Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis

NORTEAMÉRICA – La magia del Gran Azul ??????

La Tierra; un mundo de agua

Casi tres cuartas partes de su superficie yacen bajo un manto azul de mares y océanos

Para nosotros, se trata de un extraño reino que apenas hemos comenzado a explorar En sus profundidades habitan seres vivos extraordinarios, cuya forma es el reflejo de un mundo de una inmensa variedad y enormes contrastes Al igual que los continentes que rodean, nuestros océanos están llenos de historias que contar, secretos que desvelar y personajes qué conocer Este es un viaje a su hermoso, pero frágil mundo donde la lucha por la supervivencia nos brinda imágenes de una elegancia encantadora, un asombroso trabajo en equipo y fascinantes encuentros que revelan la magia del gran océano

LOS SIETE CONTINENTES NORTEAMÉRICA

En el extremo meridional de Norteamérica, la península de Yucatán crea una barrera entre el golfo de México y las cálidas aguas del mar Caribe Se trata de un lugar que alberga algunos de los misterios más oscuros y antiguos del continente, y extraordinarias creaciones de la naturaleza que han fascinado a la humanidad desde tiempos remotos Entre ellas, un misterioso laberinto de cuevas inundadas que supone todo un desafío para los exploradores modernos y que otrora engulló numerosas vidas humanas

Sin embargo, estas aguas contienen otros secretos que crean remotos núcleos de vida Un misterioso mundo submarino que recibe con los brazos abiertos a los intrépidos exploradores que entran en contacto directo con las leyendas vivas que en él habitan Cerca de la punta de la península de Yucatán se encuentra Playa del Carmen, un popular destino bañado por las aguas verde esmeralda del mar Caribe que atrae a viajeros en busca del paraíso bajo el sol mexicano Puede que las playas estén algo abarrotadas, pero el ambiente es relajado y todo el mundo disfruta de la arena dorada, el sol y el manso oleaje Sin embargo, no hay duda de que las costumbres locales siguen estando muy presentes Durante el carnaval, una alegre mezcla de ritmos impregna la noche y los coloridos trajes de plumas que representan las tradiciones locales deleitan a los sentidos

México es un país de una gran riqueza histórica; la música tradicional, el folclore y las artes tienen representación en los exuberantes artistas del carnaval, que pueden buscar inspiración en una de las civilizaciones más espectaculares y misteriosas de la historia, que una vez habitó este rincón del país En el interior, lejos de la costa, muchas partes de la península de Yucatán están cubiertas por un denso manto de selva Sin embargo, en algunos puntos, unas misteriosas estructuras emergen de la vegetación; las ruinas de una antigua civilización conocida como los «mayas» Los mayas prosperaron en la región entre los siglos tercero y décimo Se trataba de una civilización muy avanzada cuyos miembros desarrollaron formas de escritura, un sistema matemático y complejos calendarios astronómicos

Su habilidad como arquitectos queda reflejada en los numerosos templos piramidales que construyeron sin utilizar herramientas metálicas, y que se han mantenido en pie hasta la fecha Su sociedad era profundamente espiritual y rendía culto a un enorme panteón de dioses y diosas Estas divinidades representaban a menudo a las fuerzas de la naturaleza, los ciclos de la Tierra y el cosmos Algunas de las extraordinarias construcciones de los mayas se erigieron en honor de estas deidades; otras, para albergar ceremonias religiosas que incluían sacrificios humanos destinados a apaciguar a los dioses Del año 900 en adelante, poco se sabe de los mayas

Sus registros se interrumpieron y se cree que sus grandes ciudades quedaron desiertas Los motivos de esta espectacular decadencia continúan siendo un misterio Puede que se debiera a la aparición de enfermedades, guerras, hambrunas o desastres naturales Sin embargo, lo que es seguro es que, para cuando los conquistadores españoles se asentaron en la región en el siglo XVI, solo quedaban pequeños rastros de una civilización destruida Los descendientes de estos supervivientes siguen residiendo en la península en la actualidad, y numerosas lenguas mayas siguen vivas en comunidades locales

