Saltar al contenido
Vídeos de documentales gratis
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

LEONES CONTRA BUFALOS – ANIMALES PELIGROSOS DE AFRICA

Leones y búfalos compiten en la sabana africana la agresividad y la estrategia de los felinos en rivalizan con la fuerza bruta y la unidad fruto de la evolución de esta ancestral contienda durante gran parte del año los búfalos deben hacer frente al constante acoso de una manada que ha tropezado con la horma de su zapato en la sabana africana el primer ataque del día nunca se hace esperar los cazadores acechan a la manada y a sus crías desde el amanecer hace mucho tiempo que gran búfala aprendió detectar cualquier signo de peligro sus gruñidos y mugidos confirman que por el momento no hay depredadores en la zona gran búfala es una de las seis hembras dominantes ellas caminan delante de los búfalos que forman la manada y eligen el mejor lugar donde pasar durante la estación lluviosa

Los buenos pastos abundan tras los chaparrones hay marcas y pantanos por todas partes la pradera está cubierta literalmente de hierba y agua es una suerte porque la ingesta diaria de un búfalo es muy elevada en un solo día podría limpiar de hierro al jardín de una casa media su hogar sería un paraíso si no hubiera leones en la vecindad no hay nada que tener sólo es gran buffalo y su clan de solteros los imponentes machos refuerzan las defensas de este ejercicio sólo se acercan a las hembras de vez en cuando en busca de una oportunidad para aparearse o a degustar los nutritivos pastos los búfalos son herbívoros muy adaptables no tienen dentadura en la parte superior de la boca sino una placa o sea contra la que chocan los dientes inferiores pero estos machos no han venido a presumir de dentadura sólo buscan en las respectivas su labio hendido dirige la idea hacia un órgano especializado que detectan las hormonas de las hembras en celo pero de repente el enemigo hace acto de presencia y viene en pie de guerra gran bufala da la voz de alerta por el momento las leonas sólo observan y esperan mientras el grueso de la manada se aleja

 

Quien ganará, el león o el búfalo?

 

Las hembras dominante se mantienen en guardia todas conocen bien a sus adversarios gran búfala lleva ya nueve años estudiando sus tácticas un movimiento de cabeza señala el comienzo de la cacería la manada reacción al unísono intentando alejar las crías de los leones sólo estarán a salvo en el centro del grupo algunas madres no consiguen ocultar a sus pequeños pero no tendrán que luchar son las mucho tiempo pueden confiar en su tribu o sus compañeros en visten y las leonas se alejan pero la batalla apenas ha comenzado los machos corren a defender el frente oriental las leonas atacan desde todos los frentes gran buffalo no está dispuesto a esperar los matorrales apestan a leones fase se lanza contra ellos el vigoroso macho ha visto muchos camaradas caer en las garras de estos cazadores y su impetuoso ataque proporciona a los suyos un tiempo preciosa los leones a los que se enfrentan forman un equipo temible cuatro cachorros ya crecidos apoyan a experimentadas leonas y a los poderosos hermanos en la plenitud de sus vidas la ofensiva es inminente en buffalo sólo a retrasar lo inevitable así que vuelve con los suyos para hacer frente al feroz ataque formar un impenetrable muro de búfalos es la mejor defensa ante un asalto

Los leones jóvenes siguen provocando gran buffalo y su represalia merece una respuesta cuando los once leones avanzan comienza el juego una contienda de consecuencias letales gran buffalo quiere sangre y el clan de los solteros sigue sus pasos su danza macabra levanta un remolino de polvo y la confusión creada brinda una oportunidad a los cazadores incapaces de entender la estrategia a menudo son los más pequeños los que sufren pero hay perdedores en ambos bandos, este joven león llevará toda su vida las cicatrices de la batalla

