Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis

Sentidos de los AMINALES ?

sentidos de los animales

En la naturaleza, el éxito exige vigilancia y el equipo adecuado. Algunos dominan la noche con una vista extraordinaria

Otros siguen su olfato. Otros dependen de la velocidad, el sigilo y unos reflejos rápidos como el relámpago.

Vivir en la naturaleza es vivir en tiempos de guerra y estos soldados están siempre de patrulla, equipados para su tarea

SÚPER SENTIDOS, FUERZAS ESPECIALES y PATRULLAS

Iniciamos nuestra búsqueda de una patrulla especializada de primera clase en el paisaje abrasador de Norteamérica El implacable desierto de Arizona es el terreno de pruebas de un superviviente que ha patrullado la faz de la Tierra durante más de cuatrocientos millones de años

Los escorpiones Estas fuerzas especiales prefieren las cosas calientes Pero algunos llevan a cabo su misión durante los fríos inviernos sin ninguna queja Vayan donde vayan, están blindados con una gruesa armadura o caparazón Sus fuertes pinzas y aguijón venenoso les aseguran estar siempre preparados para la batalla

Pero, a la hora de las operaciones especiales, su sistema de navegación interno es el que les da la verdadera ventaja Los escorpiones de patrulla se guían por las estrellas Recogen más información detallada a través de una detección química del gusto, el olfato y las vibraciones En su patrulla, un escorpión del desierto, de quince centímetros de longitud, puede viajar unos impresionantes cien metros en una sola noche Aunque están equipadas para soportar el calor, estas fuerzas especiales caminan, sobre todo, por la noche para evitar el sol abrasador

Y, además, el amparo de la oscuridad y su sistema de navegación nocturno, les ayudan a realizar su tarea Un escorpión puede tener entre seis y doce ojos en la parte de atrás, dependiendo de la especie y, sin embargo, no ven muy bien Sus ojos solo son sensibles a la intensidad de la luz Algunos científicos creen que no son solo los ojos lo que captan la luz, sino el exoesqueleto entero, lo que podría explicar por qué estas fuerzas especiales brillan bajo una luz ultravioleta Para enfocarse en su objetivo, reciben un impulso de sus vellos sensoriales, que captan las vibraciones a varios metros de distancia

Este ha captado la sabrosa vibración de una araña camello, un pariente del escorpión sin la cola tóxica La araña camello, terminando su propia comida, se acerca imprudente al escorpión de patrulla Ello hace detonar los sensibles vellos del tacto del escorpión y recibe una picadura letal Al trasladarnos a África y al arenoso desierto de Namibia, observamos otro tipo de maniobras del escorpión de patrulla Esta hembra de las fuerzas especiales deja su aroma dondequiera que vaya

Y el macho la rastrea con un par de apéndices como cepillos, llamados pectenes, situados en la parte inferior de su cuerpo Mientras camina, el escorpión macho peina la arena con sus pectenes, olfateando pistas químicas Las hembras también tienen pectenes, pero las de los machos son más largas y cada diente de la peineta tiene más clavijas para captar los aromas Cuando el macho atrapa a la hembra, usa sus pectenes para encontrar un lugar donde depositar su paquete de esperma Este insistente macho ha tenido éxito rastreando a una hembra

Ahora tiene que cortejarla La danza del cortejo parece más bien una batalla Y, a veces, el macho recurre a picar a la hembra varias veces durante el ritual Pero cuando ha acabado, entregará el esperma y se marchará Después de esta agotadora misión, él volverá a su campamento base, dejando que la hembra se ocupe de la tarea de criar a sus retoños

Para seleccionar al siguiente miembro del equipo de patrulla de las fuerzas especiales, no tenemos que viajar lejos Cada día, a través de las amplias llanuras de la sabana africana, tienen lugar innumerables batallas a vida o muerte Para sobrevivir aquí, hace falta tener una serie de habilidades especiales En el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, un clan de implacables depredadores ha hecho de la supervivencia una ciencia Las hienas manchadas