Sin embargo, tanto para esos lugareños con un pasado misterioso como para los turistas deseosos de ahondar en su historia, algunos de los mayores misterios de la región no se encuentran en el interior de la selva sino directamente bajo sus pies Bajo la superficie de la mexicana península de Yucatán yace un mundo secreto Una de las mayores redes de cuevas submarinas del planeta El terreno de la península está compuesto en gran medida de piedra caliza porosa que apenas retiene agua en la superficie Durante milenios, el agua de la lluvia se ha filtrado por el terreno, y sus propiedades ligeramente ácidas han erosionado el interior de la península y la han convertido en un enorme panal de cavernas y cuevas

Algunos de los túneles serpentean por el terreno a lo largo de más de cien kilómetros Desde que se formaran las cuevas, el nivel de los océanos ha subido, por lo que han quedado anegadas por el agua En la actualidad, los buceadores recorren las cuevas flotando en agua tan transparente como el aire que una vez se respiraba en ellas En algunos lugares, el techo de las cuevas se ha venido abajo y ha abierto grandes entradas a este misterioso mundo sumergido Los mayas llamaban a estas dolinas «tsonots» o «pozos», término que ha dado nombre a todo el sistema subterráneo, conocido actualmente como «cenotes»

Muchos asentamientos mayas se construyeron cerca de estas dolinas, que servían de fuente vital de agua Los cenotes desempeñaban también un papel importante en la cultura maya Los mayas creían que las cuevas albergaban la entrada al inframundo del Xibalbá o «lugar del miedo» Este mundo infernal estaba gobernado por los dioses y demonios mayas que controlaban las enfermedades y la muerte También se creía que Chaac, dios de la lluvia, habitaba en sus profundidades

Los mayas creían que podían comunicarse con sus dioses y apaciguarlos realizando sacrificios Arrojaban numerosos objetos valiosos a los cenotes, incluidas piezas de oro, jade y cobre, así como posesiones más sencillas como conchas y cerámica En el sistema de cuevas se han encontrado también huesos humanos que, según muchos, proceden de sacrificios Muchos de los esqueletos pertenecen a niños y a menudo se encuentran adornados con joyas de jade Se cree que la mayoría de estos cuerpos son de jóvenes que pudieron ser sacrificados para apaciguar a Chaac, dios de la lluvia

LA MAGIA DEL GRAN AZUL

Sin embargo, es posible que algunas de las ofrendas se depositaran en áreas que se inundaron posteriormente Otras teorías sugieren que los niños fallecieron por causas naturales y se ofrecieron posteriormente a los dioses para honrar sus vidas Este es tan solo uno de los numerosos secretos de una civilización antigua que aún hoy tratamos de comprender y que puede que acabe atrapado en las fantasmagóricas cuevas de los cenotes Uno de los treinta mil cenotes que se calcula que hay recibe el nombre de la «puerta de los sueños» Aunque no se trata de la entrada más accesible al sistema de cuevas, los tesoros que alberga en su interior hacen que merezca la pena el esfuerzo

Del techo cuelgan estalactitas que parecen estar hechas de gotas de cera, mientras que del suelo emergen estalagmitas En las cuevas, estos dedos de roca crecen aproximadamente un centímetro cada siglo Necesitan un goteo continuo de agua dulce que proporcione un suministro constante de minerales disueltos, los cuales, a su vez, se depositan en diminutas cantidades y amplían gradualmente el tamaño de la estructura Sin embargo, este crecimiento se vio interrumpido al quedar inundados los cenotes Las estalactitas de las que proceden todos estos fragmentos no se repararán mientras la cueva permanezca anegada

Los buceadores que exploran las cuevas deben evitar cualquier colisión Por ahora, esta obra de arte natural permanece en suspenso, mientras es admirada por los intrépidos exploradores submarinos que descubren que la cueva hace honor a su nombre, ya que para muchos este es un sueño hecho realidad Las cuevas inundadas situadas bajo la superficie de la península de Yucatán crean un laberinto que solo submarinistas bien preparados deben tratar de recorrer El espeleobuceo requiere coraje, una disciplina estricta y una planificación meticulosa Las aguas de las cuevas están a unos 25 grados centígrados, algo más frías que las aguas abiertas del mar Caribe, por lo que se recomienda utilizar un traje de neopreno de cuerpo entero

