Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis

TOKIO, ¿Un desastre OLÍMPICO? 🏅2020

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Si os digo la palabra JAPÓN, estoy seguro de que todos pensaréis en el manga, los videojuegos o las empresas tecnológicas Sin ir más lejos, TOKIO, parece salida de una película de ciencia ficción.

 

JAPÓN, ¿Serán los JUEGOS OLÍMPICOS una RUINA?

Es la metrópoli más grande del planeta con más de 30 millones de habitantes y tiene los trenes más rápidos, las televisiones más modernas y hasta robots que parecen humanos En otras palabras, que a simple vista, nadie diría que Japón está al borde del colapso económico ¿Verdad? Sin embargo, este país lleva dos décadas completamente estancado… ¡Y eso no es lo peor! Japón es el país más endeudado del mundo entero Deben más de dos veces su producto interior bruto Y su población está decreciendo a pasos agigantados Casi no hay dinero para pagar las pensiones y los japoneses hacen jornadas laborales interminables y apenas tienen vacaciones

Os lo hemos dicho muchas veces aquí, en VisualPolitik, esos grandes gigantes nipones como Hitachi o Panasonic están perdiendo la carrera frente a empresas mucho más innovadoras en China o Estados Unidos ¡Pero esperad un momento porque las cosas pueden cambiar! Sí, me estoy refiriendo a los JUEGOS OLÍMPICOS de TOKIO 2020 Una oportunidad única para que el país entero se vista de gala y se convierta en el centro de atención de todo el planeta Para que os hagáis una idea, desde que Japón ganó la candidatura, en el año 2013, el turismo se ha disparado de la noche a la mañana Y lo mismo ha ocurrido con la inversión privada

Para el 2020, Tokio tendrá nada menos que 45 nuevos rascacielos Y, por ejemplo, Panasonic va a colocar paneles solares de última generación por toda la ciudad para que los asistentes a los juegos puedan cargar sus coches eléctricos Y SONY va a estrenar sus televisiones en formato 8K para retransmitir el evento Sí, habéis oído bien Si todavía no nos hemos acostumbrado al 4K, dentro de poco vamos a tener el 8K, que permitirá que veamos hasta las costuras de las camisetas de los atletas

¡Pero esperad un momento porque no todo es tan bonito! Veréis, cuando Tokio ganó la candidatura olímpica, tenía presupuestado gastarse unos 6500 millones de dólares Por dar un poco de contexto, ese dinero es más de lo que costó la T4 de Madrid, que es uno de los aeropuertos más grandes de Europa Pero, una vez han empezado con las obras, ya llevan gastado más del doble ¡Y todavía no han terminado! No está nada mal si tenemos en cuenta que el país del Sol Naciente ya lleva una deuda acumulada de más del 230% de su PIB Así que ¿Hasta qué punto estos juegos olímpicos van a ser una oportunidad o un desastre para Japón? ¿De verdad los Juegos Olímpicos son algo bueno para los anfitriones? Hoy vamos a responder a estas preguntas, pero antes vamos a ver un poco de historia… ¿UNA FALACIA OLÍMPICA? Hay pocas cosas que levanten el orgullo nacional que unos juegos olímpicos Por supuesto que a todos nos gusta presumir de las medallas de oro que tiene nuestro país

Pero lo que realmente sube el ego patriótico es ser el anfitrión de unos juegos Es tal el fervor que genera un evento como este que, prácticamente, parece que todo el mundo, independientemente de su ideología, está de acuerdo en que organizar unos juegos olímpicos es bueno para un país Sin embargo, dentro del mundo de los economistas, las cosas no están tan claras Es más, seamos honestos, los argumentos a favor de ser el anfitrión de unas olimpiadas son ¿Cómo decirlo? Tan incongruentes que parecen un guión de PERDIDOS Fijaos, según un informe del BANCO DE JAPÓN, los efectos de los Juegos Olímpicos de Tokio se están notando incluso antes de que se hayan celebrado