Son sociales, inteligentes y patrullan bajo un estricto código militar de conducta para derribar presas, incluso formidables Como cualquier buena unidad de las fuerzas especiales, cada soldado tiene un rango y sabe cuál es su función Los miembros se distinguen unos a otros por las manchas de la piel Cada una es única, como una huella dactilar, pero esa sutileza es solo el principio de su capacidad visual Estos patrulleros tienen una excelente visión nocturna, que les asegura una buena caza, incluso cuando se pone el sol. sentidos de los animales

Los organos de los animales

Debido a que trabajan como una unidad bien entrenada de las fuerzas especiales, no se cohíben a la hora de cazar animales grandes, como cebras y ñus Las grandes manadas de herbívoros son especialmente vulnerables cuando las hienas, de vista aguda, organizan sus incursiones nocturnas Durante la caza, las hienas manchadas rastrean a la presa con la vista, el oído y el olfato El olor atrae a estas fuerzas especiales a la zona, en general, pero dependen de la vista una vez que han fijado el objetivo y se preparan para la caza Todos los ojos están en la presa desde todas las direcciones, esperando el momento óptimo para atacar

Pero, ¿cómo ven tan bien en la oscuridad? Una hiena de patrulla usa una especie de gafas internas de visión nocturna Una capa de tejido llamada tapetum lucidum refleja la luz a través de la retina, aumentando la luz disponible para los fotorreceptores El tapetum lucidum aumenta la visión nocturna más de un cuarenta por ciento Mientras que su presa ve una oscuridad total, las hienas ven su objetivo al alcance Cuando la presa está fijada, las hienas no se rinden

Persiguen y atormentan a su presa hasta el final mismo La agotada ñu se encuentra rodeada y sobrepasada en número por los depredadores Misión cumplida Las presas grandes, por lo general, son devoradas en ese mismo lugar, engullidas antes de que aparezca cualquier competidor Pero la visión nocturna de la hiena no es perfecta

A veces, delatan su juego Al reflejar y magnificar la luz, el tapetum lucidum, a veces, lanza destellos en la oscuridad, alertando a la presa Aún así, para entonces es demasiado tarde No todas las hienas gozan del beneficio del clan Algunas son excluidas, solitarias obligadas a convertirse en ladronas o carroñeras de los sentidos de los animales

Incapaz de cazar animales grandes, depende de su visión nocturna para patrullar en busca de presas pequeñas o de su sentido del olfato para hallar carroña Esta noche, se ha colado en una cena de tejones de la miel Al vivir de presas más pequeñas, tiene que comer más a menudo Y durante el día, emplea otra técnica visual para llenarse la tripa En lugar de patrullar las llanuras, escanea el cielo

Como si fueran bengalas, los buitres volando alrededor de un cadáver le señalan dónde buscar su siguiente comida Incluso sin un clan, la reputación de la hiena como guerrero de las fuerzas especiales la precede Solo se necesitan unos ademanes agresivos y los buitres abandonan los despojos Si la presa es lo bastante grande, puede devorar hasta un tercio de su peso corporal, quince kilos o más de carne y huesos de una sentada Desde las áridas llanuras africanas, cruzamos los océanos hasta los bosques de Europa

Aquí, en los bosques, prospera otro miembro de la patrulla nocturna de las fuerzas especiales, uno que quizá esté vigilando su propio jardín En Inglaterra, estamos a punto de reunir información sobre uno de estos soldados en medio de una misión vital En su búsqueda de pareja, encontramos al erizo Estos espinosos tanques blindados en miniatura gozan de grandes privilegios en los jardines de la gente, debido a sus tácticas de búsqueda y destrucción de las plagas de jardín Obtienen la mayor parte de la información por medio de un agudo oído y un magnífico sentido del olfato Patrullan a solo unos milímetros del suelo con sus cálidos y húmedos hocicos calibrados para captar el más ligero de los aromas Estas fuerzas especiales pueden olfatear a su presa desde una distancia de once metros sobre el suelo o cuatro centímetros bajo tierra

