Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis

Documentales de Salud

La buena salud es más que comer sano y hacer ejercicio, se trata de tener un estilo de vida saludable. Más del 70 por ciento de los adultos estadounidenses y el 20 por ciento de nuestros niños son obesos o tienen sobrepeso. Cuidar bien de su cuerpo es necesario para evitar que los problemas de salud comiencen y empeoren.

Aquí encontrará videos y documentales relacionados con la salud y el ejercicio, además de todo lo referente a la alimentación.

 

Para llevar un estilo de vida saludable, es necesario elegir bebidas y alimentos saludables, hacer ejercicio con regularidad, dormir bien, mantenerse hidratado, controlar el estrés, tener pensamientos felices, reír, dejar de fumar o dejar de fumar y hacerse chequeos médicos regulares. Los documentales de salud para ayudarle a avanzar hacia una vida más saludable incluyen: comer más verduras, beber agua no bebidas azucaradas, meditar para reducir el estrés y hacer que el ejercicio sea divertido o hacer ejercicio con un amigo.

Corazón, mente y cuerpo

¿Buscando el camino hacia una vida más saludable? No es difícil de encontrar. El viaje comienza con algunos ajustes simples a su estilo de vida. La dieta correcta, el ejercicio y el plan para aliviar el estrés juegan un papel importante.

Siga una dieta saludable para el corazón
Hay una receta fácil si su objetivo es mantener alejados los problemas como las enfermedades del corazón y los derrames cerebrales.

Coma más frutas y verduras.
Elija granos enteros. Pruebe con arroz integral en lugar de blanco. Cambia a pasta integral.
Elija proteínas magras como pollo, pescado, frijoles y legumbres.
Reduzca el consumo de alimentos procesados, azúcar, sal y grasas saturadas.
Cuando se come saludablemente, la flexibilidad a menudo funciona mejor.

Si le gusta seguir un plan de dieta estricto, hágalo. Si no, está bien. “Encuentra lo que funciona para ti.”

Consejos para tu salud

Estos ocho consejos prácticos cubren los aspectos básicos de una alimentación saludable y pueden ayudarle a tomar decisiones más saludables.

La clave para una dieta saludable es:

Coma la cantidad adecuada de calorías de acuerdo con su nivel de actividad, de manera que pueda equilibrar la energía que consume con la energía que utiliza. Si come o bebe demasiado, engordará. Si come y bebe muy poco, perderá peso.
Consuma una amplia variedad de alimentos para asegurarse de que está recibiendo una dieta balanceada y de que su cuerpo está recibiendo todos los nutrientes que necesita.
Se recomienda que los hombres tengan alrededor de 2.500 calorías al día (10.500 kilojulios). Las mujeres deben consumir unas 2.000 calorías al día (8.400 kilojulios). La mayoría de los adultos están comiendo más calorías de las que necesitan y deberían comer menos calorías.

Base sus comidas en carbohidratos con almidón
Los carbohidratos con almidón deben constituir un poco más de un tercio de los alimentos que usted consume. Incluyen patatas, pan, arroz, pasta y cereales.

Elija variedades de cereales integrales (o coma papas con cáscara) cuando pueda: contienen más fibra y pueden ayudarle a sentirse lleno por más tiempo.

La mayoría de nosotros debería comer más alimentos con almidón: trate de incluir al menos un alimento con almidón en cada comida principal. Algunas personas piensan que los alimentos almidonados engordan, pero gramo por gramo el carbohidrato que contienen proporciona menos de la mitad de las calorías de grasa.

Vigile las grasas que agrega cuando cocina o sirve este tipo de alimentos porque eso es lo que aumenta el contenido calórico, por ejemplo, aceite en las papas fritas, mantequilla en el pan y salsas cremosas en la pasta.

Coma muchas frutas y verduras
Se recomienda que comamos por lo menos cinco porciones de una variedad de frutas y verduras todos los días. Es más fácil de lo que parece.

¿Por qué no picar un plátano sobre tu cereal de desayuno, o cambiar tu bocadillo habitual de media mañana por un trozo de fruta fresca?

Los jugos de frutas 100% no endulzados, jugos de vegetales y batidos sólo pueden contar como un máximo de una porción de sus 5 al día. Por ejemplo, si usted toma dos vasos de jugo de fruta y un batido en un día, eso todavía cuenta como una sola porción.

Coma más pescado, incluyendo una porción de pescado graso
El pescado es una buena fuente de proteínas y contiene muchas vitaminas y minerales. Trate de comer por lo menos dos porciones de pescado a la semana, incluyendo por lo menos una porción de pescado graso. El pescado graso contiene grasas omega-3, que pueden ayudar a prevenir enfermedades cardíacas.

El pescado graso incluye:

salmón
macarela
de trucha
arenque
atún fresco
sardinas
sardinas.
El pescado no graso incluye:

eglefino
solla
coley
bacalao
atún en lata
de patinaje
merluza
Si usted come mucho pescado regularmente, trate de elegir la variedad más amplia posible.

Puede elegir entre pescado fresco, congelado y enlatado, pero recuerde que el pescado enlatado y ahumado puede tener un alto contenido de sal.

Reducir las grasas saturadas y el azúcar
Las grasas saturadas en nuestra dieta

Todos necesitamos algo de grasa en nuestra dieta, pero es importante prestar atención a la cantidad y tipo de grasa que estamos comiendo. Existen dos tipos principales de grasas: saturadas e insaturadas. Demasiada grasa saturada puede aumentar la cantidad de colesterol en la sangre, lo cual aumenta el riesgo de desarrollar cardiopatía.