Un equipo de espeleobuceo completo incluye dos botellas de oxígeno, dos reguladores y muchos otros elementos especiales, incluida, por supuesto, una linterna adecuada Debe procurarse mantener una postura aerodinámica y evitar que tubos o indicadores sueltos se enganchen en estas estructuras de aspecto sobrenatural Para evitar remover sedimentos en el interior de las cuevas, solo se realizan suaves golpes de aleta El resultado es una experiencia increíble en un mundo recóndito, en el que el tiempo parece haberse detenido La mayoría de lo acontecido en las cuevas debe medirse en milenios, no en años, décadas o siglos

Una capa de agua dulce flota encima de la capa de agua salada, más densa En el punto donde confluyen ambas capas, las aguas se arremolinan y adquieren un tono más turbio En algunos lugares, las cuevas no están completamente inundadas, por lo que es posible apreciarlas desde fuera del agua Como en cualquier otro tipo de cueva, es importante no tocar nada; la más mínima mancha de aceite o crema solar que quedase sobre una de estas delicadas estructuras podría cambiar el flujo del agua que atraviesa la superficie de una estalactita o estalagmita y alterar para siempre su futuro patrón de crecimiento Aún quedan por explorar muchos de los túneles de los cenotes, aunque poco a poco se está cartografiando el sistema

Algunas de las cuevas que se han descubierto son tan profundas que solo se puede acceder a ellas mediante técnicas de buceo aún más especializadas Un túnel del sistema de cuevas de Dos Ojos, situado a casi seis kilómetros de la costa del Caribe, tiene una profundidad de más de cien metros Otras zonas destacan por la longitud de sus túneles El sistema de cuevas de Ox Bel Ha se extiende a lo largo de más de 200 kilómetros, aunque las medidas exactas son inciertas, ya que los exploradores continúan encontrando nuevos corredores Las «cuerdas guía» marcan los lugares seguros por los que recorrer las cuevas; los submarinistas no deben perder de vista esta ruta segura

Durante las inmersiones no se utilizan guantes, ya que resulta mucho más fácil dar con la cuerda sin ellos Cuando a un buceador le queden dos tercios de aire, debe dar por finalizada la inmersión y dirigirse a una salida Puede que necesite otro tercio de aire para llegar hasta allí, mientras que el tercio restante se reserva por si sucediera cualquier imprevisto Los buzos abandonan un mundo encantado que ha cautivado a los humanos a lo largo de la historia Para los mayas, era un aterrador y oscuro inframundo; un mundo que aún hoy despierta respeto y asombro en todo aquel que se adentra en sus profundidades en busca de emociones fuertes y de la oportunidad de empaparse de parte de su poder y magia

Las aguas costeras que han inundado la oscura red de cuevas del Yucatán ofrecen también espectáculos submarinos menos claustrofóbicos A unos 20 kilómetros de las abarrotadas playas de Playa del Carmen se encuentra la isla de Cozumel, un oasis de tranquilidad famoso por albergar algunos de los arrecifes más deslumbrantes del Caribe Las cristalinas aguas que rodean la isla son un patio de recreo para buceadores, en el que los restos del Felipe Xicoténcatl ofrecen una mini aventura única Este buque, originariamente un dragaminas estadounidense, se construyó en 1944 y tomó parte activa en la Segunda Guerra Mundial La cubierta del capitán, la bodega y la sala de máquinas son completamente accesibles y transportan a los exploradores curiosos a una época en la que el barco estaba tripulado por bravos marineros cuyo arriesgado trabajo no permitía margen de error