El órgano vomeronasal del paladar funciona en combinación con su nariz para detectar más olores Gracias a ello, este soldado ha obtenido sus frutos Su patrulla ha revelado a un pequeño pájaro muerto El erizo puede comer unos setenta gramos de alimento cada noche, que es más del diez por ciento de su peso corporal Cuando se pone el sol, estas fuerzas especiales comienzan su patrulla

De hecho, duermen durante casi todo el día, o bien en sus búnkers o enrollados en una apretada pelota defensiva Este pequeño ha salido a hacer el amor, no la guerra Está buscando pareja en la oscuridad de la noche Su territorio puede extenderse a doscientos metros cuadrados o más, y olfateará cada centímetro para encontrarla Los olores son captados por su largo hocico con una gran punta húmeda, llamada rinario

El olor es transportado hasta unos lóbulos olfatorios bien desarrollados, en la parte frontal del cerebro Comparado con los seres humanos, los erizos son genios del olfato Nuestro bulbo olfativo ocupa solo un uno por ciento de nuestro cerebro, mientras que el de los erizos ocupa casi el diez por ciento Gracias a estas adaptaciones, pueden captar un olor a mucha distancia Y ahí está, despertando en su madriguera

Su territorio se superpone al del macho Se dirige al exterior a forrajear Puede patrullar hasta dos kilómetros en una sola noche Impulsado por el instinto de aparearse, el macho no se dará por vencido hasta haber completado la misión Su encuentro es inevitable

No solo por la proximidad, sino debido al olor Ambos agentes de las fuerzas especiales están equipados con glándulas de olor El macho está a punto de esparcir orina de fuerte olor como una feromona de cortejo Una vez que se encuentran, comienzan las vueltas del erizo Dará vueltas a su alrededor durante horas, depositando una sustancia parecida a la orina que la mantiene en la zona de cortejo

Órganos delos sentidos de los animales

Se apareará con ella varias veces para asegurarse de que logra su objetivo reproductivo Misión cumplida Cuando han terminado, estos diminutos rastreadores vuelven a sus estilos de vida solitarios Dejando atrás los bosques de Europa, rastreamos a nuestro siguiente experto patrullero de las fuerzas especiales en el Gran Norte Blanco Aquí, en los bosques cubiertos de nieve de Canadá, buscamos a un cazador veloz y silencioso que, prácticamente, lo ve todo

En estos densos bosques, es probable que el objetivo de nuestra búsqueda nos haya divisado a nosotros primero Y, cuando cae la noche, nuestro cazador está verdaderamente en su elemento La naturaleza ha otorgado al cárabo lapón una de las visiones más agudas del reino animal Sus grandes ojos que miran hacia delante, le dan una amplia visión binocular y una envidiable percepción de profundidad para patrullar Pero como la mayoría de las aves, no puede mover los globos oculares

Por lo que, en su lugar, gira toda la cabeza. Con un cuello como una torreta, puede rotar la cabeza unos increíbles doscientos setenta grados Aunque sus ojos son su principal herramienta de patrulla, su misión empieza en los oídos Su oído es tan agudo, que puede percibir a un escarabajo a treinta metros, o a un ratón chillar a casi un kilómetro de distancia Sonido y, después, visión

Objetivo fijado, y nunca fuera de su vista. La profunda nieve protege a este lemming del ataque del cárabo, pero será mejor que no se confíe demasiado La superficie no ofrece lugar donde esconderse de las fuerzas especiales. Las plumas bordeadas por un fleco del cárabo le permiten volar y planear en absoluto silencio Sus ojos, como los de la hiena, tienen un tapetum lucidum, que aumenta su visión nocturna