Los ataques se suceden día tras día es el precio que hay que pagar por acceder al agua ya los mejores pastos depredadores y presas comparten el territorio lo único que éstas pueden hacer es intentar minimizar sus bajas y plantar cara a los cazadores el peligro y la muerte marcan la vida del búfalo y muy pronto las cosas se complicarán aún más cuando llega la estación seca y sol evapora el agua de la sabana un auténtico drama para unos animales que necesitan beber a diario la elección es sencilla emigrar o morir las hembras se separan del grupo y emprender viaje hacia una charca permanente situada un día de marcha un éxodo que las aleja de los leones pero que en realidad es una falsa victoria porque el riesgo de morir de inanición caminará junto a ellas el agua les proporciona un alivio pasajero pero muy pronto se verán forzados a elegir entre beber o comer los días pasan y la última brizna de hierba desaparece la manada debe alejarse cada vez más para satisfacer a cientos de estómagos hambrientos gran bufanda y sus compañeras apenas encuentran tiempo para buscar comida y regresar después a la charca las hembras han visitado este desolado oasis durante generaciones el único con capacidad suficiente para saciar su sed un búfalo adulto necesita beber litros de agua al día por lo que esta manada podría vaciar un estanque de litros en menos de una semana lejos del alcance de los depredadores las madres se muestran tranquilas se aproximan tiempos difíciles y es hora de relajarse y disfrutar incluso gran búfala goza de unos momentos de sosiego a kilómetros de distancia en la red se casaban a los leones pasean inquietos necesitan encontrar comida la migración de las hembras les ha privado de las presas más asequibles ahora tendrán que afrontar mayores riesgos algo llama su atención

Una visión muy apetecible, el clan de los solteros los machos no emigran con el resto de la manada no necesitan hacerlo la pradera aún conserva suficiente agua para mantener a este pequeño grupo de seis búfalos sus componentes pastan abstraídos ignorando el peligro que se avecina los leones aprovechan su distracción para acercarse con sigilo y preparar la emboscada si los búfalos siguen avanzando en la misma dirección caerán directamente en la trampa pero una de las leonas se precipita y los atacantes quedan al descubierto los búfalos cuentan con una ligera pero crucial ventaja las leonas acortan distancias durante los primeros metros una de ellas continúa la persecución pero todo es inútil esta noche pasarán hambre las hembras de la charca se enfrentan al mismo problema el hambre los búfalos pueden alimentarse de hierba seca y dura pero no pueden vivir sólo con eso la desnutrición comienza a hacer estragos sus las costillas y los huesos de las ancas enmarcan bajo la piel y sus grupas se vuelven con cabas bajo sus pezuñas ya hay más arena que hierva así que las búfalas recurren a una fuente alimentaria alternativa si no es posible pasar tendrán que devorar las hojas de árboles y matorrales aunque estén lejos de la charca las hojas verdes contienen proteínas para curvar las ramas se necesita cierta práctica pero dominar esta técnica puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte

La supervivencia marca un extenuante rutina diaria caminar para comer caminar para beber la escasez se ceba con los miembros más débiles esta hembra de bajo estatus siempre a la cola del grupo es una de las primeras en caer los leones también se enfrentan al hambre ya una creciente desesperación un factor pero siempre es mejor que nada la manada prepara el ataque y rodea los matorrale, todos se preparan para evitar la huída si cierran las vías de escape el fa cocero estará acabado una de las leonas lo conduce a la trampa la unión desaparece cuando llega el momento de repartir el botín si el trofeo es pequeño el macho dominante siempre impone su ley

BÚFALOS CONTRA LEONES

Enormes manadas vagan por las bastas praderas africanas en una interminable búsqueda de alimento Los búfalos de El Cabo están atrapados en una batalla interminable con los mayores depredadores de las llanuras

Los búfalos tienen a su favor el tamaño, la fuerza y el número, pero los leones son maestros del acecho y la emboscada A través de las estaciones, con sus espectaculares cambios, desvelaremos las tácticas de estos poderosos adversarios en el viaje de los búfalos hacia el peligro “Viaje hacia el peligro” “Búfalo contra león” Botsuana es un país sin salida al mar situado en África austral