En 1962 fue vendido a la armada mexicana, que lo rebautizó y lo destinó a misiones de búsqueda y rescate, y a patrullar las aguas costeras en busca de cargamentos ilegales de armas y drogas En el año 2000, tras 55 años de servicio, fue dado de baja y hundido deliberadamente para iniciar una nueva vida como museo submarino El buque experimenta poco a poco su reacondicionamiento final a medida que es colonizado por la vida marina que comienza gradualmente a poblar su superficie Muchos de los arrecifes que rodean la isla se han convertido en parques marinos que ofrecen una valiosa protección a la flora y fauna y permiten a los submarinistas encontrarse frente a frente con un fascinante elenco de coloridos personajes Sin embargo, no todos los destinos de buceo de México son igual de apacibles

A aproximadamente 400 kilómetros al oeste de la costa de México, rodeadas de las profundas aguas del océano Pacífico, se encuentran las islas Revillagigedo Los cuatro picos volcánicos del archipiélago están a 24 horas en barco de la civilización Tal es el nivel de aislamiento que muchas plantas y animales no se encuentran en ningún otro lugar del planeta; las islas se conocen como las «pequeñas Galápagos de México» Las aguas que rodean las islas han sido declaradas reserva marina y rebosan de vida Roca Partida es la isla más pequeña; aunque con tan solo cien metros de longitud, ocho metros de ancho y una elevación de treinta metros sobre el mar, apenas puede considerarse una isla

Su coloración blanca se debe a la capa de excrementos o guano depositados por las numerosas aves marinas que utilizan la roca para reproducirse Puede que sobre las olas la isla parezca pequeña en estatura; sin embargo, bajo la superficie es un poderoso imán que atrae a numerosas especies de vida marina que han establecido su hogar en este solitario reducto de roca Desde la lejanía, los místicos cantos de las ballenas jorobadas resuenan en torno a la isla, mientras un grupo de delfines se mueve entre las sombras de la isla de forma fantasmagórica Los tiburones también patrullan las monolíticas paredes que se elevan bruscamente desde las profundidades Roca Partida se asemeja a una catedral marina

Sus imponentes paredes sirven de inspiración a los sobrecogidos buzos que acuden a este lugar a adorar a la madre naturaleza Y de santuario para las numerosas especies que se congregan para buscar refugio, alimento y una parada segura en la inmensidad del Pacífico que aumente sus posibilidades de sobrevivir Bancos de jureles rondan la isla Sus colas ahorquilladas y sus finas aletas les permiten acelerar rápidamente para cazar peces pequeños o huir de los depredadores Sin embargo, cuando orbitan alrededor de la isla en bancos, adoptan un ritmo más pausado, sin que la presencia de un tiburón de puntas blancas parezca inmutarlos Permaneciendo juntos, cada miembro del banco se beneficia y, a su vez, ayuda a proteger a sus compañeros

Los numerosos ojos del banco pueden divisar depredadores desde la distancia y en cualquier dirección Por separado, los jureles serían un objetivo más fácil, pero la natación sincronizada es un método de defensa que les ayuda a escapar de cualquier ataque Los rabiles son también muy veloces Pueden pesar hasta 400 kilos y perseguir a sus presas a velocidades de 60 kilómetros por hora Pero, incuestionablemente, los principales depredadores de la zona son los tiburones

Varias especies dan vueltas alrededor de las islas Los tiburones de puntas blancas pueden distinguirse por los filos blancos que presentan a lo largo de las aletas; por su parte, las tintoreras de puntas blancas poseen una cabeza más aplanada y bordes blancos en la parte superior de su aleta dorsal y caudal Pero hay una especie de tiburón que resulta completamente inconfundible: el pez martillo, que se funde con las aguas del Pacífico Estas son cornudas comunes, que pueden medir hasta cuatro metros y forman grandes bancos en torno a las islas Un misterioso comportamiento que no hemos llegado aún a comprender por completo, pero que crea un impresionante espectáculo a medida que los tiburones llenan el horizonte formando una pared de depredadores

Las tintoreras de puntas blancas también forman grupos sociales; sin embargo, estos depredadores resultan más accesibles que los misteriosos peces martillo Durante el día, estos tiburones descansan en las grandes oquedades que se suceden en las paredes de la isla; en este estado aletargado, no parece que les perturben los visitantes de extraño aspecto que pasan empujados por la corriente Estos tiburones son cazadores nocturnos activos que utilizan sus hocicos aplanados para abrir túneles entre las rocas y los corales desde los que dar caza a sus presas Gracias a que tienen una piel muy resistente y una frente prominente, evitan hacerse daño con los escabrosos recovecos entre los que se esconden sus presas A menudo, estos escualos regresan cada día a la misma cueva y permanecen en la misma zona durante muchos años