Consigue lo que ha venido a buscar y lo transporta a su nido. El campo de visión de un cárabo es de unos ciento diez grados, con unos setenta grados de superposición por ver en 3D Esto es mucho menor que, incluso, nuestro propio campo de visión Pero los grandes ojos del cárabo, que comprenden hasta el cinco por ciento de su peso corporal, son más eficaces, sobre todo, con poca luz Sus globos oculares son en forma de cilindro, sujetos firmemente al cráneo

El estrecho campo de visión está más que compensado cuando el cárabo gira la cabeza Aunque los ojos del cárabo evolucionaron para patrullar de noche, sus sensibles pupilas le permiten una buena visión también a la luz del día Una cosa que los cárabos no ven bien es el color A cambio, estas fuerzas especiales se concentran en el movimiento A veces, cuando una madre cárabo provee para su polluelo, patrullar es una misión de noche y día

La madre puede comer hasta siete roedores pequeños al día Y necesitará más para satisfacer a su pequeño Cuando espía a una ardilla, su misión está clara Aunque no para la ardilla Como un sigiloso bombardero, se abalanza sobre ella antes de que pueda reaccionar

El polluelo espera con paciencia hasta que ella le trae el alimento Observa y aprende A pesar de su muy evolucionada visión y su sigilo, solo la mitad de sus polluelos crecen para llegar a ser fuerzas especiales como sus padres Lo que nos viene a demostrar que en la naturaleza, como en todo, tener las herramientas adecuadas para la tarea no es suficiente También se necesita talento

Nuestra siguiente nominada para patrullera de las fuerzas especiales cabe en una taza de té, pero, no obstante, es una depredadora letal Desde los fríos bosques de Norteamérica, volamos al otro lado del mundo, a una zona cálida La selva pluvial de Australia, un semillero de depredadores de todos los tamaños En el Parque Nacional Daintree acecha una cazadora que no tiene que ir muy lejos para cobrarse una presa Patrullando entre las ramas, apenas se la ve

La mantis religiosa Aunque este diminuto soldado no parece de primeras tan brutal, es lo bastante inteligente para tomarle la medida al enemigo y saber cuándo atacar Y cuando hacer una tregua No librará una batalla que no pueda ganar Cuando las mantis están de patrulla, pueden girar la cabeza ciento ochenta grados para escanear el entorno con dos grandes ojos compuestos que flanquean tres ojos más simples

Tienen visión estereoscópica, algo insólito en los insectos Los ojos compuestos de las mantis son como grupos de miles de ojos más pequeños llamados omatidios El punto oscuro en cada ojo, en realidad no es una pupila, sino los omatidios, que absorben la luz en lugar de reflejarla Aunque apenas mide unos centímetros de longitud, puede divisar a su presa a quince metros de distancia Una vez que estas fuerzas especiales se centran en un objetivo, acechan a su presa o, como ésta, esperan a que la presa venga a ellas

Cuando está a unos tres centímetros, la mantis salta Despliega sus patas delanteras con espinas, apoderándose de su presa más rápido de lo que podemos ver a simple vista Pero ahora echemos un vistazo más de cerca a esos ojos super agudos Las mantis tienen una visión en estéreo Sus ojos compuestos contienen hasta diez mil omatidios

Solo el centro de sus ojos compuestos, una zona llamada la fóvea, ve con agudeza El resto del ojo capta el movimiento Y cuando lo hace, la mantis gira la cabeza y enfoca para mirar con la fóvea La mantis inmoviliza a su presa con sus patas como bayonetas y la devora viva Cualquier insecto más pequeño es una presa fácil para estas patrulleras

En casi todas las especies de mantis religiosa, las hembras devoran a sus parejas Los machos son más numerosos que las hembras, pero no durante mucho tiempo Hay dieciséis familias de mántidos, con más de dos mil cuatrocientas especies Todas estas fuerzas especiales comparten la habilidad de ver y no ser vistas Algunas veces, miembros de la misma especie pueden tener un aspecto diferente