Es febrero, el apogeo de la estación lluviosa Grandes charcas de agua, y una exuberante vegetación cubren las llanuras Para la fauna, es una época de abundancia El norte de Botsuana tiene la mayor densidad de elefantes de África En esta época del año disfrutan de la oportunidad de beber, bañarse y relajarse

Los elefantes necesitan beber alrededor de 100 litros de agua al día; gracias a las lluvias no tienen que viajar lejos para saciar su sed Los nenúfares están en plena floración, y hay un ave que hace un uso muy especial de sus hojas; la jacana africana Los dedos increíblemente largos de sus patas le permiten repartir su peso uniformemente, y caminar por las hojas mientras busca alimento Y cerca de allí, una gran nube de polvo anuncia la llegada de algunos de los pesos pesados de África El búfalo africano es conocido también como búfalo de El Cabo

Se encuentra por toda África, y suele vivir en grandes manadas, en los bosques o en las llanuras Los búfalos de El Cabo son de los búfalos mas grandes del mundo Puede pesar hasta una tonelada, y sus cuernos pueden alcanzar casi un metro de envergadura Los cuernos varían dependiendo del sexo Los de las hembras son más pequeños, y brotan en los lados

Los cuernos de los machos son más grandes, y se ensanchan en la frente formando un denso escudo llamado jefe Los machos utilizan los cuernos para pelear, especialmente en esta época del año La estación lluviosa es la temporada de apareamiento del búfalo de El Cabo Un macho busca pareja Utiliza su sentido del olfato para intentar encontrar a una búfala que esté en celo y lista para aparearse

Aun a pesar de haber encontrado a una posible pareja, los intentos de apareamiento no siempre tienen éxito La hembra intenta zafarse de él, y hay machos altamente competitivos que se interponen constantemente en su camino Mientras tanto, otros miembros de la manada se relajan A los búfalos no les gusta el calor, y los baños les ayudan a refrescarse Los baños de barro son igualmente importantes

Una capa de barro protege a los búfalos del calor del Sol y de los insectos Los búfalos tienen a menudo compañía, unos pequeños pájaros llamados picabueyes Reciben ese nombre porque es precisamente eso lo que hacen; arrancan, picoteando las garrapatas y los parásitos que infestan a los búfalos Los picabueyes proporcionan un servicio de limpieza integral En la cornamenta, alrededor de los ojos, en el interior de los oídos

Nada se pasa por alto, incluso en los orificios nasales Pero también pueden causar problemas A los picabueyes no solo les gustan los insectos, también les encanta el sabor de la sangre Si encuentran un corte o una costra los picotean, de manera que las heridas pueden tardar mucho tiempo en curarse Los picabuenes son a la vez amigos y enemigos

La estación lluviosa es la temporada de apareamiento del búfalo de El Cabo, y las manadas reciben con los brazos abiertos a los recién llegados Este becerro nació hace tan solo un par de días Aún conserva el cordón umbilical La cría empezó a caminar nada más nacer, y sigue a su madre a todas partes Durante un periodo aproximado de dos meses, el becerro se sustentará exclusivamente con la leche de su madre

Gracias a las lluvias, las llanuras están repletas de la exuberante hierba que las madres necesitan para producir leche Pero la vida de los búfalos está a punto de cambiar radicalmente La estación seca comienza en abril, y durante seis meses no habrá lluvia Las charcas de agua se secan, los árboles se convierten en esqueletos, la hierba se marchita, los días de una vida más fácil terminan Un baobab es el testimonio del hambre que asedia a los animales Los elefantes han arrancado una gran sección del tronco de árbol Al desaparecer el sustento, su hambre es tan intensa que recurren a comer corteza

Las manadas de elefantes se ven abocadas a una búsqueda constante y desesperada de comida Ramitas, hojas secas Comerán cualquier cosa que encuentren

Se ven obligados a recorrer enormes distancias bajo el Sol abrasador para encontrar alimento Las condiciones implacables pueden ser especialmente duras para los miembros jóvenes de la manada Dos adultos dejan de caminar Una cría se ha desplomado en el suelo, exhausta por el calor, el hambre y la sed Los adultos intentan levantarla, pero el joven elefante no puede responder a ningún tipo de ayuda