A diferencia de los peces martillo, que deben nadar en todo momento para que un flujo de agua y oxígeno recorra sus branquias, las tintoreras de puntas blancas son capaces de respirar sin estar en movimiento, bombeando con energía agua a través de las branquias, lo que les brinda la oportunidad de descansar Las cabrillas de cuero abundan en todo el archipiélago Son un tipo de mero que puede llegar a medir hasta un metro de largo Se sabe que estos ingeniosos depredadores siguen de cerca a grupos de peces herbívoros a los que utilizan como pantalla antes de abalanzarse sobre los pececillos e invertebrados que los herbívoros sacan de sus hogares Las paredes de la isla proporcionan un punto de apoyo a las numerosas especies de menor tamaño que contribuyen a la cadena alimentaria

Aunque las corrientes que barren la isla pueden ser fuertes, transportan el alimento en forma de plancton que sustenta a estas especies y forma la base de todo el entramado de vida que aquí habita por lo que ayuda a preservar la comunidad única que forma esta palpitante baliza llena de vida en la inmensidad del océano abierto San Benedicto es otra de las islas del archipiélago de Revillagigedo en la que los mejores sueños de los intrépidos buzos se hacen realidad Mantas gigantes Con una envergadura de siete metros y un peso que puede alcanzar una tonelada y media, estos majestuosos gigantes del océano se desplazan con las corrientes como si fueran imágenes espectrales Las mantas utilizan la isla como estaciones de limpieza en las que los peces ángel eliminan los parásitos de su cuerpo; a menudo, como quedan tan intrigadas por los observadores humanos, se acercan tanto que es posible tocarlas

A las mantas les gusta jugar con las burbujas de los buzos; ha habido casos en los que los han seguido hasta sus barcos, como si intentaran prolongar sus juegos lo máximo posible Al igual que todas las rayas, las aletas pectorales de las mantas gigantes evolucionaron hasta convertirse en grandes alas que utilizan para planear en la corriente Sin embargo, a diferencia de muchos de sus parientes, las mantas gigantes no viven en el lecho marino, sino que evolucionaron para aprovechar floraciones de plancton en la columna de agua Las mantas gigantes utilizan una profunda boca que tienen en la parte frontal de la cabeza para filtrar el agua de las diminutas especies de las que se alimentan Su fascinación por los buzos no es por tanto fruto de un deseo de obtener alimento o de que las toquen o rasquen, ya que, por la protección de los ejemplares, los buceadores tienen prohibido establecer contacto físico

Así que solo nos queda especular sobre qué será lo que capta la atención de las mantas mientras ejecutan sus elegantes acrobacias Las rémoras adheridas al cuerpo de las mantas parecen los misiles de un avión de combate Las aletas de las mantas son suficientemente fuertes como para llegar a acomodar en ocasiones hasta una docena de estos pasajeros Al igual que muchos peces, las mantas gigantes poseen una parte inferior blanca y un lomo más oscuro un tipo de camuflaje conocido como «contrasombreado», que permite a muchos tipos de peces fundirse con las claras aguas de la superficie cuando se les ve desde abajo y con las oscuras profundidades del océano cuando se les observa desde arriba Las mantas registran algunas variaciones de color; los especímenes que carecen de este camuflaje, como este ejemplar negro azabache, probablemente sobreviven sin él gracias a su enorme cuerpo

Para su público humano, el contacto visual inspira a menudo un sentimiento de conexión con un animal que encarna a la perfección la belleza y majestuosidad de nuestros océanos; un mundo extraño que alberga secretos que puede que no desvelemos pero que nos brinda unos fugaces momentos de curiosidad mutua compartida con uno de sus habitantes más enigmáticos que, sin duda, pueden despertar una sensación de plenitud en quien tenga el privilegio de vivirlos