Pueden ser marrones o verdes, dependiendo de la fase de su desarrollo y dónde estén patrullando en secreto En esta zona de la jungla, todo gira en torno al camuflaje Si una mantis vive en la hierba o las hojas, quizá no la veamos nunca Si está entre las ramas o cazando en el suelo, es igualmente invisible Algunas especies pueden imitar, incluso, los pétalos de flores

Pero estas fuerzas especiales no eligen su uniforme; viene de serie A diferencia de los camaleones, que pueden cambiar de color constantemente, las mantis lo hacen solo cuando mudan la piel Por lo que tienen que ocultarse en el medio ambiente al que más se parezcan Las jóvenes mantis mudarán la piel hasta nueve veces antes de convertirse en adultas Para entonces ya se han convertido en expertas depredadoras, adaptadas al medio ambiente, siempre concentradas en su misión secreta como fuerzas especiales

Nunca pierden de vista el objetivo por el que están patrullando y van bien equipadas para agarrarlo Desde el continente-isla e Australia, cruzamos el Pacífico para llegar a un paraíso tropical mucho más pequeño, donde el terror también patrulla En esta remota isla, una regla de la naturaleza parece estar vuelta del revés y la evolución ha transformado a una criatura invertebrada en una inverosímil depredadora de las fuerzas especiales En la selva tropical de la isla hawaiana de Oahu, una delicada herbívora ha desarrollado un gusto por la carne y realiza guerra de guerrillas contra sus presas Acechando entre las ramas y hojas encontramos

a la oruga de eupithecia En todo el mundo, miles de este género de orugas son devotas vegetarianas Pero aquí, no

La eupithecia es la única oruga depredadora que tiende emboscadas La evolución ha equipado a estas expertas patrulleras de las fuerzas especiales con un sentido del tacto instantáneo en unas afiladas garras de las que es casi imposible escapar Tiene seis pares de ojos simples que ven la luz y puede que el color, pero no imágenes Pero son de importancia secundaria comparados con su piel, sensible al tacto La fortuna favorece a los que están bien preparados y esta astuta larva ha hecho los deberes

Primero selecciona el lugar de la emboscada y ella se amarra a una hoja Una vez en su puesto, es hora de ponerse a trabajar Para la carnívora eupithecia, el follaje es solo una construcción material No puede digerir hojas y se moriría de hambre antes de comerlas Recorta el borde de la hoja para hacerse una trinchera en la que ocultarse y lanzar su ataque

Solo necesita patrullar con paciencia A esta diminuta terrorista no le importa lo que mata Cualquier insecto pequeño o araña servirá y en el bosque no hay escasez de ellos Pero hay un sabroso objetivo que abunda especialmente Las moscas de la fruta

Ésta no sospecha nada No tiene ni idea de que ha entrado en el campo minado de la eupithecia La presa está condenada en el instante en el que, simplemente, se roza contra uno de los minúsculos vellos sensibles, o setas, de la espalda de esta fuerza especial La oruga saltahacia atrás, agarra a la presa con sus patas torácicas, o lanza a la víctima al aire En el mismo instante, la oruga vuelve a su posición original

Todo el ataque dura un undécimo de segundo Es más veloz que un parpadeo Hawai tiene unas seis especies totalmente carnívoras de las veinte eupithecias que viven las islas Algunas de estas fuerzas especiales, en lugar de ocultarse en una hoja, se camuflan como ramitas, pero son igual de letales No importa cómo patrullen siendo orugas, pero una cosa es cierta: cuando les llega el momento de convertirse en polillas, la guerra termina

En cuanto se ganan las alas, no vuelven a tocar la carne nunca más Este depredador que tiende tales emboscadas tiene su lugar en las espesas selvas de Hawai Nuestro siguiente soldado de las fuerzas especiales prefiere los ataques aéreos Para interceptar objetivos de vuelo veloz, nos dirigimos a África para alistar a un escuadrón de ases de la aviación Esta fuerza aérea está estacionada en los bancos de los ríos de todo el continente