Los adultos no pueden hacer nada El joven elefante pierde su batalla por la vida, y la estación seca se cobra otra víctima Para los búfalos, ha llegado también la hora de ponerse en marcha El polvo asciende, y el suelo retumba cuando una multitud de manadas comienza un gran viaje migratorio Van en busca de un sitio en particular, una extensa área de pastizales en una cuenca hidrográfica cerca del río Chobe, en el norte de Botsuana

Este es un lugar lleno de promesas Aunque aquí también es la estación seca, sigue habiendo pasto y agua en abundancia Esta es la cuenca hidrográfica del río Chobe durante la estación lluviosa Cuando llega la estación seca el nivel de las aguas desciende, dejando al descubierto las riberas del río La hierba fresca empieza a crecer en las riberas, y es un sustento fundamental para los animales de pasto

El río Chobe crece debido a la enorme acumulación de agua de lluvia a mil kilómetros de distancia, en Angola El río discurre a través de las llanuras, y no se seca Nutre a las hierbas y atrae a un gran número de animales de pasto Durante la estación seca, los búfalos llegan en masa, en busca de agua y comida Forman varias manadas gigantes, cada una con más de mil individuos

Entre ellos están las crías nacidas en la estación lluviosa Sus cuernos han empezado a crecer, y ahora comen alimento sólido Con tan abundancia de hierba y agua esto puede parecer un paraíso para los búfalos; pero su viaje les ha traído a un territorio peligroso Este es el hogar del mayor depredador de África En la cuenca hidrográfica del río Chobe viven varias manadas de leones, y para estos grandes félidos, la estación seca es su época de abundancia

El tiempo de relax se ha terminado Un flujo constante de presas potenciales llega hasta la misma puerta de su casa Los búfalos no saben que están siendo vigilados, y los leones se están acercando Una leona encabeza la marcha, y pronto es divisada Los otros leones están mucho más lejos

Pero en vez de huir, los búfalos se enfrentan a sus agresores Uno de los miembros de la manada rompe filas y ataca Los leones se reagrupan, pero los búfalos vuelven a atacar Es una batalla táctica El león es uno de los depredadores más fuertes de África, y prefiere atacar por detrás

Cuando cazan animales grandes saltan sobre su espalda y los derriban Los búfalos contrarrestan esta táctica enfrentándose a sus atacantes, y utilizando su superioridad numérica Pero la táctica de los búfalos puede ser contraproducente Al hacer frente al ataque, los búfalos forman una barrera defensiva y avanzan; pero cuando atacan, algunos miembros quedan separados de la manada, y se convierten en el objetivo de los leones Los búfalos se reagrupan constantemente, y recomponen su formación de contraataque

La batalla táctica continúa Lentamente, la manada avanza, y no da a los leones ninguna oportunidad de atacar por detrás Los leones siguen intentando romper la formación defensiva de los búfalos Pero no lo consiguen Finalmente, los leones están exhaustos y abandonan la cacería

Esta vez, la formación defensiva de los búfalos ha sido un éxito Durante la estación seca hay varias charcas de agua en la cuenca hidrográfica del río Chobe; secciones fragmentadas del propio río Las aves acuden en bandada para alimentarse de peces que no tienen ninguna posibilidad de escapatoria Una espátula africana agita frenéticamente la cabeza en el agua Cuando un pez toca su pico, lo cierra automáticamente y lo deglute

Una garceta negra utiliza sus alas a modo de sombrilla para bloquear la luz del Sol reflejada en el agua, y así poder ver a los peces más fácilmente También le ayuda a atraerlos hacia la sombra que proyecta El pigargo vocinglero es un cazador más oportunista Observa cuidadosamente a las otras aves Un Tántalo africano captura una presa de gran tamaño, pero no le dura mucho tiempo