Concretamente, el año en el que el Comité Olímpico Internacional nombró a la capital japonesa como ciudad anfitriona, se dio el pistoletazo de salida para que todo el mundo reconozca al país entero como un destino fantástico para las inversiones Uno de sus principales argumentos es que si tu ciudad gana la nominación olímpica te permite entrar por la puerta grande en todas esas grandes organizaciones internacionales en las que todo país querría ser miembro ¿Queréis ejemplos? ¡Aquí los tenéis! Barcelona empezó a organizar sus juegos en el año 1986 Y justo ese mismo año, España entró en la Unión Europea Beijing fue nombrada anfitriona olímpica en 2001 ¡El mismo año en el que entró a formar parte de la Organización Mundial del Comercio! Vamos, que parecen argumentos irrefutables ¿Verdad? Pues… esperad un momento porque esto es un ejemplo de libro de falacia de correlación En otras palabras el hecho de que España entrara en la Unión Europea en el mismo año que Barcelona fuera elegida como anfitriona olímpica no significa que lo uno fuera causa de lo otro

De hecho, tanto Grecia como Portugal se convirtieron en miembros del mismo club sin tener que organizar ningún evento deportivo ¡Pero ya sé lo que estáis pensando! ¿Qué hay de la exposición internacional? Durante los 15 días que duran los juegos, todo el mundo está pendiente de lo que ocurre en tu país Hablamos del mayor acontecimiento deportivo del mundo… ¿O tal vez no? Veréis, las Olimpiadas de Londres de 2012, consiguieron una audiencia media de 31 millones de espectadores en un país como Estados Unidos Para que lo comparemos, eso es algo así como dos veces lo que consigue un episodio de Juego de Tronos Es cierto, no está nada mal ¿Pero qué ha ocurrido con el resto de Juegos Olímpicos? Pues, por ejemplo, los juegos de Invierno de Sochi, 2014, ni siquiera llegaron a los 22 millones de espectadores y los de Río 2016 se quedaron en los 26 millones

Pueden parecer cifras muy altas pero se quedan en nada si las comparamos con las de otros eventos mucho más baratos como la SUPERBOWL, que, sin ir más lejos, en 2016, superó los 110 millones de espectadores En otras palabras, que aunque las olimpiadas se ven en todo el mundo, cuando miramos las cifras de audiencia país por país, los números no son tan impresionantes Y esto se traduce en que la percepción que los ciudadanos tienen de un país tampoco cambia demasiado… al menos, no cambia para bien En un studio sobre el impacto de las Olimpiadas de Sidney del año 2000, los investigadores entrevistaron a gente de distintos países un año antes y un año después de los juegos Encontraron muy pocos cambios en las percepciones con una excepción sorprendente

Los sudafricanos estaban descontentos con Australia por el modo en el que se habían resaltado los problemas con los aborígenes en los medios sudafricanos” Sin embargo, hay algo que parece indiscutible: los Juegos Olímpicos mejoran el turismo de un país Para que os hagáis una idea, desde que Tokio fue elegida como anfitriona, el turismo en Japón se ha multiplicado Han pasado de apenas recibir visitantes del extranjero a tener más de 24 millones de personas el año pasado En un país donde apenas había trabajo para los hoteles, ahora ha nacido un nuevo sector económico

Un sector que atrae ingentes cantidades de dinero del extranjero ¿A quién no le puede gustar algo así? Pues… esperad un momento porque incluso estas cifras son bastante discutibles Por supuesto, el turismo en Japón he crecido una auténtica barbaridad Pero ¿Sabéis que otro país ha crecido a un ritmo similar en los últimos años? Chile y Tailandia Y no hace falta que lo busquéis, ya os lo digo desde aquí… ninguno de estos dos países tiene previsto celebrar unos juegos olímpicos El caso de Tailandia es especialmente paradigmático

Reciben casi 6 millones más de turistas que Japón y tienen la mitad de población Y el crecimiento de su sector turístico está ligado al crecimiento de la clase media china En otras palabras, a medida que los chinos tienen más dinero, pueden permitirse viajar y ¿Dónde van? ¡Pues lógicamente, a países asiáticos que están cerca y tienen distintos atractivos turísticos que visitar! ¡Pero ya sé lo que estáis pensando! Aunque los Juegos Olímpicos no den tantísimos beneficios como parece… ¿Qué problema hay en que Tokio quiera tener sus propios juegos? ¿A quién no le gusta tener un estadio gigantesco en su ciudad? Pues… ahora lo vamos a ver MEDALLA DE ORO… AL GASTO Todos lo sabemos… los juegos olímpicos cuestan dinero De la noche a la mañana, Tokio va a tener que construir un estadio olímpico, capaz de albergar a más de 80