Los encontraremos patrullando los cielos Los abejarucos Su nombre lo dice todo Abejas, además de avispas y otros insectos voladores, todos forman parte de su plan de vuelo Su vista perfecta y su capacidad para maniobrar a alta velocidad le proporcionan una ventaja táctica, permitiéndole atrapar a su presa en vuelo

Colonias de abejarucos anidan en madrigueras en los bancos del río, estratégicamente cerca de sus objetivos Donde hay agua, hay plantas, y las plantas atraen a las abejas Estas están volviendo a su nido, en un árbol de acacia cercano No tienen ni idea de que están siendo vigiladas por las fuerzas especiales Un abejaruco se concentra en un solo objetivo y no lo pierde de vista

Objetivo localizado Comienza la persecución El uniforme de vuelo del pájaro simplifica la tarea Empezando con sus gafas de vuelo La raya negra alrededor de los ojos funciona como unas gafas de sol para eliminar el resplandor

Sus ojos están equipados para el reconocimiento a larga y a corta distancia Algunas especies de abejarucos pueden perseguir a sus presas hasta a cien metros Los ojos del pájaro tienen dos fóveas o zonas de visión concentrada Una ve la distancia, pero solo en 2D Al acercarse, un ligero giro de la cabeza moviliza la segunda fóvea para obtener una visión aguda, estereoscópica en 3D, mientras se abalanza para atrapar a la presa

Cuando ha interceptado a su presa, se la lleva a su nido para despacharla Si su cautiva tiene un aguijón venenoso, la desarma con destreza de un enérgico mordisco Este abejaruco carmesí, como todos los abejarucos, se traga entera a su presa Misión cumplida El pájaro vuelve a su cuartel general de las fuerzas especiales

Pero los abejarucos no son los únicos guerreros que patrullan este espacio aéreo Un pigargo vocinglero, su acérrimo rival, no duda en iniciar una batalla aérea Primero tendrá que atrapar a uno Las retinas de los abejarucos, y quizá su cerebro, procesan la información aún más rápido que los seres humanos Esto es lo que hace a estas fuerzas especiales tan ágiles para atrapar las presas y evitar convertirse en una

Estos abejarucos, parte pilotos de acrobacias, parte ninjas, esquivan al pigargo y viven para volar otro día Mientras que los abejarucos usan la velocidad y la visión para patrullar su territorio, este siguiente recluta de élite de las fuerzas especiales depende de la sutileza y el engaño Realiza sus operaciones secretas bajo la superficie, donde la situación no es tan tranquila como parece Los pantanos y canales de Florida albergan a esta especialista en emboscadas de Norteamérica Donde con sigilo y en silencio acecha

la tortuga caimán Con su armadura como un tanque, parece como si estuviera mejor equipada para la defensa que para el ataque Pero no se dejen engañar

Con sus agudos sentidos del olfato, la vista y el tacto, es una triple amenaza Solo necesita elegir un buen lugar para patrullar Su alimentación incluye cualquier cosa que se cruce en su camino, como peces, reptiles, roedores pequeños y carroña Pero es este pez mosquito, amante de las larvas, para el que está mejor equipada Cuarenta millones de años de evolución le han proporcionado un arma secreta

Indiferente al lecho del río, se aproxima a su presa Tomando muestras de las moléculas en el agua, le guían sus agudos sentidos de los animales del gusto y el olfato Una vez está a su alcance visual, se instala a esperar Abre la boca y la trampa está preparada El pez mosquito no puede resistirse al apéndice con forma de larva que cuelga en la punta de la lengua de la tortuga