En ocasiones, robar el alimento a otro requiere mucho menos esfuerzo Estamos a mediados de octubre, y las primeras luces del alba iluminan las orillas del río Chobe Una manada de búfalos se dirige lentamente hacia una zona de matorral y árboles de pequeño porte Pronto cae un sol abrasador A los búfalos no les gusta el calor, y buscan refugio durante las horas más calurosas del día

En poco tiempo no queda ni el más mínimo espacio de sombra libre A medida que la temperatura supera los 40 grados centígrados, muchos otros animales buscan también una sombra bajo la que cobijarse, incluidos los leones Bajo el sofocante calor diurno, la batalla entre leones y búfalos queda en suspenso temporalmente; pero solo hasta la caída de la tarde Cuando el aire refresca, los búfalos emprenden el camino de vuelta a la llanura La mayor parte de su alimentación la llevan a cabo entre las horas el crepúsculo y el amanecer

Los leones cobran vida por la noche también Estos dos machos rondan los tres años de edad, y son inseparables A medida que el Sol comienza a ponerse se encaminan con parsimonia lentitud hacia la orilla del río Son compañeros de caza, y se preparan para la larga noche que tienen por delante Primero sacian su sed, luego fijan su objetivo, una manada de búfalos que se alimenta en silencio junto al río

Ahora comienza el juego de la espera Al caer la noche, los escasos animales nocturnos salen de su escondite, como este serval Sus grandes orejas captan hasta los sonidos más débiles en la oscuridad El puercoespín de El Cabo está cubierto de afiladas púas Son una excelente defensa contra los depredadores

Aparece también un grupo de hipopótamos Durante el día, los hipopótamos permanecen en el río para refrescarse, pero cuando se pone el Sol salen a alimentarse

Los cachorros de león corretean por la llanura Ahora que hace más fresco, reina un ambiente mucho más animado en el seno de la manada Los cachorros apenas tienen dos meses de edad, y todavía son muy juguetones Uno parece especialmente interesado en jugar con su madre, y no le concede la menor tregua; para gran disgusto de su madre La noche

transcurre plácidamente Cuando el Sol comienza a ascender, una manda de búfalos se congrega en la orilla Uno de ellos empieza a cruzar el río, y los demás lo siguen parsimoniosamente

Una cría, con los ojos abiertos de par en par, lucha por mantener el ritmo Los cabecillas de la manada alcanzan la otra orilla del río, a escasos metros de distancia de los dos leones machos Permanecen agazapados en el suelo, fuera de la línea de visión de los búfalos Han esperado toda la noche para este momento Se mantienen inmóviles como estatuas

Ajenos al peligro, los búfalos se acercan Ahora apenas hay diez metros de distancia entre ellos Ocupados con su alimentación, los búfalos bajan completamente la guardia Finalmente, un búfalo presiente el peligro justo cuando los leones inician la maniobra de ataque La manda huye presa del pánico, y un búfalo cae en medio del caos

Uno de los machos se abalanza sobre él, mientras el otro apresa a una cría en el agua La caza ha terminado casi tan pronto como empezó A salvo, al otro lado del río, el resto de la manada no puede hacer otra cosa que observar La caza demuestra el extraordinario sigilo y destreza de los leones Agachados pacientemente durante horas, en un pequeño declive del terreno, los leones permanecen camuflados y ocultos a los ojos de los búfalos

Cuando los leones atacan por sorpresa, los búfalos, presa del pánico, no adoptan su posición defensiva En medio del caos, los leones localizan los objetivos más débiles: un adulto caído, y un becerro Esta confrontación constituye una victoria táctica para los grandes felinos Los leones trasladan su presa a un lugar más aislado para alimentarse Cerca de ellos hay seis leones más

Son un grupo de jóvenes compuesto por dos machos y cuatro hembras, cada uno entorno a los dos años de edad Hace poco que abandonaron la compañía de sus padres, y son cazadores relativamente inexpertos Ahora aguardan para aprovechar los restos que los dos machos tengan a bien dejarles Sus bostezos son un signo de cuán hambrientos están los jóvenes leones Tienen que dejar que los dos machos terminen de alimentarse