El hombre promedio no debe consumir más de 30 g de grasa saturada al día. La mujer promedio no debe consumir más de 20 g de grasa saturada al día y los niños deben consumir menos que los adultos.

Las grasas saturadas se encuentran en muchos alimentos, tales como:

queso de pasta dura
tortas
galletas
embutidos
nata
mantequilla
manteca de cerdo
pasteles.
Trate de reducir su consumo de grasas saturadas y, en su lugar, elija alimentos que contengan grasas insaturadas, como aceites vegetales, pescado graso y aguacates.

Para una elección más saludable, use sólo una pequeña cantidad de aceite vegetal o untada reducida en grasa en lugar de mantequilla, manteca de cerdo o ghee. Cuando coma carne, escoja cortes magros y corte cualquier grasa visible.

El azúcar en nuestra dieta

El consumo regular de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar aumenta el riesgo de obesidad y caries.

Los alimentos y bebidas azucaradas, incluidas las bebidas alcohólicas, a menudo tienen un alto contenido energético (medido en kilojulios o calorías) y, si se consumen con demasiada frecuencia, pueden contribuir al aumento de peso. También pueden causar caries dental, especialmente si se comen entre comidas.

Muchos alimentos y bebidas envasados contienen cantidades sorprendentemente altas de azúcares libres. Los azúcares libres son cualquier azúcar que se agrega a los alimentos o bebidas, o que se encuentra naturalmente en la miel, los jarabes y los jugos de frutas sin endulzar.

Reducir el consumo:

bebidas gaseosas azucaradas
bebidas alcohólicas
cereales azucarados para el desayuno
tortas
galletas
hojaldres
Estos alimentos contienen azúcares añadidos: este es el tipo de azúcar que deberíamos reducir, en lugar de los azúcares que se encuentran en cosas como la fruta y la leche.

Las etiquetas de los alimentos pueden ayudar: úselas para verificar la cantidad de azúcar que contienen los alimentos. Más de 22,5 g de azúcares totales por 100 g significa que el alimento tiene un alto contenido de azúcar, mientras que 5 g de azúcares totales o menos por 100 g significa que el alimento tiene un bajo contenido de azúcar.

Obtenga consejos para reducir la sal en su dieta.

Sea activo y tenga un peso saludable
Consumir una dieta sana y equilibrada desempeña un papel esencial en el mantenimiento de un peso saludable, que es una parte importante de la buena salud general.

Tener sobrepeso u obesidad puede llevar a condiciones de salud como diabetes tipo 2, ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y apoplejía. Estar por debajo de su peso también podría afectar su salud.

Compruebe si tiene un peso saludable utilizando nuestra calculadora de peso saludable.

La mayoría de los adultos necesitan perder peso y comer menos calorías para hacerlo. Si está tratando de bajar de peso, trate de comer menos y ser más activo. Comer una dieta saludable y balanceada le ayudará: trate de reducir los alimentos que tienen un alto contenido de grasas saturadas y azúcar, y coma muchas frutas y verduras.

No olvide que el alcohol también es alto en calorías, por lo que reducirlo puede ayudarle a controlar su peso.

La actividad física puede ayudarle a mantener la pérdida de peso o a tener un peso saludable. Estar activo no tiene que significar horas en el gimnasio: usted puede encontrar maneras de encajar más actividad en su vida diaria. Por ejemplo, trate de bajarse del autobús una parada antes de llegar a casa del trabajo y caminar.

Estar físicamente activo puede ayudar a reducir el riesgo de cardiopatía, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2. Para obtener más ideas, consulte Activarse a su manera.

Después de ponerse activo, recuerde no recompensarse con una golosina alta en energía. Si siente hambre después de la actividad, escoja alimentos o bebidas que sean bajos en calorías, pero que aún así llenen el estómago.

Si usted está por debajo de su peso, vea nuestra página sobre adultos por debajo de su peso. Si está preocupado por su peso, pida consejo a su médico de cabecera o a un dietista.

No tengas sed.
Necesitamos beber mucho líquido para evitar que nos deshidratemos – el gobierno recomienda 6-8 vasos cada día.

Esto es además del líquido que obtenemos de los alimentos que comemos. Todas las bebidas sin alcohol cuentan, pero el agua y la leche baja en grasa son opciones más saludables.

Trate de evitar las bebidas gaseosas y gaseosas azucaradas que tienen un alto contenido de azúcares y calorías agregadas y que también son malas para los dientes.

Incluso los jugos y batidos de frutas sin azúcar tienen un alto contenido de azúcar libre. Su total combinado de bebidas de jugos de frutas, jugos de verduras y batidos no debe ser más de 150 ml al día – que es un vaso pequeño.

Por ejemplo, si usted tiene 150ml de jugo de naranja y 150ml de batido en un día, usted habrá excedido la recomendación en 150ml.

Cuando el clima es cálido o cuando hacemos ejercicio, es posible que necesitemos más líquidos.

No se salte el desayuno
Algunas personas se saltan el desayuno porque piensan que les ayudará a perder peso. De hecho, las investigaciones muestran que las personas que desayunan regularmente tienen menos probabilidades de tener sobrepeso.

También se ha demostrado que el desayuno tiene efectos positivos en el rendimiento mental de los niños y aumenta su concentración durante toda la mañana.

Un desayuno saludable es una parte importante de una dieta equilibrada, y proporciona algunas de las vitaminas y minerales que necesitamos para una buena salud.

Un cereal integral con bajo contenido de azúcar y fruta cortada por encima es un desayuno sabroso y nutritivo.