Es justo lo que el pez quería La tortuga ni siquiera tiene que pensar en ello o, incluso, ver al pez El más ligero toque del pez desencadena un reflejo La tortuga cierra la boca y se lo traga en una fracción de segundo Sus mandíbulas son lo bastante fuertes como para romper el caparazón de otra tortuga

Y eso no es solo un daño colateral Un estudio demuestra que el ochenta por ciento de las tortugas caimán tienen fragmentos de caparazón de tortugas en los intestinos No querrás cruzarte con estos comandos Estas fuerzas especiales se tragan la presa entera, reinician la trampa y patrullan a por más Pero, a pesar de su superior armamento, la tortuga caimán está sitiada y extinguiéndose, ya que su hábitat está desapareciendo

Es un destino que la tortuga caimán no comparte con su prima muy lejana, la tortuga Satán, que a menudo emplea una estrategia diferente para patrullar La tortuga satán acecha por medio de la vista Ha localizado una cigarra cerca de su zona de ataque Se acerca mucho bajo el radar, como un submarino, para cazar desprevenido al insecto Calcula la distancia con los ojos periscopio

Y, una vez al alcance, ataca Al carecer de la trampa engañosa de la boca, la tortuga satán tiene que depender del anticuado sigilo y de su visión aguda Pero ambas tortugas de las fuerzas especiales están equipadas para patrullar sus territorios y cumplir sus misiones con eficacia y sin piedad Y ese conjunto de herramientas de la tortuga satán, su precisión, su táctica de persecución activa y mejor tolerancia a la temperatura, es lo que le permite, a diferencia de la tortuga caimán, prosperar Cuando llega la oscuridad, las patrullas nocturnas se presentan para el servicio, adaptadas a la perfección a la penumbra

Usando la luz de las estrellas para guiarse, el escorpión se escabulle en su territorio Al ir avanzando, recoge información más detallada de las vibraciones y olores a través del suelo del desierto Las hienas patrullan en manadas sin dejar pasar nunca una oportunidad, no suelen perder de vista a su objetivo Sus mandíbulas hacen el trabajo, pero son sus extraordinarios ojos reflectantes los que las guían Con igual dedicación a su misión, el erizo perseguirá a su pareja durante más de tres kilómetros

No necesita ver en la oscuridad porque su nariz hace todo el trabajo Las lechuzas, maestras de las patrullas aéreas silenciosas, dependen primero de su oído, que se fija en sus objetivos de roedores a más de un kilómetro de distancia Y, una vez que el objetivo está al alcance visual, la lechuza nunca lo pierde de vista Sus especializados ojos como tubos le proporcionan un excelente campo de visión y determinan la percepción de profundidad La herramienta definitiva de las patrullas es la invisibilidad, y algunos animales se acercan mucho a conseguirla

La mantis religiosa se mimetiza, viéndolo todo pero sin ser vista Aprovecha su extraordinario poder de visión en 3D gracias a sus enormes ojos compuestos La oruga de eupithecia es igualmente letal Depende del tacto Una mosca de la fruta detonando una de sus setas está condenada en una duodécima de segundo

Y la engañosa tortuga caimán se ve recompensada por su paciencia Despliega su arma secreta para atrapar cualquier presa que muerda el anzuelo Para algunos, la paciencia es una virtud Otros dependen de la velocidad, como el abejaruco Capaz de detectar una presa diminuta y veloz a cien metros de distancia, se centra en ella y la persigue

Estos son los maestros de la patrulla y la persecución Cada uno está equipado con las características de los mejores de su clase para atrapar a sus presas con eficacia y efectividad Cuando se presentan para el servicio, la misión está prácticamente cumplida.

Vocabulario

que son los organos de los sentidos
sistema nervioso de la ardilla
el olfato en vertebrados
sistema nervioso de la rata
animal con peor olfato
sistema nervioso aves
histologia del gusto
tegumento animal
mmegias sistema cardiovascular
los organos de los animales
animales con sistema nervioso central
los mejores documentales gratis