No obstante, uno de los jóvenes se muestra visiblemente impaciente Un rugido es suficiente para ponerle de nuevo en su sitio Sin embargo, otro miembro del grupo decide que ya ha esperado bastante por unas simples sobras Con los ojos fijos en la manada, parece que la joven leona va a intentar cazar su propio búfalo; y algunos de los jóvenes leones deciden unirse a ella Sin embargo, esta vez el búfalo puede ver exactamente dónde están sus adversarios

La manada se retira, pero los búfalos no se dejan llevar por el pánico Como los leones no los han pillado desprevenidos, se reagrupan rápidamente y se vuelven para hacer frente a sus atacantes Un grupo de machos forma una barrera defensiva Las posibilidades de que los leones salgan victoriosos en esta batalla son muy remotas Para colmo de males, un elefante aparece en escena lanzando su propia advertencia

Los jóvenes e inexpertos leones se ven superados por la situación Por el momento, parece que tendrán que conformarse con la sobras Al día siguiente sin embargo, parece que los jóvenes leones esperan otra oportunidad para perfeccionar sus habilidades de caza Un pequeño grupo de búfalos pasta apaciblemente Tal vez esta sea una batalla que los leones puedan ganar

De momento, se ponen a cubierto detrás de los arbustos Sin darse cuenta, los búfalos se encaminan lentamente hacia los leones, en busca de un poco de sombra bajo los árboles Ahora los leones podrían pillarlos por sorpresa Los grandes felinos inician su maniobra, pero vacilan Ahora han perdido completamente el elemento sorpresa

Estos búfalos son viejos machos curtidos, y poseen una enorme fuerza, incluso en pequeños grupos Los búfalos machos forman a menudo manadas de solteros La inexperiencia de los jóvenes leones se pone una vez más de manifiesto A estos grupos conviene evitarlos a toda costa Los búfalos tienen ahora la sartén por el mango; ahora son los leones los que están bajo asedio

Para estos grandes felinos hambrientos es otro día decepcionante Estamos a finales de octubre, y la estación seca está en su apogeo

Los elefantes patean el suelo para escarbar lo poco que queda de hierba Esta cría de elefante se alimenta de cualquier cosa que los adultos puedan reunir; y esta jirafa se estira al máximo en su búsqueda de alimento Al atardecer, una manada de búfalos cruza como de costumbre la llanura Pero uno se ha quedado atrás, cobijado a la sombra de un árbol Es viejo y frágil, y ya no puede mantener el paso del resto de la manada

Una leona del grupo de jóvenes observa atentamente, y parece consciente de la difícil situación en la que se encuentra el viejo búfalo El búfalo parece no darse cuenta del peligro todavía; mientras, la leona se aproxima lentamente De repente, el búfalo se percata del peligro Pero no hay otros búfalos cerca para ayudarle a defenderse Haciendo acopio de sus últimas fuerzas

huye, pero la leona le da alcance con facilidad, y a ella se ha unido otro miembro de la manada El viejo búfalo se encuentra en una situación desesperada Una de las leonas trata de colocarse en su posición de ataque favorita

El búfalo defiende su posición, pero a medida que llegan más leones, es evidente que tiene la batalla perdida La tentativa de caza de los jóvenes leones, finalmente tiene éxito, y el resto de la manada se une al festín Cuando un búfalo pierde su fuerza y el apoyo de su manada, sus días están contados El final es inevitable En noviembre, los cambios se perciben en el aire

Densas nubes recorren el cielo. Después de seis meses, la lluvia cae finalmente con fuerza sobre la tierra seca y polvorienta El búfalo puede ahora salir de este lugar peligroso, y regresar a las planicies relativamente seguras del norte de Botsuana Para los leones en cambio, representa el fin de la época de abundancia Para sobrevivir a la temporada seca, el búfalo no puede evitar entrar en conflicto con los leones

A lo largo de las estaciones, eternamente cambiantes, la batalla entre leones y búfalos nunca llega a su fin El año próximo el búfalo regresará, para emprender una vez más su viaje hacia el peligro