad hay tantas moreras; los gusanos de seda se alimentan de sus hojas recién cortadas

Los gusanos de esta otra sala ya han pasado al siguiente estadio Si escuchan con atención les oirán mordisquear las hojas Solo un puñado de gusanos consume kilos de hojas A partir del día 35 de vida, dejan de comer y desarrollan las glándulas que secretan la seda Un fino hilo en el que el gusano se envuelve lentamente

Cada capullo está hecho a partir de un único hilo de seda que puede medir dos kilómetros de largo La siguiente parada en la producción son las tejedurías, donde se usa maquinaria de última generación Pero debido a que los hilos de seda son muy finos y delicados, no hay nada que sustituya la destreza de unas manos expertas cuando el hilo se rompe La mayoría de la seda fabricada en Suflí se colorea con tintes naturales Los productores también evitan el uso de sustancias sintéticas que impermeabilicen o conserven el tejido

Antes, cuando aún no se habían inventado los tejidos sintéticos como el nylon, la seda en Suflí era todo un negocio Cientos de personas encontraron trabajo en la industria Ahora, sin embargo, muchas fábricas están vacías y los empresarios como Yorgos buscan el modo de relanzar este producto de lujo Mi función en este negocio es darle una nueva dimensión a la seda, en otras palabras, ir más allá de esa imagen clásica y rígida que tuvo éxito entre nuestras abuelas Es cierto que esa imagen sigue siendo importante, pero ahora queremos abrirnos a otros mercados

Queremos que la seda sea más moderna, más bonita Hoy Yorgos une fuerzas con otros luchadores en su misma causa, un fotógrafo amigo y varias modelos Han venido para retratar la seda bajo una luz diferente y mostrar la cualidad fundamental de este exquisito material; su sensualidad La seda es bonita Siempre vemos seda en las escenas eróticas de las películas, por ejemplo, la seda de los saltos de cama, de los camisones,

en las sábanas Creo que la seda y el erotismo son inseparables, porque la seda es muy sensual ¿Mi sueño? Mi sueño es superar a los antiguos productores

¡Sí! Quiero ser capaz de hacer algo de lo que me sienta orgulloso Y que la industria mejore todo lo posible, hasta llegar a lo más alto, donde estaba antes Suflí, donde la seda siempre ha sido algo muy importante, debe protagonizar el renacer de la industria Yorgos está decidido a seguir con su empeño, luchar por la seda de Suflí, un producto que hace de Tracia, la provincia más remota de Grecia, algo muy especial Y con estos atrevidos planes de futuro para una ciudad en los límites de Europa, en el delta del Evros, terminamos nuestro viaje.

 

Vocabulario relacionado:

komotini

macedonia occidental grecia

evros grecia

alexandroupolis grecia wikipedia

kavalla

guerreros tracios

tracia grecia

tracia mapa

macedonia occidental

tracia provincia romana

tracia bulgaria

tracia roma

macedonia central

tracia oriental