000 personas y, por supuesto, dejarles sin aliento con luces y colores También van a necesitar lugares especiales para que se celebren todas las competiciones deportivas Cada una con sus especificaciones No es lo mismo una pista de atletismo que una piscina olímpica o un estadio para competiciones de piragüismo En total, se van a construir o remodelar 31 edificios

A eso hay que sumarle el centro de prensa, que también es otra superproducción arquitectónica y, por encima de todo la Villa Olímpica Una especie de miniciudad donde vivirán los más de 10000 deportistas que participarán en los juegos Por supuesto, esta villa tampoco es barata En total, todos los Juegos Olímpicos se presupuestaron en el equivalente a 6500 millones de dólares estadounidenses

Al menos, esa es la cifra que dieron las autoridades al Comité Olímpico Internacional en el año 2013 Pero ya se sabe… una vez empiezan las obras, las cosas no son como se habían planeado… Los costes los juegos Olímpicos de Tokio 2020 siguen subiendo Para diciembre de 2017, el Ayuntamiento de Tokio ya se había gastado más de 12000 millones Y sólo un par de meses más tarde, en la última rueda de prensa, las autoridades locales avisaron de que, como mínimo, terminarán gastándose más de 20000 millones de dólares ¡Y todavía quedan 2 años para encender el pebetero! En realidad, nada de esto es ninguna sorpresa

Desde que se tiene memoria, todos los Juegos Olímpicos terminan costando más de lo que se había presupuestado ¡Y no hablamos de unos pocos millones de dólares! Los juegos de Río de Janeiro de 2016 terminaron saliendo un 51% más caros Pero, sin duda alguna, el record lo tienen los de Montreal de 1976, que terminaron costando un 700% más de lo que se había presupuestado Para que os hagáis una idea, eso es 8 veces el dinero que había previsto Y os preguntaréis… ¿Todos estos miles de millones de dólares… son mucho o poco dinero? Es decir… para el presupuesto que se gasta un ayuntamiento o un país entero… ¿Hablamos de cantidades grandes? Pues la respuesta es SÍ Para que os hagáis una idea, con 20

000 millones de dólares, Japón podría construir, por ejemplo, una autopista que cruzara el país entero de norte a sur ¡Pero esperad un momento porque esto no es lo peor! Veréis, construir autopistas o aeropuertos puede ser un despilfarro… pero siempre se puede reutilizar Un país con buenas comunicaciones puede albergar nuevas empresas, nuevos sectores económicos o, simplemente, dar mejores servicios a los ciudadanos Pero ¿Cómo se puede reutilizar un estadio olímpico con capacidad para albergar a 80000 personas? Si nos vamos a ejemplos pasados, la respuesta os va a dejar con mal sabor de boca… Los edificios olímpicos de Río ya están en estado de desastre El caso de Río de Janeiro es especialmente duro

 

Juegos olímpicos tokio 2020

Pese a haber tenido juegos olímpicos, todavía quedan barrios enteros que ni siquiera tienen una línea de autobuses que les conecte al centro Y, por lo visto, las zonas donde estaba la villa olímpica se están convirtiendo rápidamente en barrios marginales Y lo peor es que este no es el único ejemplo El Estadio Olímpico de Atenas está en ruinas 10 años después de los juegos de 2004 A todo esto tenemos que sumarle el hecho de que Japón tiene la deuda más grande del mundo entero Y que el gobierno ya tiene problemas, incluso, para pagar las pensiones de sus jubilados

Hablamos, además, de un país, que lleva más de 2 décadas sin crecer económicamente Así que la pregunta es… ¿Significarán los Juegos Olímpicos de Tokio la ruina de Japón? ¿O tal vez los japoneses serán la excepción y serán capaces de sacar algún beneficio después de tantísimo gasto? Podéis dejarme vuestra respuesta en los comentarios Y si queréis saber más sobre ese modelo económico japonés que tiene algún que otro problema… haced click en este vídeo Y como siempre, no olvidéis que sacamos vídeos nuevos todas las semanas así que suscribíos a VisualPolitik para no perderos ninguna de nuestras actualizaciones Si os ha gustado este vídeo, dadle a LIKE y nos vemos en el próximo

Un abrazo y hasta pronto